tinder animales
Actualidad Animal

Animales abandonados en pandemia buscan dueños en Tinder

Un refugio de animales en Múnich, Alemania, publica perros y gatos en la aplicación de citas, ya que durante el confinamiento los alemanes adoptaron cientos de miles de animales, muchos de los cuales han sido abandonados.

«No soy alguien para una noche»: para muchos de los que miran a los ojos de Paris, en Tinder, seguramente es amor a primera vista. Y luego está esta autodescripción en su perfil de la aplicación de citas: «Conductor entusiasta que vivió un tiempo en Grecia, inteligente, fiel y leal. Su último llamamiento seguro hace derretir muchos corazones: ¡Déjame ser tu protector!» Solo que Paris es un perro. Y vive en un refugio de animales en Múnich.

«La idea se le ocurrió a una agencia de marketing de Múnich. Seleccionamos y creamos siete perfiles de gatos y siete de perros», explica Kristina Berchtold, de la Asociación para el Bienestar Animal de Múnich. «El algoritmo reconoció a los animales y los bloqueó. Pero tras una conversación, Tinder volvió a desbloquearlos a todos, e incluso nos regaló publicidad», añade en entrevista con DW.

Una idea creativa para un fenómeno de abandono de animales
Así, los perros Harcos y Joshi, y la gata Saskia, no buscan una aventura fugaz en la plataforma de citas, sino una relación estable a largo plazo. Los que coincidan con ellos podrán conocer y querer de verdad a los amigos de cuatro patas en el refugio de animales de Múnich. Actualmente, 1085 animales viven allí, entre ellos erizos, aves acuáticas e incluso zorros, pero, sobre todo, gatos y conejos. Lo que muchos de ellos tienen en común: la falta de suerte en la relación anterior con sus dueños, un triste fenómeno que, a menudo, comenzó a producirse durante un confinamiento por el coronavirus.

«Con esta campaña también queremos llamar la atención sobre los animales abandonados. Sobre todo los animales con problemas, enfermos y ancianos, que han ido a parar cada vez más a menudo a los refugios de animales desde el comienzo de la crisis del coronavirus», señala Berchtold en DW.

Fuente: Deutsche Welle