trampas ratas y ratones
Actualidad Animal

Inglaterra prohibirá el uso de trampas adhesivas para ratones

Inglaterra prohibirá el uso de trampas adhesivas para atrapar ratones y ratas, gracias a un proyecto de ley que recibió apoyo unánime.

Las trampas de pegamento o adhesivas son piezas de cartón, plástico o fibra recubiertos con un fuerte adhesivo que están diseñadas para inmovilizar a los pequeños animales que pasan por encima de ellos.

Humane Society International (HSI) ha catalogado estas trampas como «inhumanas» e «insostenibles», ya que los animales que quedan atrapados pueden sufrir roturas o dislocaciones de huesos, desgarros de piel, asfixia o, si se dejan el tiempo suficiente, deshidratación e inanición. Por lo que, en el año 2015 comenzó una campaña para prohibirlas.

La nueva legislación no prohibirá su venta, pero será ilegal que los ciudadanos, incluidos los técnicos de control de plagas, utilicen las utilicen en Inglaterra sin autorización.

Según información publicada en microservices.es, la legislación contiene una exención, que permitirá a quienes trabajen en la gestión de control de plagas solicitando una autorización a las autoridades sanitarias, cuando «no haya otra solución satisfactoria» y cuando sea necesario para «preservar la salud o la seguridad pública».

El medio destaca que la directora ejecutiva de HSI/UK, Claire Bass espera que la prohibición estimule cambios en las actuaciones de la industria del control de plagas. «Es absolutamente satisfactorio que se prohíba su uso público, y esperamos que esto precipite su retirada de la venta por parte de los minoristas, ya que será ilegal que sus clientes las utilicen. El régimen de autorizaciones para el uso de trampas adhesivas por parte de la industria de control de plagas deberá ser muy estricto para garantizar que estos productos ya no se puedan utilizar con impunidad».

Foto de Shashank Kumawat en Pexels