perro asustado
Actualidad Animal

Fin de año: Cómo cuidar a nuestros animales en esta fecha

Esta época suele provocar estrés tanto en los humanos como en los animales. Cambios en la rutina de sus tutores, visitas en el hogar, viajes, ruidos fuertes y los fuegos artificiales pueden afectar su bienestar. Especialista entrega tips para cuidarlos en estas fechas.

“El estrés de los humanos afecta a los animales, principalmente por los cambios conductuales que podemos presentar los tutores, ya que cuando estamos estresados andamos más irritables, nerviosos, quizás tenemos menos tiempo. Por lo tanto, las rutinas también cambian y todo eso se refleja en el comportamiento de nuestros perros y gatos. Ellos además son súper perceptivos y sensibles, pueden detectar que algo no anda bien y eso también les afecta. Hay animales que son más sensibles que otros y cualquier cambio que ocurra les repercute”, dice Ana Francisca Soto, secretaria de la Comisión Nacional de Tenencia Responsable de Mascotas del Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet) y especialista en etología.

Dra. Ana Francisca Soto

Sabemos que en estas fechas es frecuente que los tutores reciban visitas o viajen. En algunas ocasiones perros y gatos están incluidos, pero en otras se deben quedar bajo la supervisión de un petsitter o en un hotel. La especialista entrega recomendaciones para que nuestros animales no lo pasen mal.

1. Visitas: Debido a la pandemia hay animales que se han acostumbrado a una vida sin tantas visitas o animales que nacieron durante las cuarentenas y no están bien socializados. La presencia de personas extrañas les puede generar un poco de estrés, si es que no hay una buena socialización, tanto perros como gatos le pueden tener miedo, por ejemplo, a las personas desconocidas.

Cómo prepararlos: Es importante que cuando la visita ingrese, que el perro o el gato no esté en la puerta, ya que es más impactante para ellos ver a la persona de pie. Además, cuando uno entra saluda, se saca la chaqueta, viene con cosas. Hacemos rituales que son bruscos para los animales, entonces, es mejor hacer todo esto sin su presencia.

-Idealmente que el perro o gato esté en una pieza o en un patio trasero, en una zona tranquila y una vez que la persona ya haya saludado y esté sentada, ahí les permitimos ingresar. 

-Le podemos pedir a la visita que nos coopere. Le entregamos algunos snacks para que se los vaya dando, así no tendrán una primera impresión tan invasiva y la asociarán con algo positivo. 

-En el caso de los gatos, si estos no quieren interactuar – también perros- hacerles una zona segura, que en una habitación tengan todo lo que necesiten: comida, agua, juguetes, caja de arena. También podemos utilizar enriquecimiento ambiental, que puede ser estimulación cognitiva a través de juguetes dispensadores de premios, se les puede poner música relajante, aromaterapia, feromonas y con eso hacerles esta zona segura.

-Si perros o gatos quieren permanecer en el lugar se les pueden dar premios para que se entretengan. Si tienes algún tipo de temor de que pueda ser agresivo, debes tenerlo con correa y arnés para prevenir mordeduras. De esta manera, si es que la visita se para al baño puedes manipularlo, también podemos distraerlos con premios y juguetes entretenidos.

2. Viajes: El tutor es el que mejor conoce a su animal de compañía, de acuerdo con sus características sabrá si es mejor dejarlo en la casa con un petsitter o si lo puede dejar en un hotel, si el perro es sociable lo puede pasar muy bien. En el caso de los gatos siempre es mejor un catsitter.

-Hoteles: Primero debemos asegurarnos que en el hotel, aunque parezca obvio, lo puedan proteger, cuidar, que sea un lugar seguro.

-Si es primera vez que va un gato o un perro, podemos ayudarlos con el uso de feromonas (collar) que los pueden relajar. 

-Es muy importante el trabajo que se realiza en el hotel. Ellos deben contar con enriquecimiento ambiental para los gatos.

-En el caso de los perros explicar si es sociable o no, se recomienda llevarlos antes a conocer el lugar, para ver cómo reaccionan.

-Llevarle los objetos que más les gusten: sus camas, platos, alimento, snacks, alguna prenda del tutor para que tenga su olor. En el caso de los gatos debemos sumar su arenero y arena.

-Traslados: si es su primer viaje en auto se debe trabajar la habituación a la caja de transporte. 

-Se recomienda realizar viajes cortos y seguidos. Ver cómo va reaccionado, utilizar refuerzo positivo. 

-Durante el viaje deben ir en su caja de seguridad o con cinturón. 

-Llevarles agua, comida, tener ventilación, hacer pausas, mantenerlos lo más cómodos posible. 

-Siempre evaluar cómo se porta, porque si va a ser un evento muy traumático se recomienda hablar con su médico veterinario y evaluar alternativas.

-Identificación: Si vas a ir de vacaciones se recomienda ir a un lugar petfriendly, seguro, que cuente con cerco, ver si hay otros animales que le puedan hacer daño o que sean agresivos. 

-Mantenerlos con su correa, deben contar con su placa de identificación, microchip e inscripción en el Registro nacional de mascotas, ya que corren riego de extraviarse al encontrarse fuera de su ambiente. 

3. Fuegos artificiales: A pesar de que para nosotros el Año Nuevo es sinónimo de celebración, algunas tradiciones a las que recurre la comunidad son dañinas para los seres vivos que nos rodean -como es el uso de los fuegos artificiales-, que pueden generar daños importantes en animales de compañía, fauna silvestre urbana y periurbana, debido a que sus oídos son mucho más sensibles, no comprenden qué es lo que está pasando y se sienten amenazados frente a lo que consideran un gran peligro.

Cómo prepararlos:

-Ellos sienten los ruidos con mucha más potencia que nosotros, y esto hace que los fuegos artificiales les puedan generar desorientación, miedo, incluso dolor y fobia. Esto es tratable, si el tutor sabe que su animal les tiene fobia a los fuegos artificiales, se puede hacer una terapia con un médico veterinario etólogo. Este le puede realizar una terapia de desensibilización, contracondicionamiento y, además, les entrega herramientas como psicofármacos para ese momento.

-Nosotros recomendamos realizar la terapia, como medida paliativa, si no alcanzamos, debemos tener una zona de seguridad, donde tenga enriquecimiento ambiental como feromonas, música, juguetes cognitivos, aromaterapia y contenerlos en el momento de los fuegos artificiales.

– No debemos dejarlos solos.

– No utilizar medicamentos como, por ejemplo, la azitromicina o Pacifor, que muchas veces se recomienda para este momento. Sin embargo, genera un estado de mayor excitación porque no los relaja a nivel mental, sino que solamente les impide moverse corporalmente, lo que empeora la sensación y en caso de necesitar fármacos los debe prescribir un médico veterinario etólogo. Hay fármacos para SOS y también para tratamientos largos.

-Deben estar tranquilos, incluso, si viven en el patio es mejor tenerlos dentro de la casa.

-Hay que tratar de disminuir los estímulos, tanto sonoros como visuales, por lo que se recomienda cerrar las cortinas también.

*Paseos: Frente a cualquier cambio o situación estresante, como, por ejemplo, antes de que lleguen las visitas, de un viaje en auto o de los fuegos artificiales, se recomienda darles un paseo largo, mínimo de 40 minutos, eso los ayudará a relajarse. Así también, mantenerlos identificados a través del uso de microchip, inscripción en el Registro nacional de mascotas y uso de placa.

Imagen de Freepik