Actualidad Animal

El post que te hará ver el abandono como nunca antes

Te invitamos a conocer la historia tras el estremecedor post sobre el abandono de animales… Esperamos tus comentarios.

La historia es real pero no ocurrió en Chile sino en España, sin embargo, el relato fue tan estremecedor que se viralizó perdiendo el origen aquí te contamos…

Patricia Clavijo vive en Sevilla, España, y fue quien escribió este relato sobre un caso específico, el de Milo, que, sin duda retrato a muchos otros, sin barreras de idiomas o países. El escrito publicado en su Facebook: Patri Nueva, ha sido compartido miles de veces, borrando el verdadero origen de éste.
“Se llama Milo, fue encontrado abandonado en Sevilla, España, y está buscando una familia adoptiva que le quiera de verdad”, señala Patricia.
El texto que surgió de este caso te lo dejamos acá. Si alguna vez pensaste que dejar a tu perro era una opción, después de leer esto, seguro nunca volverás a dudar:

“Perdóname papá, ha sido todo un error.
Estuve allí, donde me dejaste, dos días enteros. Dormí en ese trocito de hierba justo al lado de la carretera. Me daba mucho miedo el ruido de los coches al pasar, pero no me moví ni un poco.
Tenía hambre, pero sólo acepté lo que un par de personas me tiraron a lo lejos.

Anoche uno de esos coches paró y se bajó ella. Me invitó a comer y le dije que no. Me invitó a dormir en su casa, y le dije también que no. Traté de explicarle que te estaba esperando pero se puso muy pesada. Sacó una correa y me dijo que no podía quedarme allí más tiempo. Me arrepiento mucho, pero le mordí. Lo hice muchas veces en cada hueco de piel que pude alcanzar. Mordí la correa y me hice pipí. Grité, gruñí y ladré. Entiéndelo, ¡me iba a separar de ti!
Al final, contra mi voluntad, me llevó.

Al llegar a su casa me morí de miedo. Grité todo lo que pude por si podías oírme, pero no viniste. Vomité de los nervios. Le dije una y otra vez que tenía que volver, que me dejara ir, y le mordí otra vez. Estaba desesperado. ¿Qué ibas a pensar al llegar y ver que no estaba allí? ¡Creerías que te había abandonado! Yo, que te quiero con toda mi alma, que no dejo de llorar por ti desde que nos separamos. ¿Cómo iba yo a hacer algo así?

No sé dónde estás ni por qué ese día paraste el coche y te fuiste corriendo, seguro que tenías algo muy importante que hacer. ¿Puedes venir ya a buscarme?
Hoy he comido porque las tripas me hacían daño pero he dormido en el suelo, temblando, no quería ninguna de esas camas, son más blanditas pero no son la mía.
Ay, no me lo puedo callar. Le he movido el rabito a esta humana, ha sido sin querer, perdóname. Es que me ha dicho cosas bonitas y me ha dado un beso. Me llama Milo, pero yo ya tengo nombre. Cuando me recojas díselo, que es más bonito que este porque me lo pusiste tú.
Sigue diciendo que con ayuda de otros humanos va a encontrar una familia estupenda para mí. Ya verás la sorpresa que se lleva cuando vengas y le expliques que ha sido todo una equivocación.

Porque papá, vas a venir. ¿Verdad?

Milo

Patricia nos cuenta que “Milo vive en una residencia para perros, a mi cargo, a la espera de encontrar una familia definitiva que le quiera para siempre. Es un perrito sano, divertido y muy sociable, por fortuna ha podido salir del bloqueo que le causó el abandono y está preparado para dejarse querer. Sí, los dos estamos en Sevilla, aunque los animales que rescato pueden viajar a otras ciudades para ser adoptados”, concluye.