perros - jauría - pexels
Actualidad Animal

Colmevet lamenta muerte de menor y hace un llamado a la tenencia responsable

El Consejo Regional de Arica y Parinacota del Colegio Médico Veterinario (Colmevet) hizo un urgente llamado a la comunidad para fortalecer y cumplir con la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas, única forma de prevenir graves hechos, como el ocurrido en Caleta Vitor donde un menor falleció producto de las lesiones provocadas por una jauría de perros.

“Como Colegio Médico Veterinario de Arica y Parinacota, vemos con mucha tristeza y preocupación, la pérdida irreparable de una vida, el sufrimiento de una familia a la cual expresamos nuestras condolencias, y más aún cuando los hechos pueden prevenirse si las personas estamos atentas y tenemos una tenencia responsable de nuestras mascotas, nos educamos e informamos”, indicó el Dr. Felipe Inostroza, Director del Consejo Regional de Colmevet de Arica y Parinacota.

Al respecto, desde la Comisión de Tenencia Responsable de Mascotas de Colmevet, recordaron algunos conceptos que resultan fundamentales al momento para evitar ataques de perros o mascotas a personas y niños/as sobre todo en sectores rurales:

1.    Mantener a nuestras mascotas controladas, con cierres perimetrales que impidan la salida de su casa y que facilite el separar los ambientes en donde pueda ocurrir un encuentro no deseado.

2.    Denunciar activamente la existencias de grupos de perros sin dueño o agresivos sueltos.

3.    Evitar abandono de animales en sectores rurales, pues son estos lo que al no tener un control representan un peligro para las personas.

4.    Realizar manejos de esterilización de mascotas para evitar sobrepoblación en casos de hembras o machos.

5.    La interacción entre niños/as y perros, conocidos o no, debe siempre realizarse bajo la supervisión de un adulto responsable, ya que las y los niños son más impredecibles, temerarios y desconocen, en su mayoría, el lenguaje canino, por lo tanto, el riesgo de mordida será mayor.

6.    Enseñar a las personas, en general, a preguntar al responsable del animal si se le puede o no hacer cariño, por ejemplo.

7.    Es obligación del tutor/a del animal socializarlo bajo la supervisión o guía de un profesional competente. Esto permite que la mascota sea un individuo equilibrado y adaptado al medio, pueda tolerar y manejar situaciones de estrés y frustración de mejor manera.

8.    Frente a la llegada de un nuevo integrante a la familia, es necesario pasar por un tiempo de adaptación entre todos/as y que se vayan conociendo de manera paulatina, hasta que ocurra la aceptación del grupo.

9.    Considerar que, desde el punto de vista clínico, pueden existir enfermedades que provoquen dolor en el animal, lo que disminuye el bienestar de ella y puede incidir en una reacción más agresiva frente a estímulos que en otros casos no desencadenarían situaciones de alerta.

10.Recordar que nuestros perros son animales y, como tales, tienen reacciones inherentes a su especie.

No se debe olvidar que es importante, interiorizarse sobre las normas que tienen relación con la protección animal, entre ellas, la Ley 20.380 (Ley de Protección Animal), Ley 21.020 (Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía), sumado a las ordenanzas municipales sobre tenencia responsable. Esto, porque cualquier falta a las misma implica infracciones que puede resultar en cárcel para los responsables.

Foto de Mia en Pexels