perro incendio
Actualidad Animal

Cómo proteger a los animales en un incendio

Es clave asignar a una persona del grupo familiar la responsabilidad de rescatar y contener emocionalmente a los animales.

Las emergencias de incendio son cada vez más recurrentes, especialmente en verano, y junto con dañar emocional y materialmente a las familias, también afectan a sus mascotas.

Para proteger a perros y gatos en situaciones de incendio, Diego Pincheira, médico veterinario de la comunidad Mascotasonline.cl entrega los siguientes consejos:

• Asignar a alguien del grupo familiar la responsabilidad de ubicar, rescatar y evacuar a la mascota, ya que en una emergencia hay muchos estímulos y necesidades.

• Ubicar rápidamente a la mascota, pues ante situaciones de estrés los perros tienen a arrancar huyendo de la situación amenazante y en cambio los gatos tienden a esconderse. Hay que inmovilizar al perro y meterlo rápidamente en su jaula de transporte y buscar al gato bajo camas o dentro del closet e introducirlo en su jaula para evacuar.

• En emergencias, la principal fuente de tranquilidad y sensación de seguridad para el animal es estar acompañado por su tutor, que debe abrazarlo, acariciarlo o hablarle con tono calmado.

“No hay que dejar abandonado al perro, porque el vínculo de apego que tiene con su humano es lo que da seguridad al can. El encargado del rescate de la mascota, le debería dar protección y contención emocional”, explica Pincheira.

• Dar a la mascota agua fresca durante la evacuación, pues podría deshidratarse por el calor y jadeo. En caso de pérdida de líquidos, podría requerir alguna solución hidratante que reponga el agua y sales minerales, como Electrovet.

• Evacuar a la mascota asegurada en su jaula de transporte, para evitar que por el estrés huya del lugar y se extravíe. Este tipo de emergencias pone de relieve la importancia de poner una identificación y número de celular en el cuello de la mascota e insertarles el chip del Registro de Nacional de Mascotas, que facilita su identificación en caso de extravío.

• En lo posible, llevar algún objeto favorito del animal a su lugar de albergue o nueva vivienda, como un juguete o mantita

• Llevar al perro o gato de inmediato al médico veterinario ante signos como tos, vías aéreas y mucosas oculares irritadas, vómitos o incluso quemaduras, que pueden ser producidos por el calor y el humo.

• Al volver al lugar del incendio para remover los escombros, jamás ir acompañado con la mascota, pues se puede quemar las patas ya que la zona continuará con alta temperatura.

• Finalmente, si ocurre un incendio y la mascota está sola en el hogar, el tutor no debe ingresar a salvarla. En vez de hacerlo, debe informar a un bombero que su mascota está atrapada en la casa para que sea rescatada.