experimento con perros
Actualidad Animal

Estados Unidos: Denuncian crueles experimentos con perros

En medio de una investigación científica, perros de la raza Beagle habrían sido sometidos a infecciones con moscas, corte de sus cuerdas vocales y asesinato, denunciaron organizaciones animalistas.

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), está en el centro de la polémica y las denuncias porque la entidad que preside, supuestamente, financió las investigaciones. Los supuestos experimentos con perros beagles se han denominado como ‘Beagle Gate’. Se habrían llevado a cabo con el consentimiento y la financiación de las autoridades.

Según información publicada por eltiempo.com, ‘White Coat Waste Project’ denunció que presuntamente el NIAID, dirigido por el médico Fauci, gastó más de 424 mil dólares (más de 1.5 mil millones COP) en los estudios de un medicamento experimental. La organización señala que las pruebas consistieron en infectar a los animales “con moscas que portan un parásito causante de enfermedades que afectan a los humanos”.

Además, les administraban fármacos para combatir las múltiples enfermedades y, luego, eran asesinados. También denunciaron que unos 44 cachorros de la raza fueron enviados a laboratorios en Túnez, África, donde se les encerró en jaulas con moscas. “(Lo hicieron) durante nueve noches consecutivas para usarlos como cebo y atraer moscas de arena infecciosas”, señalaron, citados por el medio ‘The Hill’.

Además, Shannon Keith, presidenta de la organización Beagle Freedom Project, señaló que ella había estado en los laboratorios y había escuchado el dolor de los animales; algunos podían aullar, pero a otros se les habían cortado las cuerdas vocales para evitar los gritos.

PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) se unió a la denuncia e informó que, según sus investigaciones, 5 mil perros beagle están confinados en un criadero de Virginia, Estados Unidos. Todos hacinados y centenares con lesiones en su cabeza o cuerpo. “Se encontraron más de 350 cachorros muertos entre sus compañeros de camada y madres vivas. Algunos cachorros habían sido aplastados inadvertidamente dentro de las jaulas estrechas, mientras que otros sufrían de hidrocefalia, fueron eviscerados o simplemente no pudieron sobrevivir a las duras condiciones”.

La organización destaca que serían utilizados en experimentos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).