cambio climático
Actualidad Animal

Marcha por el clima: La ausencia de la emergencia climática en el debate presidencial

Iniciaron las campañas electorales y sabemos que los debates y polémicas estarán a la orden del día. Uno de los principales temas en la agenda pública, incluso a nivel mundial, es la crisis climática, por cuanto nos afecta como humanidad por la responsabilidad generalizada y sobre todo de la industria y las autoridades.

Por Camila Ahumada
Candidata a CORE Santiago 4 – @camila.ahumadao.

Este viernes está citada la marcha por el clima, convocada por Friday For Future, movimiento fundado por la activista Greta Thunberg, que busca instar a acciones inmediatas por parte de las autoridades sobre la crisis climática y ecológica que estamos viviendo a nivel mundial y nacional, y que es una amenaza certera y pronta de afectar profundamente el futuro de la humanidad como la conocemos.

Es por ello, que la ausencia del tema en el debate presidencial de este miércoles es una pésima señal frente a lo transversal y urgente que resulta este tema, en esta semana clave de activismo por el medio ambiente, posterior a un informe del IPCC, que, por esta vez sin filtro político, más que desalentador fue catastrófico: El calentamiento global está acelerado, y a menos de que se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero de forma inmediata, limitar el calentamiento global a cerca de 1.5°C o 2°C es casi imposible.

Hay que considerar que el daño al medio ambiente y el calentamiento global es algo transversal producto de la industria, los procesos de producción y economía, las políticas públicas respecto a la alimentación, energía y transporte. Aún más en un contexto como el de Chile, que según los expertos y el mismo gobierno, vivimos en un país altamente vulnerable al cambio climático.

No solo eso, tenemos casos emblemáticos de problemas socioambientales territoriales, tanto históricamente como fue el caso Freirina, relacionado con la producción de cerdos, la zona de sacrificio de Quintero y Puchuncaví que aún no se resuelve y se sigue priorizando la producción extractivista a costa de la salud de las familias del sector, y lo más reciente, la aprobación del proyecto Dominga, que podría causar una devastación en la región de Coquimbo, con un impacto directo a la fauna marina y costera, y cuyo avance según la reconocida primatóloga y antropóloga Jane Goodall como “sería una tragedia».

Es imperante incluir la crisis climática en todos los debates de candidaturas del 21 de noviembre, considerando que será la problemática principal los próximos años de la humanidad en donde tendremos que adaptarnos a las catástrofes ambientales que se avecinan. Este tema debe estar, partiendo por los programas presidenciales, siguiente por las propuestas de los candidatos a diputados, existiendo tantos proyectos referidos a problemáticas medioambientales que resultan menos que insuficientes, y por último y no menos relevante, los gobiernos regionales.
Este último punto, un poco desconocido en general, tiene la característica de que los Gobiernos Regionales junto con los Consejos Regionales, cargo que también se define en las próximas elecciones, tienen el conocimiento in situ de los problemas medioambientales del territorio y también la posibilidad de destinar recursos para su solución y mitigación.
La crisis climática se debe solucionar con medidas locales y globales, reales, efectivas, interseccionales, y por ello debe estar en la agenda, discursos y promesas de todas las candidaturas.

Imagen Pixabay en Pexels.