caballos
Actualidad Animal

México: Reemplazan carruajes tirados por caballos

La ciudad de Acapulco reemplaza carruajes tirados por caballos por motos de cuatro ruedas.

La directora de ecología de Acapulco, Guadalupe Rivas Pérez, confirmó que el municipio tendrá una política de cero tolerancia para los carruajes tirados por caballos. Más de 40 empresas recibieron vehículos de cuatro ruedas de parte del gobierno para ayudarlos a hacer la transición de los paseos en carruaje.

Según información publicada por Peta, los caballos han demostrado que pueden entender símbolos y usarlos para solicitar algo. Incluso pueden pedir que se les pongan o quiten abrigos de invierno (¡los caballos también sienten frío!). Son individuos espectacularmente inteligentes que merecen vivir libres de las palizas y el trabajo involuntario y repetitivo que comúnmente sufren en la industria del carruaje. Muchos caballos obligados a tirar de carruajes han sido vistos en condiciones miserables con alimentos y atención veterinaria inadecuados; y algunos incluso han tenido que beber aguas residuales sucias.

Afortunadamente, en la ciudad de Acapulco, los caballos que tiraban los carruajes, a partir de ahora vivirán en un santuario animal.

PETA Latino anima a todas las ciudades a seguir el ejemplo de Acapulco, Las Vegas, Santa Fe, Nuevo México y muchas otras, en la prohibición de paseos crueles y peligrosos en carruajes. Los carruajes tirados por caballos simplemente son accidentes esperando a suceder.

Muchas lesiones e incluso muertes de caballos y personas han ocurrido después de que los animales se asustaran por el tráfico. En una fracción de segundo, un caballo puede pasar de estar tranquilo y calmado a entrar en pánico y abalanzarse ciegamente a lo largo de calles concurridas.

Los accidentes no son el único problema con los carruajes tirados por caballos: la industria ha sido objeto de críticas por violar las leyes una y otra vez, incluyendo las leyes de bienestar animal. Los conductores han sido sorprendidos abandonando su carruaje mientras están bebiendo, forzando un caballo a trabajar y haciendo que los caballos trabajen en temperaturas de 90 °F, a pesar de una suspensión obligatoria de caballos por el calor.

https://www.instagram.com/p/B9uKkvqDQWM/?utm_source=ig_embed