brochas
Actualidad Animal

Marca de belleza prohíbe uso de pelos de animales en sus cepillos

Una de las marcas de cosmética y belleza más grande del mundo, dejará de utilizar pelo de animal para fabricar sus cepillos, según PETA.

El compromiso del grupo L’Oréal, llega después de su marca filial, la marca Baxter de California, prohibió el pelo de tejón. La empresa de cuidado personal se deshizo del pelo de tejón tras una campaña de PETA y de casi sus 80.000 seguidores. “Cada cepillo de pelo de tejón o cabra representa a un animal sensible que sufrió una muerte violenta”, comentó la vicepresidenta ejecutiva de PETA, Tracy Reiman, en un comunicado de prensa.

“La decisión compasiva del equipo L’Oréal ayudará a PETA a impulsar a las industrias de belleza y arte a incluir cepillos sintéticos que no dañen ni un pelo de la cabeza de un tejón”, continuó Reiman.

Cepillos con pelos de animales

La organización ha documentado crueldad animal en la industria del tejón, que usa el pelo de los animales para fabricar brochas de afeitar, pintura y maquillaje.

Una investigación de PETA en Asia, China, descubrió que los tejones son mantenidos en condiciones de vida deplorables. Las granjas de peleterías confinaban a los animales en pequeñas jaulas de alambre.

Según el equipo, los trabajadores golpeaban a los animales y luego los degollaban. Un tejón fue visto moviéndose un minuto entero después de ser degollado.

El equipo de L’Oréal se une a otras 100 empresas que han prohibido el pelo de tejón en los cepillos. Otras marcas son Morphe, Procter & Gamble’s The Art Of Shaving y The New York Shaving Company.

Un número de empresas de cosmética y belleza ya usan materiales sintéticos para hacer sus cepillos. EcoTools es una marca que hace sus cepillos sin usar el pelo de los animales. Fabrica sus licuadoras y brochas de maquillaje 100% veganas y libre de crueldad y con materiales reciclados y renovables, como el bambú.

Luxie Beauty también se especializa en brochas veganas y libre de crueldad fabricadas con materiales sintéticos.

Fuente: Animal Libre