pingüinos
Actualidad Animal

Colmevet rechaza aprobación de Proyecto Dominga por su efecto en especies amanezadas

Desde el Colegio Médico Veterinario, Colmevet, hacen un llamado para que la zona cuente con una protección ambiental, jurídica e institucional por parte del Estado, ya que es un ecosistema único en el mundo.

El Colegio Médico Veterinario de Chile, a través de su Comisión Nacional de Fauna Silvestre y Medio Ambiente, mostraron su preocupación y rechazo a la reciente aprobación del Proyecto Minero-Portuario Dominga, por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo. Esto, por la profunda amenaza que podría implicar esta iniciativa para la salud de un ecosistema único en el mundo, cuya protección significa el resguardo de especies emblemáticas que hoy se encuentran en alguna categoría de amenaza como el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboltii – Vulnerable) o la ballena fin (Balaenoptera physalus), en la categoría de peligro.

Asimismo, el archipiélago de Humboldt, que incluye ocho islas e islotes, representa un valioso aporte a la economía local, mediante actividades de fomento productivo con enfoque sustentable como la pesca artesanal y el turismo de intereses especiales. Distintos profesionales, académicos, científicos, instituciones y gremios, tanto del área de la conservación como del sector pesquero han manifestado su categórico rechazo a este proyecto. “Rechazo al cual adherimos como Colmevet, debido a las inmensurables y consecuentes pérdidas biológicas y daño ambiental que representa la iniciativa. Estos daños repercutirían negativamente no sólo a nivel local sino también a nivel país e inclusive a nivel mundial”, señalaron desde Colmevet.

Agregaron que “hoy en día vivimos tiempos cruciales en términos de enfermedades emergentes y conservación de la biodiversidad; y la fragilidad de los océanos y otros ecosistemas nos enfrenta al desafío de que las actividades productivas deben aportar más que sólo un breve y momentáneo beneficio económico, la sustentabilidad y el empoderamiento de actividades económicas locales son puntos clave para poder contribuir al progreso del país en armonía con la protección de la biodiversidad y el cuidado de los ecosistemas”.

De este modo el gremio adhiere a las palabras de la destacada oceanógrafa Susannah Buchan (“Archipiélago de Humboldt Paraíso en peligro”), porque el proyecto Dominga provocaría diferentes impactos para las poblaciones de delfines y ballenas que se abastecen en el lugar, los que van desde la contaminación acústica, el aumento de tráfico marino en la zona (actividades que implican estrés e interfieren con el comportamiento natural de las poblaciones de cetáceos) a coaliciones directas con resultados fatales para los especímenes marinos, además, de la existencia de reservas marinas que existen en la zona, las cuales garantizan la protección y conservación de los recursos hidrobiológicos.

“Desde Colmevet tenemos la convicción, como lo han señalado importantes personeros nacionales e internacionales, que la zona debiese tener una protección ambiental, jurídica e institucional, por parte del Estado, tal como lo está teniendo a nivel internacional al ser reconocida como un área de Hope Spot por la Fundación Mission Blue”, puntualizaron.

Bajo el enfoque de Una Salud, desde Colmevet sostienen que ya es tiempo que nuestro país se transforme en una garante de los recursos naturales que poseemos, así como su biodiversidad en los tres niveles, Genes, Especies y Ecosistemas, pues nuestro futuro depende de ellos.