Inna Moll
Actualidad Animal,  Mestizos Magazine

Inna Moll & Quinta: “Ella es mi cable a tierra”

Aún cuando su vida parecía de ensueño, la modelo e influencer no estaba feliz. Se miraba al espejo y no se reconocía. Todo cambió hace siete meses y acá nos revela por qué. En pocos días parte a México donde trabajará como presentadora.

Por Jessica Celis Aburto. Fotografía: Gonzalo Muñoz F. Dirección de arte: Mauricio Pontillo. Make Up: Paula Bruzzone.

Derrocha simpatía y encanto. Tiene 23 años, más de un millón de seguidores en YouTube y casi la misma cifra en Instagram. Esos son los contundentes números que la modelo e influencer, Inna Moll, ostenta en sus redes sociales. Durante los últimos años su vida estuvo marcada por los viajes, estadías en Estados Unidos y luces que muchos y muchas celebran. Confiesa que algo le faltaba, hasta que hace siete meses se encontró con Quinta (11 meses), que adoptó con quien en era entonces su pareja.

El nombre fue el resultado de un acuerdo con su ex, con quien vivía en California y es el lugar de origen de la cachorra. Tras la separación, estaba claro con quién se quedaría. “Yo soy la más perruna. Él nunca había tenido perros y siempre supe que si no seguíamos, ella se quedaría conmigo, incluso, lo habíamos conversado”, cuenta. Hoy, Quinta sigue los pasos de su humana, y ya cuenta con más de 8 mil seguidores en su Instagram (@quintathepup).

Inna entró en el mundo del modelaje a los 13 años, y al llegar a los 20, ingresó de lleno al mundo de las redes sociales al hacerse viral un video que subió a YouTube. “Todo partió como un juego, subía contenido más que nada jugando, hasta que pasó lo del viral. Las marcas me empezaron a llamar y tuve que conseguir un manager porque todo comenzó a pasar muy rápido. Me fui a Estados Unidos por el modelaje. Mi intención era volver a Chile en 2 meses, pero no lo hice hasta 8 meses después. No paré de viajar porque conocí a YouTube (risas). De eso han pasado 3 años”, recuerda.

Durante todo ese tiempo la idea de tener un perrito la acompañó, pero sus recurrentes viajes la detenían. “Quería volver a lo que me gusta, al aire libre. Necesitaba volver a hacer las cosas que me llenaban, realmente, porque sentía que estaba muy lejos de ellas. Quinta me hizo reconectar”, declara.

Las limitaciones que pone un animalito de compañía son una realidad, si la persona viaja mucho y no puede llevarlo ¿Te costó mucho tomar la decisión?

La verdad es que si le preguntas a alguien de mi edad te dirá que sí es un problema y todos me decían que no lo hiciera porque viajo mucho, pero hoy en día quiero un cambio y tener más rutinas. Quiero vivir en un lugar más específico y aunque sigo viajando, ella lo hace conmigo. Es cierto que ha sido una limitante para los viajes, pero me ha dado esta otra parte en la que quiero que estemos juntas, tener nuestra rutina y estabilidad. Yo antes agarraba un vuelo como quien agarra una micro. Viajaba demasiado al mes y creo que eso tampoco me hacía bien a mí, mentalmente. Cuando decidí tener a Quinta fue cuando necesitaba esa estabilidad de vida en general y ella me la dio. Estoy muy feliz con el cambio y se lo agradezco. Ahora que me voy a vivir a México por seis meses, ella se va conmigo. Es el momento perfecto para que yo esté más tranquila y allá voy a vivir con mi hermana, a quien también le encantan los perros, así que tendrá otra partner para que la acompañe cuando yo no esté en la casa. Ella es estilista canina, así que va a estar feliz de cuidarla si yo no estoy. Sí tendrá que acostumbrarse a quedarse sola algunas veces porque además de seguir haciendo contenidos en mis redes sociales, voy a estar en un programa de televisión, por lo que mi vida va a cambiar; aunque por supuesto voy a hablar con todo el equipo para ver si puede acompañarnos en todos los programas (risas).

¿Qué podrías contarnos de Quinta?

Es mi cable a tierra, mi hija, la que cambió mi vida para mejor. Tiene muchísima energía, es mi máxima compañera. La amo y la adoro. Si bien crecí con perritos, es la primera vez que tengo una conexión tan fuerte con uno. Una en este caso (risas). Cuando la la vi me puse a llorar. No podía creer lo que sentí y supe que iba a estar conmigo hasta que su vida termine. Ella es la mejor compañera, inteligente, cariñosa y entiende todo. Creo que hemos conectado de una manera tan profunda porque somos las dos nada más. Y cómo tiene mucha energía me ha empujado a salir al aire libre, a subir cerros todos los días y varias veces porque con un paseo a ella no le alcanza (risas). Estoy enamorada de ella.

Volviendo a tu rol como influencer ¿Cómo vives la tremenda exposición en las redes sociales?

Puede ser una realidad muy dulce o amarga. Es muy heavy y por eso creo que la llegada de Quinta tiene que ver mucho con eso, porque en un momento me vi viajando mucho, como que estaba viviendo una vida que toda la gente aplaudía, que parece muy cool y todo, pero que no hacía feliz al 100%. Me veía al espejo y no era yo totalmente. Por eso cuando llegó fue super fuerte y marcó un antes y un después. Volví a la vida natural. Ahora quiero un patio y no aspiro a tener un departamento tan nice. Mis prioridades fueron cambiando y también mis responsabilidades. Es muy fuerte estar en el ojo público y muchas veces la gente no sabe lo que hay detrás de las personas que estamos expuestas. Para mí lo más importante es que la gente vea lo que yo soy y por lo mismo estoy tratando de volver a mi esencia, que son los animales, el aire libre, el campo.

¿Por qué decidiste esterilizarla?

Mucha gente me ha escrito en redes sociales para decirme que por qué esterilicé a Quinta, que debió tener al menos una camada, que fue una estupidez lo que hice. Soy una convencida de que la esterilización de las mascotas es fundamental y no creo que sea necesario que las perritas tengan cachorros. Fue lo primero que hice después de que tuvo su primer celo. Más adelante quiero adoptar más perritos, ojalá pudiera tener mucho y un patio para todo/as ello/s. Lo más importante es ser responsables y darles el cariño y todo lo que necesitan. Adoptar es una responsabilidad muy grande y eso las personas deben tenerlo muy claro. Adoptar para dejar un animalito solo o sola todo el día no es vida para ellos. Los perros generan ansiedad y se pueden volver más agresivos o solitarios, y eso es súper triste.

Dentro de pocos días parte a México a un nuevo desafío, será parte de TeleHit, uno de los canales más importantes de música en México y Latinoamérica, que brinda información sobre artistas y entretenimiento y que pertenece al gigante azteca: Televisa. En este desafío la acompaña Quinta, quien dejó impresionado a nuestro equipo por lo afiatada que está con Inna, lo obediente y bien portada que es.

MIRA LAS IMÁGENES DE INNA & QUINTA