Mestizos Magazine

Volver
Alt de la imagen

5 deportes outdoor que podrías practicar con tu perro…

junio 7, 2018 by Isabel Pinto en Mestizos Magazine

Cada día realizamos más actividades con nuestros animales, como deportes al aire libre, pero no es llegar y ejercitarlos de una sola vez; hay que saber cuáles son adecuados para ellos y las medidas que debemos tomar.

Por Isabel Pinto G.

Partamos de la base que un perro cansado es un perro feliz. La pregunta es, ¿cómo necesita cansarse? Subir un cerro, ir a un parque, explorar, buscar, jugar, son conductas muy beneficiosas. Pero tener al perro persiguiendo una pelota durante tres horas en una plaza lo va a dejar agotado físicamente y trae consecuencias importantes desde el punto de vista del comportamiento; “son perros obsesivos, compulsivos, muy ansiosos, que sólo saben ser hiperkinéticos. Queda cansado pero no ejercita la mente, simplemente corre detrás de una pelota, no lo estás agotando de la cabeza. Hay que agotarlos con conductas adecuadas para él”, señala el etólogo y médico veterinario Vicente Celedón.

Por eso, no todas las actividades son para todos los perros, tal como los deportes no son los mismos para todos los seres humanos. La idea es profundizar en las opciones disponibles y empatizar con lo que tu perro más disfrutaría.

Lo primero es que no tengan patologías o lesiones diagnosticadas, que no presenten cojeras. Es necesario que manifiesten una condición física adecuada y acorde a la actividad a realizar. Hay perros que son sedentarios, que viven en casas con patio y no salen a pasear, o bien están todo el día en un departamento y sólo bajan a hacer sus necesidades, por lo que “es importante que, siempre que un perro haga más deporte, vaya al veterinario. Si quieres que tu perro sea más atleta creo que es importante un chequeo previo, nunca va a estar de más y en el fondo tú también te quedas tranquilo porque tu perro lo está. Además, en un animal que es atleta o que hace más ejercicio es importante descubrir si tiene alguna lesión y preocuparse de la nutrición; en todo eso te puede orientar un especialista, porque la nutrición varía dependiendo del tipo de actividad’’, destaca Camila Sepúlveda, fisiatra de Kinezoo.

Celedón también recomienda hacer un chequeo, pero hace un llamado a ponerse en el lugar de los animales. “La mayoría de las personas sabe antes de empezar a hacer un deporte si su perro tiene lesiones o no; el problema es que no las considera, y ahí aparece el tema de la generosidad: ponte en el lugar del perro. Si a ti te duelen las rodillas, no quieres subir un cerro, pero al perro no le queda otra opción, te va a acompañar igual, va a correr porque lo disfruta y está feliz contigo, pero se está lesionando más, le está doliendo y le estás generando un problema a futuro”.

Actividades humano-perro

1-. TREKKING EN EL CERRO

Si te gusta ir al cerro con tu perro, lo ideal es que camine, que no trote todo el tiempo, darle sus momentos de descanso bajo la sombra para hidratarse. “Ir al cerro es un ejercicio intenso, las articulaciones se van estresando de distinta manera. Por ejemplo, cuando un perro sube una pendiente los miembros posteriores deben hacer un mayor esfuerzo para ir ayudando a avanzar. En las bajadas el mayor peso va hacia adelante, por lo que los miembros anteriores deben asumir más carga. Los planos inclinados determinan hacia qué lado del cuerpo del animal va mayor carga de peso, por eso es importante verificar que no tengas lesiones”, explica la fisiatra.

“El otro día subí el cerro con mi perro e hicimos cuatro paradas. Si ves que tu perro está cansado, debes a parar; ellos van a seguir porque están con la adrenalina a full, pasándolo increíble y podrían correr de arriba a abajo todo el día, pero es importante enseñarles a parar, que tomen un respiro. Eso es clave desde el punto de vista del comportamiento, porque no todo es actividad, no todo es intensidad, no todo es hiperactividad. Las paradas deben ser de 15 a 30 minutos para que el perro alcance a descansar; le pones la correa, te ubicas bajo la sombra y le pones un plato con agua, así pueden regular la temperatura e hidratarse bien”, explica Vicente Celedón.

2-. TROTE Y RUNNING

Puedes comenzar en las mañanas con este ejercicio, el que acompañado de una sana alimentación mantendrá a tu perro tranquilo el resto del día. Debes tener en cuenta realizar tres o cuatro paradas obligatorias para que el perro tome agua, haga pipí, olfatee y descanse, independiente que tenga la capacidad para correr mucho más, ya que necesita descansar.

3-. AGILITY

El agility consiste en la superación de varios obstáculos por parte del perro, el que siempre es guiado por un conductor guía. Vicente Celedón aclara que es un buen deporte físico, sin embargo, “cuando estás compitiendo con un animal lo estás sometiendo a ejercicios físicos que son muy al límite y no necesariamente positivos para ellos. Debiera existir una categoría de ‘fungility’, donde lo pases bien con tu perro, una especie de agility recreacional donde le enseñes a saltar cosas y pasar por un túnel; eso es muy bueno tanto para el dueño como para el perro, tienes vínculo, comunicación, estimulación física y sensorial, es súper rico. Pero cuando lo pones a nivel de competencia la gente es incapaz de entrenar sin competir, aunque sea consigo mismo, para hacer un mejor tiempo. Hacen competir al perro, lo fuerzan, y así se producen las lesiones, ya que las curvas y a las velocidades que las toman esos perros generan una tensión física y muscular. Pueden hacerlo, pero a qué costo”.

4-. TROTE AL LADO DE LAS BICICLETAS

Para Camila Sepúlveda, esta es una actividad que no comparte. “Para mí no es un deporte para el perro, ya que éste tiene que ir al ritmo de la persona y no puede descansar. Si uno va a hacer un deporte con su mascota tiene que ir a su propio ritmo, nunca forzarla ni apurarla. No es un buen ejercicio, no lo recomiendo, porque al llevarlo amarrado a la bicicleta el perro podría tener alguna lesión cuya molestia o dolor esté aguantando, pero al obligarlo a ir a un ritmo que no es el suyo puede acelerar una lesión o hacerlo sentir un mayor dolor”.

Debemos tener en cuenta que al ir arriba de una bicicleta tenemos una ventaja comparativa; si fuéramos caminando vamos a la par, pero cuando uno va en bicicleta debe ser generoso con el perro, darle pausas, dejarlo descansar, olfatear y marcar. La capacidad física tiene un límite y hay que respetarlo, no andarlos arrastrando, es necesario ser generoso, ir mirándolos, conocer a tu perro y si lo ves cansado, parar un ratito.

5-. DEPORTES EN AGUA

El nado es un deporte muy bueno para los perros, pero es súper importante que sea el perro el que quiere meterse al agua, “no que tú lo obligues, porque ahí le generas susto, y cada vez que te acerques a tomarlo cerca de una orilla, el perro saltará lejos de ti. La manera correcta para que aprenda es que tú te vayas metiendo de a poco, lo llames desde adentro sin alejarte demasiado, porque no quieres que entre con desesperación a buscarte porque se siente abandonado, eso también es malo. Lo ideal es que haya orilla, que el ingreso al agua sea gradual. A muchos perros la piscina los asusta porque no saben cuál es la profundidad; irse metiendo por la orillita siempre les favorece, y como deporte es buenísimo”, dice el fundador de Dog Teacher.

CUIDADOS EN VERANO E INVIERNO

El médico veterinario menciona que en verano hay que tener cuidado con tres cosas.

1.- Los perros se deshidratan mucho más fácil, porque en el ejercicio físico se transpira mucho, por lo que la pérdida de agua es mucho mayor y hay que hidratarlos.

2.- Temperatura del suelo. Recuerden que las piedras y pavimento se calientan, lo ideal es salir en la mañana.

3.- Hay que tener mucho cuidado con las espigas del trigo o del pasto, ya que se les clavan en los cojinetes, se entierran y se les puede generar un absceso. Siempre hay que revisarles los cojinetes, ojos y orejas.

En invierno en los cerros puede haber nieve, y los perros pueden presentar quemaduras en los cojinetes. “En este caso recomiendo el uso de zapatos, pero se debe habituar antes al perro, ponérselos un ratito para que se vaya acostumbrando. En ambas estaciones pueden producirse cortes en los cojinetes, que con reposo y crema de matico se sanan, no es necesario ir a urgencia por un corte en esta zona. Además, a medida que más cerros van subiendo esos cojinetes se van poniendo más duros; sin embargo se debe tener cuidado con las rocas filosas y con los alambres púas. Se debiera llevar un kit básico de cuidado que tenga sistema de compresión, parche, venda, algo con lo cual detener algún tipo de hemorragia. Eso es lo más importante si es que no eres médico veterinario”, agrega Celedón.

PREVENCIÓN DE LESIONES

Los especialistas pueden enseñar a los dueños a aplicar terapias de frío y calor, sobre todo en un perro que va a practicar algún deporte de manera frecuente. Este tipo de procedimientos disminuyen la posibilidad de lesiones. “Por ejemplo, antes de hacer deporte puedes elongar a tu perro, aplicarle calor en la musculatura. Pero esto te lo tiene que enseñar un médico veterinario, fisiatra, él te indica los grupos musculares, si hay que elongarlos o no, si hay que aplicar calor. Lo mismo pasa con el frío. La inflamación es un aumento de calor, por lo tanto no puedes colocar más calor, ahí lo que se hace es poner frío, el especialista te va a decir cuánto tiempo, qué utilizar, dónde y cómo”, finaliza Camila Sepúlveda.

RESTRICCIONES

* En perros con sobrepeso. “Es súper importante que los animales hagan ejercicio; el tema clave es qué hacer y la duración. Los pacientes con sobrepeso tienen que caminar en un plano normal, por la calle; en un suelo de cemento, tierra o pasto, que sea adherente y en el cual no se resbalen; una caminata de 10 a 15 minutos y volver, si es verano siempre por la sombra, nunca bajo el sol, ir dándoles agüita”, dice la fisiatra.

* Perros braquicefálicos. “Nunca hacer actividades bajo el sol, ni tampoco en las horas de más calor, y siempre acompañados de agua. Soy bien estricta con ellos; lo ideal es llevarlos al parque, una plaza o a la playa, pero no recomendaría llevarlos a un cerro”, agrega la médico veterinario.

Celedón señala que “’dependiendo de la raza, no es recomendable que coman mucho antes de iniciar el deporte, para prevenir una torsión vólvulo gástrica. Lo ideal es que tengan ingestas pequeñas de comida antes realizar algún tipo de ejercicio”.

Si quieres hacer trekking junto a tus perros puedes unirte a Adventure Dogs Trekking, una comunidad que busca la recreación al aire libre junto con mascotas en un ambiente sano y amigable para ambas partes. Más información en www.adventuredogs.cl

 

 

 

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *