vaca semana mundial sin lácteos
Actualidad Animal

Informe de organizaciones animalistas pide mejorar bienestar animal entre Chile y la UE

Hace 20 años, cuando ambos celebraron su primera alianza comercial, se agregaron por primera vez disposiciones sobre cooperación en materia de bienestar animal. Pero tras eso se dio un aumento e intensificación en los sectores ganaderos y acuícolas chilenos. Ahora, la ONG Eurogroup For Animals y Fundación Vegetarianos Hoy lanzan un documento en el que hacen sus recomendaciones y solicitan a la Unión Europea y a Chile que aborden de mejor manera el tema del bienestar animal en la actualización de este lazo.


En un momento donde la protección de los animales y la lucha por sus derechos acapara gran adhesión ciudadana, – y ad-portas de una elección presidencial donde las propuestas en materia animalista serán claves-, se abre una posibilidad de llevar el bienestar animal a instancias mayores a partir de la modernización de las relaciones comerciales entre Chile y la Unión Europea (UE).

En 2002, cuando la UE y Chile celebraron su primer acuerdo comercial, agregaron por primera vez disposiciones sobre cooperación en materia de bienestar animal. Aunque esta cooperación sólo se basaba en las normas de bienestar animal establecidas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la inclusión de estas disposiciones contribuyó a acelerar la adopción por parte del gobierno chileno de una ley nacional de protección de los animales en 2009 – la Ley N° 20.380.


Por ello, cuando están por concluir esas negociaciones, la ONG internacional Eurogroup For Animals y la Fundación Vegetarianos Hoy lanzan un informe donde hacen un llamado a ambos socios para que aprovechen la oportunidad de garantizar que el comercio entre las partes no tenga un impacto perjudicial sobre los animales, y que el nuevo acuerdo contribuya a una transición hacia sistemas alimentarios sostenibles que beneficien a los animales, las personas y
el medio ambiente.


La petición se hace en un momento clave: el parlamento chileno está debatiendo actualmente dos leyes sobre el estatus legal de los animales, y se ha ingresado un proyecto de ley que apunta a la producción de huevos de gallinas libres de jaulas y otro sobre estándares de bienestar animal en la industria acuícola.

Por otro lado, desde la entrada en vigor del acuerdo comercial de 2002, la industria ganadera en Chile ha crecido y se ha intensificado significativamente, y las exportaciones de carne de salmón, pollo y cerdo de Chile hacia Europa también han aumentado. Y, dado que el acuerdo original no consideró que la comercialización tuviera algún tipo de restricción relacionada con el bienestar animal, este acuerdo entre la UE y Chile ha contribuido indirectamente a la expansión de este modelo más intensivo de producción animal, que no solo es perjudicial para el bienestar animal,
sino que también impacta desafíos globales como la propagación de zoonosis -enfermedades que pasan de animal a humano-, el aumento de la resistencia a los antimicrobianos, la pérdida de biodiversidad, la deforestación y el cambio climático.


El informe de ambas organizaciones animalistas advierte además que este fenómeno podría incluso agravarse ya que los productores chilenos señalan que un mayor acceso al mercado les proporcionaría más incentivos para desarrollar sus exportaciones a la UE. De esta forma, si el acuerdo comercial modernizado entre la UE y Chile proporciona un acceso al mercado tan relevante para los productos chilenos, este acceso preferencial también debería condicionar el
respeto de estándares de bienestar animal equivalentes o superiores a los que tiene la misma UE.

Además, de acuerdo con esta publicación, el remozado acuerdo debe incluir disposiciones ambiciosas sobre cooperación en materia de bienestar animal, con un reconocimiento de la sensibilidad de los animales y cooperaciones destinadas a alinear las reglamentaciones con las normativas de la UE.

“El primer acuerdo UE-Chile fue un punto de inflexión para el bienestar animal en la política comercial. Sin embargo, la intensificación de la ganadería y la acuicultura que prosiguió muestra que se necesitan herramientas más sólidas para garantizar que la política comercial no afecte negativamente a los animales”, expresa Reineke Hameleers, directora ejecutiva de Eurogroup for Animals.


En tanto, Cristian Apiolaza, Director Legal de la Fundación Vegetarianos Hoy, sostiene que “esta es una gran oportunidad para que Chile tome en cuenta las recomendaciones de este informe y apunte a estándares más elevados de bienestar animal en la producción animal, cuestión que, en términos de normas y de fiscalización, nuestro país está en una enorme deuda para con los animales y los consumidores”.

*Para conocer el informe de Eurogroup For Animals y Fundación Vegetarianos Hoy ingresa al siguiente link: https://observatorioanimal.org/acuerdo-chile-ue/