pulpos
Actualidad Animal

Los pulpos son capaces de sentir dolor emocional

«Mi maestro el pulpo», quien se quedó con la estatuilla de los premios Oscar al Mejor Documental, en la categoría que competía «El Agente Topo», muestra cómo los pulpos pueden vincularse con los humanos.

My Octopus Teacher (Mi Maestro el Pulpo), un documental sudafricano, dirigido por Pippa Ehrlich, era el favorito para obtener el Oscar en su categoría, luego de haber recibido el Bafta británico.

La cinta muestra cómo una cineasta forja una amistad inusual con un pulpo que vive en un bosque de algas en Sudáfrica y aprende del océano mientras el animal comparte los misterios de su mundo.

El documental volvió a dejar en evidencia que los pulpos son capaces de sentir dolor emocional como los humanos. Un estudio revela que los pulpos son capaces de sentir angustia, sentimientos de pérdida y dolor emocional complejo, más allá de sus lesiones físicas.

El dolor no se limita a una respuesta orgánica ante lesiones o estímulos dañinos. Por el contrario, en organismos más complejos, implica experiencias de duelo y pérdida que afectan el estado de ánimo de los animales. Este fenómeno ya se había observado en vertebrados —como chimpancés e incluso perros domésticos—, pero recientemente, un estudio reveló que los pulpos también tienen esta capacidad.

A nivel neurológico, los pulpos son los invertebrados más completos de la Tierra. Pocos estudios anteriores se habían enfocado en su capacidad de experimentar dolor, o las diversas capas de trauma que estos animales pueden experimentar. Según Robyn Crook, neurobióloga de la Universidad Estatal de San Francisco, pueden sentir dolores emocionales potentes. Aunque es complicado identificar sentimientos subjetivos en los animales, el comportamiento de los pulpos sugiere que no sólo sufren a nivel físico.

“Incluso en ausencia de pruebas sobre la conciencia o la sensibilidad en los cefalópodos, queda claro que las respuestas demostradas por los pulpos en este estudio son tan similares a las que expresarían los mamíferos que experimentan dolor, que puede hacer un argumento de precaución razonable de que el estado interno de estas especies dispares probablemente también sea similar “, concluye Crook en información publicada en ngenespanol.com