Ayün
Actualidad Animal

Hoteles para perros ¿Son seguros para nuestros animales?

Uno de los temores más grandes es que tu perro regrese en mal estado de un hotel. A principios de enero se viralizó el caso de Ayün, quien volvió bajo de peso, deshidratado y apenas se podía mantener en pie. ¿Qué pasó? ¿qué se puede hacer en casos así?

Bárbara Apablaza, adoptó a Ayün, un mestizo de galgo de un año cinco meses. Viven en Santiago Centro y con el fin de que su perro estuviera tranquilo y protegerlo de los fuegos artificiales, decidieron enviarlo al hotel canino “Guthi Dogs Park”. Además, se van de vacaciones en el mes de marzo, por lo que les pareció una buena oportunidad para que Ayün conociera y se familiarizara con el lugar. “Llegamos a este hotel porque lo seguimos en Instagram y muchos influenciadores mandan a sus perritos ahí, en las publicaciones se veía a los perritos corriendo, disfrutando. Mencionan que es una parcela grande donde los perros están libres, lo van a pasar bien, full amor y diversión. Además, mi pareja tiene una conocida que también lleva sus perritos allá y Ayün había estado en otros dos hoteles porque pesa 35 kilos, es gigante. Nos encantaría llevarlo a todos lados con nosotros, pero no tenemos auto, no podemos viajar en bus con él. Antes había estado cinco días en un hotel, otra vez dos y todo había salido bien, Ayün llegaba en perfectas condiciones”.

Bárbara Apablaza y Ayün

El problema

Ayün estaría en el hotel los días 31 de diciembre y 1 de enero, pero por ser un día feriado no funcionaba el servicio de traslado de animales, por lo que debía quedarse hasta el domingo 2. “Ellos suben historias todos los días, estábamos muy pendientes y Ayün se veía súper bien. Se supone que también te mandan fotos si lo solicitas, pero como lo veíamos en las historias, sólo preguntaba por WhatsApp cómo había amanecido, cómo estaba, pero al verlo en Instagram me quedaba tranquila. Confiamos demasiado en verdad, eso fue lo que nos pasó, pecamos de confiados”. El día 2 de enero, Bárbara consultó a qué hora regresaba. “Me dijeron que tuvieron un problema y que lo iban a venir a dejar el 3 de enero AM o PM. Jamás se nos ocurrió que podía haber pasado algo malo, pensamos que tuvieron un problema con el auto o que quizás era el único perrito que tenían que venir a dejar, no cuestionamos nada”, agrega.

Ayün llegó a su casa ese lunes alrededor de las 12:30 horas, de inmediato Bárbara notó que venía cabizbajo. “Se echó, no nos saludó, no saltó que es lo que hace comúnmente. Las otras dos veces que se había quedado en hoteles saltaba y se volvía loco al vernos, esta vez no. También lo vi muy flaco. Pero el tipo que lo vino a dejar dijo que estaba todo bien y que era un perro muy cariñoso. Lo empecé a revisar y estaba muy aletargado, no se podía el cuerpo, fue a echarse, es flaco, pero se le notaban todas las costillas y estaba deshidratado. Lo metí a la ducha y se caía, no se podía el cuerpo, se le caía el poto, no se podía mantener de pie. Lo sacamos rápido, se acomodó en su futón, se quedó dormido y lo secamos mientras dormía. Tenía heridas en sus zonas de apoyo, heridas por roce, quemaduras y otras de mordida”, recuerda.

Bárbara se contactó con la veterinaria de Ayün, quien le hizo un sobrecupo para las 20:30 horas. “Hice un video y se lo mandé al contacto de Guthi Dogs Park. Le digo: mire cómo llegó, estamos disconformes, cuéntanos qué pasó, por qué está flaco, aletargado, deshidratado, tiene heridas. Su respuesta fue que no se habían dado cuenta, que nos podían traer unas venditas para hacerle curaciones en las heridas. Que era raro, que se había comido todo su alimento, que los perritos tenían agua a libre disposición, así que era raro que estuviera deshidratado y que de las heridas tampoco se habían dado cuenta”.

Control veterinario

Ayün durmió todo el día, no despertó, hasta las 19:30 para ir donde su veterinaria, quien lo examinó y dijo que “estaba deshidratado, con las pupilas dilatadas, presentaba movimientos atáxicos, que al parecer había sido sedado, tenido un shock de calor o fatiga muscular, pero que necesitaba hacer exámenes. Le pasaron 500 cc de suero, se recuperó un poco y al día siguiente le hicieron los exámenes, los que arrojaron que no hubo sedación, sino que tuvo una fatiga muscular y un shock de calor. El motivo de esto es exceso de ejercicio y haber estado mucho rato expuesto a temperaturas altas”, explica.

Agrega que también le suministraron analgésicos. “Ayün la sacó barata, llegó en mal estado, pero recibió atención veterinaria. Llegó el lunes, el martes durmió todo el día, el miércoles estuvo un poco más activo, pero no normal y recién el jueves en la tarde se comenzó a activar. Le tenemos que hacer un nuevo hemograma para ver cómo están sus riñones, porque un shock de calor puede generar problemas renales, musculares, etcétera”.

“Me llegaron muchos casos”

Bárbara destaca que el error que hubo por parte del hotel fue no tener control sobre los perros. “Los sueltan, los dejan que jueguen, peleen, no se preocupan de que estén a la sombra, que no se deshidraten. Cuando hice la publicación me empezaron a llegar muchos casos de personas que les pasó lo mismo en el hotel, los perros llegaban en el mismo estado o peor, con cortes, heridas, perros muy estresados, que no comían, que lo pasaron mal. Una niña me comentó que su perro llegó con un corte enorme y se hicieron los lesos y es imposible que no se hayan dado cuenta. Otra perrita llegó sangrando con una herida de colmillos enterrados en los muslos. También supimos que tienen una denuncia en curso por ruidos molestos y malos olores. Reciben alrededor de 40 perros y no cuentan con la cantidad de gente adecuada para atenderlos, por lo que hay peleas, perros con heridas graves, una niña me contó que a su perro le tuvieron que poner ocho puntos”.

La mamá de Ayün es enfática al mencionar que “estos lugares ofrecen un servicio en el que van a cuidar mi perrito, que lo va a pasar bien, va a estar como si estuviera en su casa, pero si ves que el perrito lo está pasando mal, no está comiendo, no está durmiendo, que llora, lo mínimo es llamar al tutor para avisarle y que lo vaya a buscar. En mi caso, creemos que este tema le pasó el domingo a Ayün y que por eso no lo trajeron, porque debe haber estado peor. Sé que pueden pasar cosas, que puede haber peleas, una mordida, pero deberían avisar, si un perro lo está pasando mal, no come o está estresado deberían llamar por teléfono, decir sabes que Ayün está deshidratado y lo vamos a llevar al veterinario o vengan a buscarlo”.

¿Crees que ellos se dieron cuenta del estado de Ayün?

Era notorio que estaba mal, ellos tienen que haber visto que no se podía mover. Por eso, hacerte el tonto y aquí no ha pasado nada no corresponde. Lo mínimo que espero por el servicio que me están ofreciendo es que me informen que al Ayün le pasó esto o lo otro, que me digan lo está pasando mal, ven a buscarlo, le dio un shock de calor, por favor lo pueden venir a buscar. Además, ellos te ofrecen que dentro de los servicios tienen una clínica veterinaria y que cualquier cosa que le pase a tu perro se hacen cargo con el veterinario y no es así.

¿Qué recomendaciones le darías a alguien que busca un hotel para su perro?

Lo primero es no confiar, ser lo más desconfiado posibles, no dejarse llevar por las historias ni recomendaciones de los influenciadores, no dejarte llevar porque en un video de Instagram se ven los perros felices. Sino que una recomendación de un amigo cercano, de un familiar, de tu veterinario. A nosotros nos pasó esto por ser muy confiados, fuimos muy relajados, siempre creímos que iba a estar todo bien. Confiamos y creo que siempre hay que tener el bichito de la duda. Elegir hoteles más personalizados, no uno con 40 perros, mejor que tengan poquitos para que entreguen un buen cuidado y servicio. Además, es importante una fiscalización por parte de las autoridades, ya que no existe.

Guthi Dogs Park

Tras hacerse viral la publicación sobre el caso de Ayün, Guthi Dogs Park se enteró que debió recibir atención veterinaria. “Me preguntaron qué cómo estaba, se excusaron que era muy raro, porque los perros siempre tienen agua, me pidieron disculpas, me ofrecieron pagar los gastos veterinarios y que no les pagara la estadía en el hotel. No aceptamos, nosotros lo único que queríamos era que se supiera el estado en que había llegado Ayün y la negligencia que tuvo el hotel para que no les pase lo mismo a otros perritos”.

Mestizos Magazine se comunicó con Guthi Dogs Park con el fin de conocer su versión, sin embargo, respondieron que “no podemos dar declaraciones por el momento porque está en manos del abogado el proceso”.

La opinión del especialista

Para Vicente Celedón, Médico Veterinario, etólogo y fundador de Dog Teacher, elegir un lugar es un tema complejo. “No es fácil encontrar un buen hotel, porque hay muchos animales juntos que no se conocen y que se suelen concentrar en temporadas como las vacaciones, son periodos difíciles para estos lugares; obviamente implica un pequeño riesgo que uno tiene que asumir. Es importante que los dueños sean conscientes de que están dejando su perro al cuidado de otro, por lo que tienes el deber de ir al lugar, verlo, conocerlo, saber dónde estará, cómo son los caniles, cuántas horas al día están sueltos y cómo es el cerco perimetral, ya que si el cerco no es bueno no los pueden soltar y no es un buen hotel. Para mí un buen hotel es aquel donde los animales no están encerrados y se encuentran libres la mayor parte del día”.

Dr. Vicente Celedón

El etólogo aconseja visitar, al menos, dos o tres hoteles para tener una idea de cómo son y conocer el lugar y el servicio que ofrecen, ya que así se pueden tener puntos de comparación. En el caso de elegir un hotel a domicilio o Pet Sitter, quien vaya a visitar al perro debiera sacarlo a pasear. “Hay que pensar que es un perro que no está con la misma interacción, entonces les hace bien hacer ejercicio y tener interacción social con otros perros”.

RECOMENDACIONES PARA ELEGIR UN BUEN HOTEL

1.- Seguridad. Lo más importante son los escapes y las agresiones dentro del hotel. Un perro puede terminar con una herida fea, con una cicatriz o una oreja rajada; puedes correr riesgos, pero hay que tratar de minimizarlos.

2.- Llevarle su plato de comida, de agua y una mantita, para que tenga sus olores y esté más tranquilo, también su comida. Se deben llevar las raciones correspondientes y un poco más, ya que nunca sabes si tu regreso se puede atrasar.

3.- Llevar a tu perro al hotel antes para que conozca el lugar y también a los perros que hay ahí.

4.- Vacunas y desparasitaciones. No todos los hoteles lo exigen, muchos confían en la palabra del dueño. Lo importante es que si tu perro está vacunado no va a tener problemas, y lo puedes desparasitar a la vuelta.