Mestizos Magazine

Volver
Alt de la imagen

César Campos, Mérida & Arturo: “No les tenía amor a los gatos”

agosto 9, 2019 by Isabel Pinto en Mestizos Magazine

El periodista se convirtió en catlover ya siendo adulto, porque los gatos que pensaba dar en adopción lo conquistaron…

Por Isabel Pinto G. Fotografías Gonzalo Muñoz.

Mérida y Arturo salen a recibirnos. Comienzan a maullar, se acercan y dejan que los acariciemos. Son los gatos del periodista César Campos («Manos al fuego» y «Sabingo», de CHV), quien nos cuenta que sus gatos son muy sociables y que antes de tenerlos no tenía una relación emocional con los animales. ‘’Cuando estaba en Chilevisión, una niña tomó licencia porque su gato o su perro había muerto. Me reí. Dije: ‘Está bien, guardemos las proporciones, es un animal`. Encontré que era una exageración, porque no tenía esa relación emocional, no la entendía’’, recuerda.

Hace tres años, César fue a la parcela de la abuela de Diego, su pareja. Recién había parido la gatita de la casa, dando a luz a seis cachorros, de los cuales tres habían fallecido. ‘’Quedaban estos dos –cuenta refiriéndose a Mérida y Arturo– y uno negrito. Fue Diego el que dijo que nos teníamos que llevar los gatos, para salvarles la vida. Nos trajimos un par, porque el abuelito se quiso quedar con el tercero. La idea era cuidarlos, sanarlos y después entregarlos en adopción’’.

Reconoce que en un principio peleaba por los rasguños… “y en un minuto cambié el switch…

Todo lo que me habían dicho de cómo eran los gatos, en la experiencia no era así”. Vacunados y esterilizados, fueron el punto de partida para la familia de César. “Dicen que los gatos llegan a tu vida cuando tienen que llegar, no cuando uno los busca. Ha sido una bonita experiencia”.

César Campos

Mérida y Arturo son hermanos, cuéntanos sobre su personalidad…

Ya tienen cuatro años; ella es mucho más atrevida, se sube a los muebles, reclama, habla, tiene su independencia. Cuando quiere que le hagas cariño, viene y cuando no, se va. Tiene un carácter muy particular, es habladora, responde, le gusta escalar, no tiene miedo. Arturo es más miedoso, meloso, dormilón, reclamón, cuando quiere cariño reclama y lo pide hasta que se lo das, si no, no se queda tranquilo. Es mucho más cariñoso, se acuesta contigo, lo puedes abrazar, tomar en brazos. Son hermanos, pero sus personalidades son muy diferentes. El gato se pone a llorar cuando salgo, me devuelvo y le digo ‘’¿Qué te pasa?, si voy vuelvo’’, y me queda mirando. Es muy celoso: cuando le hago cariño a la gata, va hasta que la saca. Pero desde chicos fueron muy sociables, los hemos llevado a la playa… Aunque ambos se van con el que les hace cariño, son muy infieles estos gatos (ríe).

Una sorpresa… diaria

La experiencia de compartir la vida con gatos es una sorpresa diaria y así lo han constatado César y Diego. “Una vez salimos dos días y no les avisamos. Cuando volvimos, el departamento era un desastre, las sillas estaban en el suelo, las cosas dadas vuelta, había un ventilador que tenía que devolver y rompieron toda la caja, estaban las puertas de los muebles abiertas. Le pregunté a la veterinaria y me dijo que a los gatos había que decirles cuando uno se va: ‘Voy y vuelvo, para que cuiden la casa’. Si no lo haces, los gatos se desesperan. Y ellos se estresaron, porque no sabían si íbamos a volver”.

César ríe al recordar en particular un asado: “Una vez hicimos un asado, era un filete. Nos quedó y lo dejamos guardado en el horno, en el fondo, bien adentro, cerrado, y nos fuimos a acostar. Al día siguiente, cuando uno despierta ellos siempre tratan de llamar la atención porque quieren entrar, comer y no habían hecho nada. Los fuimos a ver y estaban acostados, de espalda. Revisamos y habían patitas marcadas… ¡Se habían comido el filete! La gata bajó la manilla, abrió la puerta, agarró el pocillo de greda, lo tiró hasta que no se cayera y sacó la carne. Estaban marcadas las patitas con grasa. Los gatos no daban más de haber comido una barbaridad (ríe). Otra vez, la Mérida cazó un pájaro, lo dejó acá, Diego la retó, la gata se ofendió y estuvo escondida”.

César Campos

¿Mérida es más traviesa?

Arturo es más cariñoso y adaptable, pero la gata es más intrigante, siempre me desafía, uno no sabe con qué va a salir. Una vez salí a cepillar a Arturo a la escalera y sentí un gato llorando. Una vecina me dice: ‘’Oye, ese es tu gato’’ y era la Mérida; había salido entre mis piernas y no me di cuenta. La dejé en el departamento y cerré, voy caminando y veo que abre la puerta. Descubrí que se cuelga de la manilla de la puerta, aprendió que no sirve ponerse en la esquina, sino que tiene que ser más a la derecha, después mete la patita y sale. ¡Tengo un video!

¿Te sorprenden?

Sí, ha sido una sorpresa, porque no les tenía amor a los gatos. Antes de conocer a Mérida y Arturo, no era gatero. Mi mamá también se sorprende, me dice: ‘’¡Qué te dio por los gatos!’’, no era apegado a las mascotas y ellos me cambiaron la vida, me mostraron un mundo que no conocía, el de los felinos. Tienen reacciones que sorprenden… Son parte importante de mi vida, no me imagino mi vida sin los gatos. Son parte de mi compañía, de mi alegría, de mi tempo, de mis ganas. Mi productora se llama Mérida y Arturo Producciones, en su honor, porque ellos fueron los que me inspiraron a hacer el programa. Hoy pienso no sólo en mí y Diego; cuando hablamos de algo, pensamos en cuatro, qué vamos a hacer, quién se va a quedar con ellos, si hay que llevarlos al veterinario, pasaron a ser parte de nuestras vidas.

Súper Gatunos

César Campos recuerda que cuando llegaron los gatos comenzó a buscar información en Internet sobre cómo educarlos y alimentarlos, pero la mayoría estaba comprometida con una marca. En ese momento estaba grabando ‘’Espías del amor’’ y ‘’Sabingo’’, de CHV, y pensó que en algún momento iba a hacer un programa sobre gatos. Anotó la idea. Al poco tiempo de salir de dicho canal, apareció el cuaderno: ‘’Lo vi en febrero, en marzo empecé a armar el programa, en abril armé la productora y el proyecto, en mayo lo fui a vender y en junio salió al aire. Cerramos ese mes con más de 128 mil reproducciones de video, la gente comparte el programa, y gracias a Internet, tenemos suscriptores de Venezuela, México’’, nos cuenta. Agrega que ‘’el programa partió con tres premisas: sería en televisión, enseñaría a la gente a cuidar gatos y fomentaría la adopción, porque hay muchos abandonados’’.

Novedades…

Sí, el 4 de agosto llega a la TV abierta: Súper Gatunos se transmitirá los domingo, a las 19:30 horas, por Telecanal y en paralelo, en su canal de Youtube.

Síguelos en:

Youtube: Súper Gatunos Súper Gatunos
Instagram: @supergatunos
Facebook: Súper Gatunos Súper Gatunos

Comentarios

Yeliza

agosto 10, 2019

Me encanta! Besitos a Mérida y a Arturo y obvio, a sus escalvos humanos

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *