vegano, veganismo
Actualidad Animal

Estudiantes veganos: 5 consejos para la vuelta a clases

Veganuary, la organización internacional que invita a probar el veganismo en enero y más allá, ofreció varias recomendaciones para los jóvenes que se preparan para el regreso a clases y que estén interesados en seguir este tipo de alimentación.

Tras varios semestres de clases virtuales, cada vez más instituciones están abriendo sus puertas a las actividades en persona, lo que significa que millones de estudiantes se reencontrarán con sus compañeros de clase y profesores. Pero ¿es el estudio compatible con una alimentación vegana? De acuerdo a Veganuary, la organización internacional que cada año invita a las personas a probar el veganismo durante enero y más allá, la respuesta es sí.

Y no importa si se trata de jóvenes que llevan tiempo siguiendo esta alimentación, o si recién se están aventurando en el mundo del veganismo, estas recomendaciones permiten seguir una dieta a base de plantas de forma fácil y sencilla, al mismo tiempo que los jóvenes viven las experiencias y desafíos propios de la vida académica.

1.Siempre ten un snack bajo la manga

Lamentablemente no todas las escuelas y universidades cuentan con cafeterías con opciones veganas en su menú. Frente a esto, Veganuary recomienda llevar siempre con uno, en la mochila o bolso, una selección de snacks veganos, que entreguen toda la energía necesaria, como una barra de granola –que incluso puedes preparar en casa– fruta fresca, frutos secos o un sándwich, entre muchas otras opciones.
De esta forma, no hay motivo para preocuparse por no contar con alternativas a mano. Pero si esto llega a ocurrir, Veganuary ha preparado una lista de productos veganos por accidente que puede resultar muy útil.

2. Aprende a cocinar recetas rápidas y sencillas
No es necesario convertirse en un chef o cocinero de renombre mundial, pero dominar algunas cuantas recetas pueden hacer la diferencia a la hora de tener más alternativas y no depender de comer fuera u ordenar comida a domicilio, lo que puede resultar muy costoso. La clave está en aprender a cocinar un puñado de recetas de fácil preparación, con alto contenido nutricional, que no te tomen mucho tiempo. Entre las opciones más fáciles que se pueden aprender a preparar se encuentran unos deliciosos macarrones con “queso” veganos, así como una refrescante ensalada de lentejas que toma menos de 10 minutos o un sabroso tofu a la vinagreta que se puede acompañar con arroz, cuscús o quinoa.
Veganuary ofrece recetas, planes de comida y otros recursos a quienes se inscriben para participar en su desafío de un mes, que se puede realizar en cualquier momento del año.

3. Alza la voz por tu plato

A veces puede resultar intimidante mencionar a viva voz el interés por seguir una dieta a base de plantas, pero si uno se encuentra en la escuela o en la universidad, transparentar este estilo de vida puede marcar la diferencia. Es buena idea preguntar en el casino o cafetería si es posible modificar algún platillo para hacerlo vegano o consultar sobre los detalles de su preparación si existen dudas, por ejemplo, sobre si alguna salsa o marinado contiene ingredientes de origen animal o si existe la contaminación cruzada en la cocina. Los jóvenes también pueden ir un paso más allá y solicitar formalmente que su institución
ofrezca opciones a base de plantas en sus menús. Muchas escuelas y universidades aprecian la iniciativa de parte de sus estudiantes y levantar esta demanda puede ayudar a establecer relaciones con otros veganos o personas interesadas en este estilo de vida. En su última campaña, Veganuary reunió a más de 600 mil personas alrededor del mundo, interesados en probar esta alimentación, por lo que cada vez más organizaciones, incluidas escuelas y universitarios, ofrecen alternativas a base de plantas.

4. Veganismo y roomates

En el caso de los estudiantes universitarios, muchos optan por compartir un departamento o casa con otros jóvenes, pero ¿qué ocurre si eres la única persona vegana entre tus roomates? Si uno se encuentra en esta situación, puede resultar tentador volver a consumir productos de origen animal con tal de hacer la convivencia más sencilla, pero la realidad es que existen varias medidas que se pueden tomar para mantener un estilo de vida vegano sin complicaciones. Si tus roomates desean compartir los gastos del supermercado, puedes ofrecerte a pagar por los productos a base de plantas, pero no por los de origen animal. También puedes ofrecerte a cocinar para ellos de vez en cuando, lo que te permitirá
demostrarles lo deliciosa y versátil que puede ser la cocina vegana.

5. Conoce tu entorno

No importa si uno se encuentra en la escuela o en la universidad, pero entre las clases, las actividades extracurriculares y la vida social, es común pasar mucho tiempo en los alrededores de nuestra institución educativa, por lo que es importante familiarizarse con el entorno y conocer los restaurantes locales que ofrezcan menús veganos, así como los supermercados y las tiendas de abarrotes que vendan productos amigables con un estilo de vida a base de plantas.

¿Conoces HappyCow? Esta aplicación permite descubrir nuevos restaurantes y tiendas veganas y vegetarianas cerca de ti.


Veganuary entrega consejos como estos a sus participantes, quienes se inscriben de forma gratuita para probar una alimentación a base de plantas durante un mes, mientras reciben apoyo, tips y recetas, entre otros recursos.

Foto de Lisa Fotios en Pexels