Forestín
Actualidad Animal

Forestín cumplió 45 años

En un poco más de cuatro décadas, Forestín ha promovido la arborización en zonas urbanas y rurales, con la entrega de árboles y asesoría, mejorando la calidad de vida de niñas, niños y adultos.

Forestín es el símbolo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y de nuestro país en la protección y cuidado de nuestros ambientes naturales, nació el 12 de junio de 1976. En sus inicios, fue creado específicamente para prevenir los incendios forestales. Sin embargo, con el correr del tiempo, representa todo lo que significa la conservación y preservación de nuestra naturaleza y medio ambiente.

Desde sus inicios acompaña a las y los funcionarios de CONAF en todas las salidas a terreno y sobre todo en las visitas a los jardines infantiles y colegios, donde Forestín se transforma en un gran promotor del cuidado y respeto por nuestra naturaleza y la prevención de los incendios forestales. Este símbolo del cuidado de nuestros ambientes naturales está basado en el coipo, especie nativa de Chile.

Imagen: CONAF

Cabe recordar que el coipo (Myocastor coypus), es una especie nativa de Chile. De las 50 especies de roedores chilenos, el coipo es el único adaptado a la vida acuática y es también el más grande. Su tamaño puede alcanzar hasta 1 metro de longitud y su peso a los 8 kilos. Es un mamífero robusto, provisto de una cola negra, larga y redondeada, escamosa y casi pelada. El color de su piel varía desde el café amarillento al café rojizo y tiene dos capas de pelo: el pelo de guarda, que es largo y brillante, y el pelo interior, que es corto y muy suave. Habita lagunas, lagos, ríos y pantanos, en la zona comprendida entre la provincia de Coquimbo a Magallanes, y se alimenta de plantas acuáticas y algunos moluscos.

Uno de los aspectos que más destacó el director ejecutivo de CONAF, Rodrigo Munita, es que Forestín a través de sus 45 años de vida, se ha transformado “en un símbolo de la Corporación pero también de Chile, del cuidado y protección de los bosques y la naturaleza. Hay generaciones que Forestín los ha marcado y en la actualidad su relación con los niños es muy importante para seguir sembrando la semilla del cariño, cuidado y respeto por la naturaleza, lo que se traducirá también, en las futuras generaciones, en conductas más amigables con el medioambiente, lo que esperamos sea un aporte para mitigar el cambio climático que afecta a nuestro planeta”.

Desde 2014 Forestín cuenta con sus propias redes sociales, donde refuerza su mensaje de amor y respeto a la naturaleza, a través de la educación ambiental. En las redes sociales de Forestín se le puede ver recorriendo Chile en actividades como forestador, guardaparque o brigadista forestal, invitando a seguir sus consejos, que nos ayudan a saber qué debemos hacer para proteger y conservar nuestros importantes recursos naturales.

Fuente: Conaf