Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Animales de producción ¿Qué pasa cuando nadie mira?

noviembre 5, 2020 by Isabel Pinto en Actualidad Animal

Vegetarianos Hoy lanzó “Observatorio Animal”, unidad de investigación de la Fundación que busca visibilizar la realidad que viven a diario los animales de producción, darla a conocer a la sociedad civil y accionar legalmente en aquellos casos más graves de maltrato y crueldad animal con el fin de que sean castigados.

Por Isabel Pinto G.

Según cifras oficiales, se estima que 14.683.402 millones de gallinas ponedoras de huevos se encuentran confinadas en jaulas batería actualmente en Chile, y que igual número de pollos machos es sacrificado por esta misma industria. También que la industria pesquera -en general- produjo 44,996 millones de toneladas de peces durante el periodo 2001-2011. Y que sólo durante el pasado año 2019, 8.281.566 millones de animales, entre ganado bovino, ovino, caprino y porcino, fueron trasladados vivos entre regiones a nivel nacional. Estas cifras son parte de los resultados del trabajo del Observatorio Animal, la nueva unidad de investigación de la Fundación Vegetarianos Hoy.

Observatorio Animal busca visibilizar la realidad que viven a diario los animales de producción en Chile y más adelante en el resto de Latinoamérica. Para ello, este proyecto investiga, recopila y analiza información sobre estos animales, dándola a conocer posteriormente a la opinión pública y, en aquellos casos más graves, presentando querellas criminales para que los actos de maltrato y crueldad contra estos animales sean investigados y castigados.

Ignacia Uribe, directora de Vegetarianos Hoy explica que “recopilamos información pública, que nosotros la pedimos por transparencia y la analizamos con el fin de darla a conocer y acercarla a la opinión pública. La información la recopilamos de las fiscalizaciones que hace el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) a las empresas que trabajan con animales de producción, tanto en mataderos como en los lugares donde los crían”. Gracias al Observatorio Animal, cualquier persona podrá saber cómo viven los animales de producción en Chile, y por fin habrá una contraparte a lo que intenta mostrar la industria a través de la publicidad. “Muchas veces la opinión de la sociedad civil está influida por la publicidad, ya que esa la única fuente de información que tienen, donde por ejemplo muestran a las vacas de producción lechera pastando en extensos campos y la realidad no es así. Esta es la contraparte a esa publicidad que hace la industria cárnica”, agrega.

Cristian Apiolaza, director legal de Vegetarianos Hoy agrega que buscamos “revelar, sacar de la oscuridad la información que hay en torno a los animales de producción. Cuando tú te acercas a un consumidor promedio de productos de origen animal, difícilmente tiene alguna idea de lo que pasa, de lo que está comiendo o cómo llegó eso a su plato. Nuestro objetivo es entregarle información a los consumidores para que ellos puedan tomar decisiones a partir del conocimiento de dicha información”.

La realidad de los animales de producción

Pollos, gallinas, cerdos y vacas, entre otros, forman parte de los llamados animales de producción. Todos ellos, sin excepción, viven un infierno antes de morir, sin que la mayoría de las personas lo sepa. “Los animales en nuestro país viven completamente hacinados. Basta ver cualquiera de las investigaciones que hace algunos años realizó Elige Veganismo. Ahí se puede apreciar que cerdos, gallinas, pollos viven amontonados. Para que se desarrollen rápidamente, acortar los tiempos y producir más, se les dan antibióticos y hormonas, pero especialmente antibióticos, que promueven el crecimiento y previenen enfermedades que se pueden dar por el hacinamiento”, menciona Ignacia Uribe.

Gallinas ponedoras: Las gallinas son los animales de producción más afectados. “Uno en realidad no lo piensa y cree que al comprar huevos en realidad no está muriendo ningún animal, pero viven en jaulas muy pequeñas, de alambre, alojadas de a cinco o siete, incluso 10, donde nunca ven la luz del sol, no pueden realizar ninguno de sus comportamientos normales, como picotear el piso, estirar las alas, darse baños de polvo, dormir en altura. Es como si nosotros estuviéramos metidos en una caja, con 10 personas más, sin nunca siquiera poder estirar las rodillas. Es terrible”, explica Ia fundadora de Vegetarianos Hoy.

Cerdas en gestación: Las cerdas permanecen en jaulas alrededor de cuatro años, son inseminadas una y otra vez. Agrega que “ni siquiera pueden darse la vuelta, porque tienen que estar de lado, sin poder levantarse y muchas veces aplastan a las crías. En este caso existe una gran problemática de bienestar animal, estas jaulas ya están prohibidas en varios países, no solamente en los 27 de la Unión Europea, sino también en Australia, Nueva Zelanda, Canadá y en algunas zonas de Estados Unidos. Pero en Chile y el resto de Latinoamérica, no se ha avanzado”.

Vacas: Muchas personas piensan que en nuestro país las vacas solamente viven pastando, pero también se realiza mucho confinamiento, especialmente en la industria láctea. “Las mantienen encerradas por largos períodos mientras las ordeñan. Pasan la vida preñadas y pariendo, son inseminadas artificialmente y cuando el ternero nace se le separa inmediatamente de su madre. También hay hacinamiento de vacas para consumo”, añade Ignacia.

Pollos: Los pollos están emplazados a piso en enormes corrales o galpones. “Puede haber millones y se aplastan unos a otros. También está el tema del crecimiento: un pollo llega en 40 días a un tamaño adulto, es como si una guagua de cinco meses pesara 100 kilos, por lo que presentan trastornos óseos, se les quiebran las patas, no alcanzan a desarrollar la fuerza suficiente para sostener este cuerpo gigante que se desarrolla demasiado rápido”, explica.

Peces: Si bien los que están en el mar tienen una mejor calidad de vida porque están en libertad, pero tienen una muerte horrible, se asfixian por muchos minutos a veces horas, hasta que mueren. “Es cierto que no existen leyes específicas que traten el bienestar de los animales de producción más conocidos por las personas, pero al menos hay referencias a este tema en la ley general de protección animal y sus reglamentos. Pero en el caso de los peces, no hay ninguna norma al respecto, ni mucho menos alguna institución estatal que fiscalice este tema,” señala Cristian Apiolaza.

Maltrato Animal

Ignacia Uribe destaca que en general todos los animales de producción están expuestos a que se normalicen prácticas de abuso y crueldad contra ellos, al final se sistematiza la violencia. “Sólo un poco de investigación reveló que existen numerosos problemas de maltrato y eso se puede ver, por ejemplo, en las querellas que hemos presentado, donde hay tres casos que son súper graves. Uno de ellos en Sopraval, y uno piensa que si ocurren abusos en empresas grandes, que son fiscalizadas, qué pasa cuando no hay nadie mirando, esa es la pregunta final que queremos que la gente se haga”. El abogado Cristian Apiolaza agrega que, gracias al trabajo del Observatorio Animal, “ahora tenemos la oportunidad de detectar y accionar legalmente en aquellos casos más graves de maltrato y crueldad animal, exigiendo que se realice la investigación pertinente por parte de las instituciones respectivas.”

Fiscalización

El Servicio Agrícola Ganadero es el encargado de fiscalizar, sin embargo, Ignacia menciona que “la poca cantidad de fiscalizaciones deja en evidencia que el SAG no tiene muchos recursos y que este tema no está siendo una prioridad. La idea es que la opinión pública se pregunte qué es lo que pasa detrás de los muros, porque si cuando se fiscaliza, se encuentran este tipo de maltratos, quizás pasan cosas mucho más terribles cuando no hay nadie mirando. También es una oportunidad para mejorar lo que están haciendo”.

Para Apiolaza “claramente hay un problema profundo en la institucionalidad que tiene que velar porque se cumplan los reglamentos que tienen relación con el bienestar de los animales: en la crianza, su transporte y durante el sacrificio o beneficio. La norma hace referencia al bienestar animal dentro del contexto de la producción, es decir, lograr un producto que sea comerciable, bajo ciertos estándares de bienestar que son importantes para el consumidor y para los países con los cuales tenemos acuerdos económicos, pensando en la calidad del producto. A modo de ejemplo, en la industria salmonera hay muchos estudios de bienestar animal, pero apuntan a la calidad del salmón. Se busca su bienestar por una cuestión netamente comercial, pero no necesariamente a que sufra menos. No se utiliza ese lenguaje.”

Agrega que esta unidad de investigación de Vegetarianos Hoy, busca “cumplir un rol de fiscalización respecto de las instituciones que tienen este rol, y lo vemos como una gestión necesaria. Nosotros hicimos una solicitud de información entre el 2016 – 2018, y el SAG nos entregó 323 fiscalizaciones, separamos 40 actas en donde vimos problemas de maltrato animal. Las redujimos a 11 casos y ninguna de esas fiscalizaciones, ni siquiera las más graves, fueron sancionadas como corresponde o eventualmente, como establece la ley, derivadas al Ministerio Público para que se hiciera una investigación. Le preguntamos al SAG por qué no habían sido sancionados o derivados a la Fiscalía y la respuesta fue que simplemente no lo hicieron. De esos 11 casos nosotros tomamos los tres que tenían mayores antecedentes para presentar las querellas”.

Vegetarianos Hoy, gracias a las investigaciones realizadas por Observatorio Animal ha presentado tres querellas. “El problema principal es que el SAG activa estos casos, pero no los lleva al Ministerio Público y no salen a la luz. Si es que nosotros no presentamos una querella, no pasa nada. El SAG debería instar a sus fiscalizadores a que sean lo más transparentes posibles y por otro lado, ver quién falló en esta cadena, especialmente en el área jurídica, de por qué no se llevó al Ministerio Público algo tan grave como estos delitos”, destaca Ignacia Uribe. Si quieres conocer otras investigaciones realizadas ingresa a observatorioanimal.org

Querellas presentadas por Vegetarianos Hoy:

“Como método de sacrificio de aves adultas se utiliza un palo de madera mediante golpe en la zona cervical, método no descrito en decreto 29”. Acta de Fiscalización SAG N° 05-007062, Sopraval S.A., 18 de abril 2018, Valparaíso. Este hecho debería haber sido denunciado al Ministerio Público por parte del SAG, cuestión que no se llevó a cabo. Vegetarianos Hoy presentó una querella por el delito de maltrato y crueldad animal en este caso, la que fue declarada admisible el 07 de agosto de 2020. Aún se encuentra en etapa de investigación.

“(…) Bovino cae al ingresar a la manga. Al no poder levantarse, operario de la planta lo golpea con un palo. Mientras el animal continúa en el suelo, otro operario camina encima de él en dos ocasiones, posteriormente intentaron arrastrar al animal vivo con cuerdas atada en cabeza y cola”. Acta de Fiscalización SAG N°04-01864, Sociedad Comercial Carnes Danke S.A., 8 de agosto 2017, Coquimbo. Este maltrato tampoco fue denunciado al Ministerio Público por parte del SAG. La Fundación presentó una querella por el delito de maltrato y crueldad animal en este caso, la que fue declarada admisible el 01 de julio de 2020. Aún se encuentra en etapa de investigación.

“En corrales, no se provee de manera permanente agua en bebedores de bovinos. Tampoco se les da alimento a los animales que permanecen dos días o más en el establecimiento. Durante el arreo de animales hay golpes excesivos con palos, abuso de picana eléctrica y arrastre desde orejas y vellón”. Acta de Fiscalización SAG N° 10-03477, Sociedad Faenadora Abascar LTDA. 8 de noviembre 2017, Puerto Montt. Este caso tampoco fue denunciado al Ministerio Público por parte del SAG. Vegetarianos Hoy presentó querella por el delito de maltrato y crueldad animal, la que fue declarada admisible el 15 de julio de 2020. Aún se encuentra en etapa de investigación.