cuervos recogen basura
Actualidad Animal

Francia: Cuervos ayudarán a recoger la basura en un parque

Los cuervos fueron entrenados para recoger la basura.

Seis cuervos fueron entrenados para ayudar a recoger la basura en un parque temático en Francia. Las aves serán capaces de tomar los desperdicios que encuentren y luego colocarlos en unas cajas especiales que liberarán un alimento especial para ellos como recompensa por su  trabajo.

Nicolas Villiers, presidente del parque Puy du Fou, explicó que el despliegue de las aves no solo tiene como fin limpiar, sino mostrar que “la naturaleza nos puede enseñar a preocuparnos por el medio ambiente”.

Las aves recogerán papeles, envases y colillas, entre otros desechos que los visitantes tiran al suelo. La iniciativa surgió después de que Christophe Gaborit, un halconero del parque, observara que a los cuervos les gustaba jugar con las personas, recoger los residuos del suelo y utilizarlos para construir sus nidos.

Gaborit empezó a entrenar esas aves hace seis meses con la ayuda de una caja con dos compartimentos: uno para que dejaran la basura y otro con galletas como recompensa. Se necesitaron entre tres y seis meses, dependiendo de cada cuervo, para que aprendieran a realizar la tarea.

Nicolas Villiers, aclaró que no se trata de «una operación de limpieza», ya que hay un equipo especializado de profesionales para esa labor, sino que es una iniciativa de «sensibilización y educación para los humanos».

«Hay veces que la gente es negligente con la naturaleza: tira al suelo papeles, envases de comida o colillas de cigarrillo. Esto es una lección bonita de la naturaleza. Si la ensuciamos, ella misma nos da una respuesta a través de los pájaros», agregó.

Para evitar que los visitantes adopten comportamientos contraproducentes como lanzar expresamente los papeles para poder jugar con las aves, siempre «van acompañadas por el halconero, que las vigila y protege, aunque ellas vuelan libremente en la zona».

La idea es continuar poniendo en práctica esta iniciativa «hasta que ya no sea necesario». Por el momento, los seis cuervos hacen turnos y limpian un total de dos horas al día, aunque, según Villiers, más que trabajar «se divierten».