fuegos artificiales
Actualidad Animal

Colmevet alerta sobre los riesgos de los fuegos artificiales en los animales


Colmevet hace un llamado a las autoridades a no autorizar este tipo de eventos en el futuro y se contemplen alternativas más respetuosas con el medio ambiente y los animales como los espectáculos de luces sin ruido, los cohetes ecológicos o el uso de drones holográficos

A pesar de que para nosotros el Año Nuevo es sinónimo de celebración, algunas tradiciones a las que recurre la comunidad son dañinas para los seres vivos que nos rodean, como es el uso de los fuegos artificiales, que pueden generar importantes daños en animales de compañía, fauna silvestre urbana y periurbana, debido a que sus oídos son mucho más sensibles, no comprenden qué es lo que está pasando y se sienten amenazados frente a lo que consideran un gran peligro. Por esta razón, las Comisión de Tenencia Responsable de Mascotas y Bienestar Animal del Colegio Médico Veterinario, alertan sobre los riesgos de estos espectáculos y hacen un llamado a las autoridades para que en los próximos años no se autoricen y se contemplen alternativas más respetuosas con el medio ambiente y los animales como los espectáculos de luces sin ruido, los cohetes ecológicos o el uso de drones holográficos.

Por eso, en este año, en que aún hay espectáculos pirotécnicos autorizados, entregamos recomendaciones para disminuir sus efectos negativos en animales de compañía.  Lo primero, es tener claridad de cuáles son los signos provocados por el miedo a los fuegos artificiales, los que van desde intranquilidad y nerviosismo, taquicardia, hipersalivación, vocalizaciones, vómitos, problemas gastrointestinales, hasta el deseo de escapar (lo que puede producir accidentes), desorientación, autolesiones, entre otros.  Las recomendaciones son las siguientes:

1.    Realizar actividades antes del espectáculo pirotécnico para relajarlos y gastar energía, tales como jugar o realizar sesiones de entrenamiento y en el caso de los perros pueden salir de paseo (ojalá sobre 40 min.).

2.    Proporcionar un refugio acondicionando o una zona de seguridad, donde tengan una cajita de transporte o caja de cartón, mantas con su olor, juguetes, comida y agua. Estos elementos deben estar en una habitación antes de que comiencen los fuegos artificiales. Se deben cerrar las puertas y ventanas para evitar escapes. En el caso de los gatos dejarlos subir a sitios en altura o ingresar dentro del closet.  Pueden estar acompañados por una persona de confianza para que no se sientan solos.

3.    Uso de feromonas de apaciguamiento disponibles en el mercado para perros y gatos. Esta feromona es el sintético de la liberada por la madre cuando amamanta a los cachorros y gatitos, induciendo estados de calma y tranquilidad en nuestros animales de compañía.

4.    Uso de aceites esenciales (aromaterapia científica para mascotas), principalmente el aceite de lavanda ayuda a la relajación.

5.    Uso de música relajante (música clásica o los canales de YouTube Relax my dog y Relax my cat).

6.    A modo de distracción puedes utilizar juguetes rellenables de comida con algo que lo motive y entretenga, para concentrarlo en esa actividad y distraerlo durante el evento.

7.    Acompañarlos durante este proceso, no ignorarlos y mucho menos regañarlos.  Usa tonos de voz suaves y movimientos lentos.

8.    PROHIBIDO EL USO DE PACIFOR® (acepromacina), medicamento sedante que está contraindicado para calmar a los animales frente a los ruidos de los fuegos artificiales, ya que no posee efecto ansiolítico y uno de sus efectos secundarios es aumentar la sensibilidad a los ruidos. Su real efecto es de “atrapamiento”, es decir, el perro o gato parece estar sedado, pero los estímulos auditivos, luminosos o vibratorios siguen siendo percibidos generando más miedo o pánico. Este medicamento sólo se prescribe por un médico veterinario bajo circunstancias específicas. 

Muy importante, es que los animales de compañía estén identificados. Además del microchip como método de identificación permanente, asegúrate de que tenga una placa con su nombre y número de teléfono en caso de que se escape. Recuerda que la inscripción en el registro nacional de mascotas es obligatoria y permite reencontrar a la mascota con su tutor en caso de extravío.

Es importante mencionar que la fobia al sonido de los fuegos artificiales es un trastorno conductual que tiene un tratamiento específico, el cual incluye sesiones de desensibilización al sonido.  El diagnóstico y tratamiento debe ser realizado por un médico veterinario especialista en etología clínica.

Esperamos que en un futuro la pirotecnia sea parte del pasado y las futuras celebraciones escojan alternativas amigables con nuestros animales, como ya se ha establecido en algunas comunas del país con el apoyo de los Consejo Regionales de Colmevet, como es el caso de Arica.