ajolote Pexels
Actualidad Animal

Ajolote: El animal en peligro de extinción que puede regenerar sus extremidades

Relacionado con el Dios del Fuego, este anfibio mexicano es capaz de regenerar sus extremidades y órganos de una manera muy particular.

El ajolote -o Axolótl- mexicano (Ambystoma mexicanum) es un anfibio acuático de hasta 30 cm. que aun adulto conserva su aspecto de renacuajo. Su nombre se deriva de una leyenda mexicana relacionada con la muerte del Dios del fuego. Es reconocido por su increíble capacidad de regeneración y su peligro de extinción.

El ajolote es el único vertebrado que tiene la capacidad de regenerar sus extremidades como patas y cola; con nervios, músculos y huesos. Así mismo parte de sus órganos vitales como el corazón, el cerebro, la medula espinal, además puede restaurarse heridas cutáneas sin dejarse ningún tipo de cicatriz.

Un equipo de científicos descubrió que el ajolote tiene el genoma más grande que se ha registrado; incluso mucho más que el del humano, teniendo 32.000 millones de pares de bases de ADN, 10 veces mayor que del humano; el cual posee 3.200 millones de pares de bases de ADN.

Cuando el anfibio pierde una extremidad, se le forma un coágulo de sangre en la herida, haciendo que las células se organicen para cubrir la herida en tan solo un día. Después los tejidos proceden a formar un blastema (una masa de células) que puede tener la capacidad de transformarse en un órgano o extremidad.

Este anfibio vive en un espacio de 10 kilómetros cuadrados del complejo lacustre de Xochimilco, al sur de la Ciudad de México. No se sabe con exactitud cuántos ejemplares conviven en la zona, sin embargo, es una especie en peligro crítico de extinción.

La posible desaparición de este animal en su habitad natural se debe principalmente a la contaminación de estos canales, además de los peces carpas y tilapias, los cuales fueron introducidos a este ecosistema de manera artificial, con fines económicos por su rápida reproducción.

A principios del año 2000, se estimaba una población de 6,000 axolotes por kilómetro cuadrado, sin embargo, para el año 2014, se consideraba que existían menos de 37 axolotes por kilómetro cuadrado en su hábitat natural.

A pesar de que haya múltiples programas y proyectos para garantizar la supervivencia del ajolote, los científicos del Instituto de Biología (IB) de la UNAM afirman que liberarlos en su habitad natural es una muerte segura, puesto que es imposible garantizar la supervivencia de la especie en esta localidad, por las razones que mencionamos anteriormente.

Los ajolotes son una especie sumamente sensible al ambiente, temperatura y estrés, además a diferencia de otros anfibios en su vida adulta su habitad es la tierra, para los ajolotes es el agua, haciéndolos carnada para las especies invasoras.

Por Veronica Cardona De Santiago

Foto de Split Gill Studio en pexels.