Actualidad Animal

Incendios forestales: Grecia se une para salvar a sus animales de la tragedia

“Sólo tienen cenizas para comer y no tienen ni una sola gota de agua”, señala una organización animalista.

Por estos días, Grecia sufre con los peores incendios forestales de su historia. Según los últimos reportes, ya son más de ochenta las víctimas fatales y hay cerca de 200 heridos. Las imágenes que recorren el planeta muestran a pueblos enteros convertidos en cenizas y a muchas familias destrozadas por la emergencia. También muestran a perros y gatos calcinados por no poder escapar de la catástrofe. A raíz de la gravedad de los hechos, varias organizaciones han debido trabajar para intentar rescatar a los cientos de animales que pudieron haberse visto afectados.

En este sentido, las redes sociales han sido de mucha ayuda. Las personas que han encontrado algún animal herido o moribundo suben una imagen a una de las distintas plataformas para intentar hallar a los dueños. Al mismo tiempo, a través de Facebook o Instagram, diversos grupos coordinan la asistencia para la entrega de agua, alimentos o materiales de primeros auxilios. También se solicita la presencia de veterinarios y expertos en el cuidado de los animales.

«Necesitamos hospitales temporales para tratar a los animales, transporte, agua y alimentos. Sólo tienen cenizas para comer y no tienen ni una gota de agua», se lee en una publicación de Cat Rescue.

En Facebook, la joven estudiante Artemis Kyriakopoulou, ha organizado un grupo para voluntarios que deseen ir en ayuda de los animales. “Mucha gente se ofreció a ayudar, no nos conocíamos antes de hoy. Ahora estamos buscando voluntarios con vehículos para que nos ayuden a llevar a los animales. Lo que te hace venir aquí es tu voluntad de ser un ser humano, no puedes no ayudar, ya sean animales o personas. Sabes que aquí, en algún lugar, están estas almas indefensas, no puedes dejarlos así. No sé, creo que es responsabilidad de todos”, afirmó la joven animalista.

Los animales han sufrido graves quemaduras en la piel y también en sus patas, luego de recorrer varios kilómetros sobre las cenizas para pedir ayuda. También se registran severos casos de deshidratación y algunos ejemplares muestran síntomas de estar en shock con los incendios. El lado positivo han sido las imágenes de voluntarios y personal de emergencia trabajando juntos con el fin de rescatar a los animales heridos o perdidos y regresarlos a sus dueños.