abeja -pexels
Actualidad Animal

Estudio revela que las abejas sienten dolor y deberán incluirse en Leyes de bienestar

Los investigadores de la Universidad Queen Mary, Londres, demostraron que los abejorros son capaces de modificar su respuesta a estímulos «nocivos» (dolorosos) para obtener una mayor recompensa de azúcar.

Según información publicada en plantbasednews.org, durante el proyecto, los investigadores descubrieron que las abejas pueden modificar sus comportamientos cuando se enfrentan con escenarios “nocivos” (dolorosos). Se percibió que lo hacen de una manera similar a otros animales que confirman que sienten dolor. Entre ellos están los roedores y los primates. “Si los insectos pueden sentir dolor, los humanos tienen una obligación ética de no causar un sufrimiento innecesario”, comenta Matilda Gibbons, primera autora del estudio a The Daily Mail.

“Pero la ley de bienestar animal en el Reino Unido no protege a los insectos. Nuestro estudio demuestra que tal vez deberían hacerlo», agrega.

El investigador principal del estudio, el profesor Lars Chittka, está de acuerdo en que las adaptaciones de la ley del bienestar son adecuadas. “Actualmente los insectos no están protegidos por ninguna legislación, con respecto a los tratamientos en los laboratorios de investigación y en la creciente industria que produce insectos para el consumo humano como alimento para el ganado convencional”.

“Es posible que se pueda ampliar el marco legal en el trato ético de los animales”, finaliza.

Foto de Pixabay en Pexels.