Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Estallido social: El impacto en los gatos del centro

noviembre 4, 2020 by Isabel Pinto en Actualidad Animal

El pasado 18 de octubre se conmemoró el primer aniversario del “estallido social”; los incidentes y el posterior incendio registrado en la Parroquia La Asunción dejó al descubierto que cientos de animales abandonados se han visto afectados por las manifestaciones que ocurren en el centro de Santiago.

Por Isabel Pinto G.

Durante los incidentes registrados, una fake news causó conmoción entre los amantes de los animales: un medio de comunicación online dio a conocer que, como consecuencia del incendio en la Parroquia La Asunción, “al menos 100 gatitos murieron quemados”. Esta información fue desmentida por la Fundación Vínculo Animal, quienes aclararon que “en esa zona nosotros calculamos que viven 100 gatos, pero distribuidos en diversos puntos. Están agrupados por familias, hay una en un patio colindante de la parroquia que está compuesta por unos 15 gatos, al otro lado hay como 10 gatos más, y así”. Si bien 4 gatos de los 7 que vivían en el recinto fueron rescatados por bomberos, sólo uno resultó con quemaduras leves y se encuentra a cargo de una fundación; uno de los gatitos bebés fue adoptado por un voluntario de Bomberos, el otro pequeño estaría con una mamá nodriza, y el cuarto fue adoptado por una vecina del sector. Los otros tres volvieron al lugar.

Sin embargo, al conversar con Claudia Ruiz, directora de la Fundación, descubrimos la dura realidad de los gatos abandonados que viven en esta zona afectada por innumerables manifestaciones. “Santiago está lleno de colonias de gatos, nosotros alimentamos a 800 felinos aproximadamente, que viven ocultos en las calles, y hacemos entrega del alimento mensual a sus cuidadores. Desde hace uno 10 años, en el sector de Vicuña Mackenna, donde se encuentra la Parroquia, hemos visto muchos gatos. La mayoría son ferales que viven ocultos en terrenos privados y públicos, donde se van reproduciendo, y han aumentado, ya que el estallido social y la pandemia frenó los operativos de esterilización, entonces la población felina aumentó”.

La directora de la fundación Vínculo Humano Animal cuenta que “al salir en las noches te encuentras con colonias gigantes, en lugares donde nadie piensa que hay gatos, porque se esconden muy bien durante el día. En el casco antiguo de Santiago están las colonias más grandes, los gatos se van ocultando en los techos. Nosotros alimentamos en un perímetro súper pequeño de la comuna, y tenemos un catastro de 800 gatos a los que les tenemos que proveer el alimento, y es sólo una pequeña parte de Santiago”.

Los gatos ferales son aquellos felinos domésticos que han nacido y criado sin el contacto de humanos, o que no han tenido contacto con éstos en un periodo significativo de tiempo, por lo que se han asilvestrado o perdido socialización. A diferencia de un gato abandonado, que sí ha sido socializado pero que no tiene un tenedor responsable.

Los gatos que viven en las colonias se ocultan muy bien durante el día, y en las noches aparecen. “Quienes los alimentan saben dónde están, uno trata de protegerlos por temor a que los retiren con controladores de plagas -que si bien es ilegal- es una práctica que se continúa haciendo en algunos lugares, también por temor a que los envenenen, que empiecen a desaparecer o que las personas vayan a dejar más animales a estos lugares”, explica.

Víctimas de los disturbios

Claudia recuerda que, durante las manifestaciones del estallido social, antes de la pandemia del COVID-19, murieron varios gatos en el sector de Vicuña Mackenna producto de asfixia por las bombas lacrimógenas. “Es triste la realidad de los gatos de colonias cuando no están protegidos, sobre todo porque su manejo no es fácil, son gatos a los que no van a adoptar, la mayoría son adultos que les tienen miedo a las personas. Es compleja su vida, son tranquilos y silenciosos, uno trata de asegurarles el alimento, esterilizarlos y darles una buena calidad de vida dentro de lo que se puede. Incluso las colonias quedan atrapadas en las demoliciones, los gatos hacen hoyos, se esconden y después quedan aplastados por los escombros”.

El peligro de las manifestaciones

El albergue de la Fundación Vínculo Humano Animal se encuentra a siete cuadras de la zona donde se realizan las manifestaciones; si bien se han preocupado de mantenerlos a salvo y todos los gatos que viven en el lugar se encuentran en perfectas condiciones, también se han visto expuestos a situaciones de peligro. Claudia relata que “tiempo atrás tuvimos problemas, pero lo pudimos manejar, nuestros gatos están protegidos, a pesar de que estamos muy cerca. Una vez llegó una lacrimógena al albergue, pero logramos movilizar a los gatos que estaban en el patio hacia adentro, pero fue terrible. Los tuvimos que mantener sin derecho a patio por un tema de seguridad, porque a veces no alcanzas a reaccionar”.
Agrega que los animales se ven muy afectados por las manifestaciones, y no sólo los abandonados, también aquellos que tienen un hogar. “En el tiempo que se realizaban las protestas se encontraron gatos fallecidos producto de las lacrimógenas, y no sólo los que viven en las calles, también supimos de un perrito fallecido en un departamento. Resultan muy dañados, a las clínicas veterinarias del sector llegaban animales con problemas respiratorios, les afectan los gases, creo que más que a nosotros. Imagínate cuando les llega gas pimienta, los animales sufren, pueden morir, y lamentablemente los que viven en el sector están muy expuestos”, finaliza.

FUNDACIÓN VÍNCULO HUMANO ANIMAL


Esta Fundación es de ayuda humano y animal. Trabajan con personas dedicadas al rescate de animales de compañía, familias vulnerables que acogen a muchos animales, con fundaciones y agrupaciones de ayuda animal. “Tenemos 4 áreas de trabajo: una de asistencia con un pequeño banco de alimento para animales, y ahora estamos creando un banco de esterilizaciones. Capacitación, dirigida a fundaciones y agrupaciones formales e informales. Salud mental, que son talleres, programas de intervención social y psicoterapia a bajo costo, y finalmente el área de investigación, que estamos recién implementando. Somos un equipo muy pequeño de gente que entrega horas de trabajo voluntario, y estamos en proceso de comenzar a trabajar con leyes de donación”.

Si quieres saber más de esta fundación ingresa a fundacionvinculohumanoanimal.cl – Instagram @vinculohumanoanimal