Marcela Cubillos y Camila Ahumada
Actualidad Animal

Candidatas animalistas: Marcela Cubillos y Camila Ahumada

No sabes cómo apoyar los derechos de los animales, las elecciones de noviembre son una real oportunidad. Estas profesionales jóvenes, veganas, animalistas, ambientalistas y feministas participan por un cupo en la Cámara de Diputados y en el Consejo Regional Metropolitano (CORE). ¿Qué las motiva a presentarse en las próximas elecciones del 21 de noviembre?

Por Isabel Pinto. Fotografía: Gonzalo Muñoz.

Marcela Cubillos #LaBuena, como se hace llamar en redes sociales (@lamarce.cubillos), tiene 34 años y es candidata a Diputada por el Distrito 11: Vitacura, Las Condes, Lo Barnechea, La Reina, Peñalolén por Acción Humanista, Apruebo Dignidad. Es bibliotecaria, se ha especializado en el área publica de economías sociales y políticas públicas en la Universidad de Barcelona, España. Trabaja desde los 17 años y ha participado “tras bambalinas” en cargos y proyectos sociales. Este año fue candidata a la alcaldía de la Municipalidad de Las Condes, donde obtuvo la tercera mayoría con 20 mil votos.

Marcela Cubillos.

Se define como una candidata animalista. “Cuando chica no me dejaban ser vegetariana, después lo logré (ríe) y hace poquito soy vegana. La verdad es que adoro a los animales, pero no sólo eso, sino que también comprendo su naturaleza, sus particularidades, necesidades. Siento que tienen derechos y sus propios intereses”. Si bien cuando pequeña no la dejaban tener animales, no dudaba en rescatar gatos de la calle y cuidarlos mientras los daba en adopción, pero esa conexión se extendió a todos los animales. Recuerda que al ir al campo “te das cuenta de que un chanchito criado en casa es igual que un perro, una alpaca, una oveja, una vaca, no son sólo los animales que puedes domesticar, los demás animales también se conectan, son inteligentes, los pulpos son brillantes”.

Vegetarianismo: cambio de paradigma

La candidata a diputada menciona la importancia de sensibilizar a los niños respecto a los animales. “Son muy importantes los programas de educación, porque generas un impacto distinto al ver un animal de granja que al ver un pedazo de carne envasado que no les provoca nada. Eso es muy fuerte también, entonces hay que hacer conciencia sobre eso y la verdad es que por un lado está el contacto directo, pero también está el acceso a los documentales. Me pasó con Food Inc. me dejó mal, ahí dije mis papás tendrán que acostumbrarse a que soy vegetariana -en esa época- y aprendí mucho sobre la industria, el consumo de agua. También trabajé en un documento para la Universidad Davis, California, sobre cambio climático, y la alimentación es un elemento súper importante, la ganadería. Hay muchos factores que hacen que la alimentación vegana sea sustentable también para el medio ambiente, no solamente los que tenemos la sensibilización animal”.

No a la caza

Marcela Cubillos explica que los animales tienen mucho que ver con el cuidado del medio ambiente. “Están relacionados, no puedes dejar un lado sin el otro, pero hay que hacerlo bien. Por ejemplo, nosotros nunca vamos a estar a favor de la caza de los animales introducidos, ya que no es culpa de ellos. Tenemos que pensar diversas formas para hacer el control, esterilización, pero no la caza”.

La candidata agrega que es de Acción Humanista, y que es la primera vez que se toca el tema animalista en los humanistas. “Me tocó escribir un texto sobre eso y tiene mucho que ver con el humanismo, porque el humanismo se refiere a la superación del sufrimiento, los principios de no violencia, entonces, no podemos predicar esos principios sino incluimos a los animales en esto. Para mí fue muy importante ser la primera persona que escribiera de animalismo humanista, el humanismo se refiere al humano y a lo que es su casa, nuestro entorno, entonces el humanismo comprende medio ambiente y animalismo, solamente que no estaba definido. Entonces, dentro del humanismo, la explotación de otro y la violencia no van”.

En cuanto al medio ambiente sus propuestas tienen relación con reducir, reciclar. “La producción de sectores que puedan limpiar las aguas grises, también con las ferias, con los desechos orgánicos compostables que se pueden transformar en energía. La verdad es que tenemos hartos proyectos medioambientales”.

Sujetos no objetos

En cuanto a los animales hacer referencia a la necesidad de modificar el estatuto jurídico, pero no solamente reconocerlos como seres dotados de sensibilidad. “Estamos trabajando con sujetos no objetos porque sabemos que necesitamos que los animales no humanos necesitan ser reconocidos como sujetos para que puedan tener derechos. Al ser objetos están bajo la propiedad y así no pueden ser sujetos de derecho, para nosotros es muy importante este tema. Además, estamos trabajando por crear un registro nacional de condenados por maltrato animal, entre otras cosas. Vamos con todo el animalismo a la diputación”, menciona.

Finalmente, destaca que “ha sido bonito ver la preocupación por el tema de los animales y ver cómo han aumentado los vegetarianos y los veganos en el mundo. El cambio en la alimentación es un cambio de paradigma, creo que ha sido muy potente poder levantar -al fin- el tema de los animales y de una manera más visible. Para mí igual es complejo, porque dentro del Distrito 11 hay harto rodeo, en Lo Barnechea hay clubes de huasos, pero es un tema relevante que no lo vamos a soltar, jamás”.

Familia multiespecie

El día de las elecciones municipales encontraron unas gatitas abandonadas en la calle. “Me dijeron: Marce, esta es una misión para ti. Así que las rescaté, las puse en adopción como por 20 minutos (ríe) y al final se quedaron conmigo y las tengo desde mayo. Mokka, Niebla y Sombra, son tres hermanitas que ahora tienen unos 7 meses y son parte de mi familia multiespecie”.

Niebla, Mokka y Sombra.

Propuestas animalistas de Marcela Cubillos

-Impulsar la modificación del estatuto jurídico de los animales.
-Terminar con el financiamiento -por parte del Estado- a espectáculos y actividades que atenten contra la integridad física y psíquica de los animales.
-Impulsar la prohibición del uso de animales en circos, rodeos y las carreras.
-Impulsar la derogación del artículo 16° de la “Ley sobre Protección de Animales” (N°20.380).
-Crear un Registro Nacional de Condenados por Maltrato Animal para fiscalizar la inhabilidad para la tenencia responsable de animales.
-Impulsar la prohibición del uso de animales como elementos disuasivos para restablecer el orden público en manifestaciones.
-Promover iniciativas innovadoras en torno a la reconversión de las funciones que actualmente poseen los zoológicos (apuntando hacia centros de rescate, rehabilitación y reincorporación).

Camila Ahumada: #UnaCoreSinRodeos

Tiene 29 años y es candidata a Consejera Regional Metropolitana (Core) por la Circunscripción Santiago IV: Ñuñoa, Providencia, La Reina, Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea. Candidata Independiente, lista Chile Digno, que es parte de Apruebo Dignidad. Es egresada de derecho, ha trabajado en organizaciones sin fines de lucro, en temas de su interés que además son los ejes de su campaña: animalismo, ambientalismo y feminismo. Actualmente, es Coordinadora de Incidencia en Fundación Vegetarianos Hoy, área que tiene relación con la presentación de proyectos de ley y relaciones con parlamentarios e instituciones. Fue parte de la campaña #NoSonMuebles, la firma del compromiso para incluir a los animales en la Constitución, la iniciativa #Votaporlosanimales, y también de los proyectos de ley #Chilelibredejaulas y #Menuporelplaneta.

Camila Ahumada.

Camila Ahumada explica que el Consejo Regional es un órgano colegiado con facultades normativas resolutivas y fiscalizadoras, cada región tiene su propio consejo. Este es un cargo de elección popular, relativamente nuevo, ya que desde el 2013 se realiza la elección, antes el consejo estaba compuesto por los concejales de cada una de las comunas. Analiza proyectos en beneficio de la región y planes regionales de desarrollo que tengan impacto en las problemáticas territoriales, entre otros.

“Uno de los aspectos importantes y que tiene relación con el por qué me presento con una candidatura animalista, es que el Fondo Nacional de Desarrollo Regional -cada región tiene una cantidad de fondos- en este caso, el 6%, se destina a actividades de la región, ya sea culturales, deportes, seguridad, y desde aquí es donde se ha otorgado financiamiento al rodeo y a la caza. Una de mis propuestas es que todas estas platas que se están destinando actualmente a actividades que contengan maltrato animal, como el rodeo y la caza, se redestinen a algo beneficioso como puede ser otorgar financiamiento al apoyo de la Ley de Tenencia Responsable y educación. La idea es plantear esta nueva incitativa, que redestinemos el financiamiento a algo que sea beneficioso tanto para los animales como para la comunidad”, menciona.

Camila lleva varios años trabajando en el activismo por los animales, todo comenzó cuando estudiaba derecho y tuvo ramos sobre derecho ambiental. “Ahí decidí generar un cambio en mi alimentación, principalmente por el medio ambiente, empecé a investigar y llegué a esta concepción donde el foco tenían que ser los animales por ser seres sintientes y por el sufrimiento que les causamos. Cuando entendí eso me volví vegana y decidí empezar a hacer activismo y he pasado por diversas organizaciones hasta llegar a Vegetarianos Hoy”.

Con su postulación a Core busca generar un cambio, asegura que falta representación del mundo animalista en la política, “en espacios de toma de decisión y de fiscalización. Desde la institucionalidad que ha hecho tanta falta y, por lo menos, en lo que tiene que ver con el gobierno regional, es un cargo y una institución que no se conoce mucho, pero que tiene mucha incidencia con los animales y es desconocido. Llevaba años investigando el tema del financiamiento del rodeo desde el gobierno regional, y surge la posibilidad de ser parte del consejo que aprueba estos financiamientos, por lo que es una muy buena oportunidad para cuestionarlo y ser parte para cambiar las cosas”.

El rodeo es clave en su postulación, ya que, en una investigación de años, donde le hicieron seguimiento a los Fondos de Desarrollo Regional, descubrieron que el año 2019 se entregaron 180 millones al rodeo desde el Gobierno Regional Metropolitano, y el 2020, en plena pandemia, se entregaron 160 millones, la disminución fue mínima y se mantuvo, aunque no se realizó la actividad”.

La candidata agrega que si bien en las comunas de su circunscripción, “hay mucha gente progresista y con sensibilidad, también están los sectores que apoyan fervientemente al rodeo. Es una oportunidad de poder hablar con ese votante y poder dialogar respecto a estos temas que nos importan a tantas personas en la sociedad. Además, tenemos que avanzar en la sensibilización y poder aprovechar esta plataforma para generar ese diálogo. Así también, estamos en un proceso donde se está buscando una mayor descentralización, esperamos mayor incidencia del gobierno regional, hay un proceso constitucional y social, hay que apoyar a los gobiernos regionales, que conocen la problemática de la zona y que puedan tener mayor incidencia”, destaca.

Ejes centrales del programa de @camila.ahumadao

1.Animalismo: Una de las principales banderas de lucha que ha motivado su activismo es la defensa de los animales. Por lo que trabajará por un gobierno regional que no financie practicas violentas por los animales y redestine este financiamiento a la protección animal.

2. Feminismo: Debemos avanzar en una sociedad con justicia social y feminista (o con equidad de género), e incorporar esta perspectiva para buscar erradicar la violencia de género y generar espacios de participación igualitaria.

3. Ambientalismo: La crisis climática es una realidad que ya nos está afectando como región. No basta con declararnos en emergencia climática, debemos tener medidas que estén a la altura de la crisis a la que nos enfrentamos, desde una perspectiva global y local.

Amor por los animales

Camila nos comparte su historia con Pepa, una perrita Chihuahua rescatada desde un criadero legal, donde fue descartada porque ya no servía para reproducción y fue reubicada. “La adopté, era muy temerosa, se notaban sus años de maltrato, tenía 7 u 8 años. Era muy chiquitita, había tenido muchas camadas y todas por cesárea debido a su tamaño. Durante el primer año la acompañé en este proceso de aprender a ser perro, porque lo único que sabía era tiritar. Era muy tierna, le faltaban dientes, se le salía la lengüita y se transformó en mi compañera en todos los años que comencé a trabajar más fuerte por el activismo. Ella me acompañaba a todos lados y se portaba muy bien, pero el último año y medio que estuvo conmigo empezamos a ver más las consecuencias de su historia en el criadero, comenzó a tener muchos problemas, entre ellos neuronales. No supimos bien que era, pero los veterinarios dijeron que tenía que ver con la cruza selectiva y empezó a tener convulsiones, fue bien heavy acompañarla en eso y ver lo que le causó en su cuerpo el haber sido utilizada para reproducción. Su pérdida fue un golpe fuerte para mí, afortunadamente en la Fundación me dieron un espacio para vivir mi duelo, porque ella era mi hija. Por eso es importante seguir trabajando por los animales, y además plantear en la sociedad la importancia del concepto de la familia multiespecie”.

Camila Ahumada y Pepa.

Nicolás, un mes después de que falleciera Pepita, la mamá de Camila andaba paseando previo al Año Nuevo en el Cajón del Maipo y se encontró con un criadero de chivos que iban a ser vendidos para la cena de fin de año. Uno de esos chivos estaba descartado para la venta porque era el más pequeño y el más débil, “no estaba a la venta y probablemente iba a ser sacrificado, por lo que decidieron rescatarlo. Mi mamá se lo llevó a su casa, empezaron a criarlo, lo castraron, comparte con perros y actualmente, está en proceso para ser trasladado a un santuario. Es grande, muy regalón, pasa pegado a mi mamá y juega con los perros”.

Nicolás es una prueba de que tanto los animales domésticos con los que compartimos a diario, como los que son de la industria alimentaria, son seres vivos que sienten. Un refuerzo más para quienes van por el camino de dejar el consumo de animales.