Actualidad Animal

Alarmante estudio advierte que los océanos se están quedando sin peces

De acuerdo al informe de la FAO, las costas de Chile son unas de las más afectadas a nivel mundial.

Los océanos de nuestro planeta se encuentran severamente amenazados. Por un lado está la contaminación debido a la gran cantidad de plástico que arrojamos a estos ecosistemas, mientras que por otro lado, la sobrepesca pone en serio riesgo la sobrevivencia de las especies marinas que habitan en los mares.

Un reciente informe de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), titulado The State of World Fisheries and Aquaculture, advierte que la pesca a nivel mundial aumenta considerablemente, muy por encima de la capacidad de regeneración de las especies marinas. Además, la acuicultura llevada a cabo de forma sostenible no alcanza a cubrir la creciente demanda del planeta.

Según el estudio, el 33,1 por ciento de las especies marinas con valor comercial son explotadas de forma no sostenible. Cabe recordar que en el último informe entregado por la FAO, esta cifra llegaba al 31 por ciento de las especies comerciales.

«El nuevo informe de la FAO es desalentador: demuestra que el mundo tiene mucho camino por recorrer hacia la gestión sostenible de los océanos. El número de pesquerías con sobrepesca ha aumentado en los últimos años y las capturas globales continúan descendiendo pese a que las técnicas extractivas son cada vez más sofisticadas y agresivas. Este nuevo informe sólo es un punto más en una línea de tendencia inquietante. La sobrepesca y el uso de artes destructivas, la degradación de los hábitats, la contaminación y la visión a corto plazo han reducido la cantidad de pescado salvaje. Y estos mismos problemas siguen amenazando la salud del océano y de las especies que viven en él», señaló Andrew Sharpless, consejero delegado de Oceana.

Lo más inquietante, por lo menos para nosotros en esta parte del mundo, es que las costas de Chile y Argentina son unas de las que más sobrepesca presentan a nivel planetario, luego del Mar Negro y el Mediterráneo. Ante esto, se hace urgente la toma de medidas serias y responsables para controlar la extracción de recursos marinos desde los océanos, para así comenzar a reducir el impacto ecológico que hemos causado en el planeta.