caballos carabineros
Actualidad Animal,  Mestizos Magazine

Caballos en manifestaciones “La exposición a gases y fuego son uno de los factores más estresantes para los equinos”

El uso de caballos de Carabineros en manifestaciones ha generado profundo pesar en quienes aman a los animales. En este contexto Colmevet (El Colegio Médico Veterinario de Chile), de los efectos que esto podría tener en los equinos.

‘’Existiendo tecnología disponible actualmente en nuestra fuerza policial, así como un amplio abanico de vehículos policiales para restablecer el orden público, no parece justificable exponer a animales a ambientes de alto riesgo y peligrosidad”, señalan desde el Colmevet, en rechazo al uso de caballos para repeler manifestaciones, hecho que hemos podido ver con aún mayor frecuencia tras el estallido social del 18 de octubre de 2019.

Los animales se han visto expuestos a los gases lacrimógenos que utilizan los miembros de la institución y a todo tipo de elementos que lanzan los manifestantes. El llamado es enfático a Carabineros de Chile, “a no exponer innecesariamente a los animales ni utilizarlos en situaciones de confrontación con la ciudadanía’’.

En relación a la exposición de los animales a los gases lacrimógenos, COLMEVET, explica que ‘’la evidencia científica no es concluyente, pero si preocupante. Parte de la escasa información disponible, señala que la reacción de estos animales ante los gases lacrimógenos sería inferior al efecto que se produce en las personas. Sin embargo, se ha evidenciado que durante el entrenamiento de estos animales, la exposición a gases y fuego, son uno de los factores más estresantes para los equinos’’. Así también destacaron que la sensibilidad auditiva de los caballos es mayor a la de los humanos.

El Departamento legal del Colegio Médico Veterinario solicitó a Carabineros que le informen sobre los protocolos de manejo y bienestar animal utilizados por la Escuela de Caballería y los criterios que se ocupan para decidir la presencia de los caballos en las manifestaciones.

¿Es maltrato animal?

La médico veterinario, María José Ubilla, se refiere al caso de maltrato en contra de un caballo de la Escuela de caballería de Carabineros por parte de un funcionario de la institución en el marco de las manifestaciones. ‘’No es necesario ser médico veterinario para constatar el grave caso de maltrato difundido en redes sociales, en el cual un carabinero realiza una acción abusiva directa en contra de un caballo de la escuela de caballería de la institución. Sin embargo, como profesional, dedicada desde hace varios años al área de comportamiento, bienestar, bioética y protección animal, puedo aseverar que nos enfrentamos a un actuar agresivo, intencionado y que debería ser sancionado como maltrato animal’’.

La académica de la Escuela de Medicina Veterinaria, Universidad Andrés Bello, explica que el estado emocional de un individuo es el resultado de la interacción entre la actividad fisiológica y la evaluación cognitiva de la situación. ‘’Los animales manifiestan una serie de emociones, tales como el sufrimiento (estado mental que puede surgir por dolor físico o por estrés), el miedo (respuesta emocional ante un peligro actual o potencial), la ansiedad (emoción que depende de la habilidad para predecir un riesgo futuro, basado en estímulos recientes y en experiencias previas), o la frustración (sucede cuando los animales se enfrentan a un conflicto que a pesar de sus intentos no pueden resolver). Probablemente, el equino maltratado experimentó cada una de estas emociones negativas, sumado a la molestia y dolor causados por la acción directa de golpes’’.

El maltrato a los animales comprende una gama de comportamientos que causan dolor innecesario, sufrimiento o estrés al animal, desde la negligencia en los cuidados básicos hasta el asesinato malicioso e intencional; ambas formas de maltrato, directo o indirecto, pueden causar serias afecciones físicas, como también alteraciones mentales y conductuales en las víctimas. Además, se considera un problema social humano, dada la clara asociación entre actos de maltrato contra animales y conductas violentas y delictuales hacia personas.

La también etóloga, especialista en comportamiento animal, agrega que ‘’el maltrato animal, ya sea directo o indirecto, es penado por la legislación chilena. Desde el año 1989 se considera un delito en el artículo 291 bis del código penal, además en la Ley 20.380 sobre protección de animales, promulgada el 2009, se establecen normas destinadas a ‘conocer, proteger y respetar a los animales como seres vivos y parte de la naturaleza con el fin de darles un trato adecuado y evitarles sufrimientos innecesarios’, sumado a que desde agosto del año pasado el artículo 36 de la Ley 21.020 realiza una modificación al artículo 291 bis del código penal, incluyendo el maltrato indirecto como delito y la inhabilidad absoluta perpetua para la tenencia de animales en casos de maltrato’’.

Finalmente, María José Ubilla destaca que ‘’es tarea de la sociedad civil y desde la medicina veterinaria denunciar el maltrato, de manera de ir generando mayor sensibilización a las policías y Ministerio Público en estas temáticas. Urge la prevención de estos actos y sanciones efectivas, en pro del bienestar animal y de la construcción de una mejor sociedad’’.

Pero no sólo el Colegio Médico Veterinario a expresado su postura. El Comité Institucional de Cuidado y uso de Animales (CICUA), de la Universidad de Chile, manifestó su ‘’preocupación sobre el daño al bienestar de los animales, el que se ha visto afectado como consecuencia de los enfrentamientos en las protestas». Así también, en el marco de su labor dedicada a velar por el cuidado y bienestar animal, ‘’manifestamos nuestro profundo rechazo al uso constante de gases disuasivos que causan grave daño a perros, caballos, aves y otras especies que habitan naturalmente los espacios donde ocurren las manifestaciones’’.

El comité hace un llamado a ‘’la responsabilidad que nos compete como ciudadanos, en el cuidado y protección de los animales que cohabitan junto a nosotros, restringiendo la utilización de caballos por fuerzas policiales, y evitando la presencia de animales domésticos en las manifestaciones’’.