Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Gatos + humanos en cuarentena ¿Una estadía feliz?

agosto 3, 2020 by Isabel Pinto en Actualidad Animal

La médico veterinaria María José Ubilla nos cuenta cómo es la personalidad de los gatos, y comparte una serie de recomendaciones que pueden contribuir a mejorar su bienestar durante esta emergencia sanitaria.

Por Isabel Pinto G.

Siempre hemos escuchado que los gatos son más independientes que los perros, y que por eso no estarían tan felices al tener a sus humanos todo el día en casa, invadiendo su territorio, debido a la pandemia. “Si bien el proceso de domesticación de los gatos lleva bastante menos tiempo que el de los perros, igual han tenido cambios comportamentales importantes. El ancestro del gato era un animal de comportamiento absolutamente solitario y territorial, pero con la domesticación esto se fue modificando, al igual que su fisiología. En el caso de las características conductuales, se ha ido transformando en un animal social, por lo tanto, ahora los gatos logran convivir con seres humanos, incluso con otras especies, y si se trabaja y se maneja correctamente la socialización, logran convivir armónicamente con otros gatos en un mismo territorio”, explica María José Ubilla, académica y secretaria académica de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Andrés Bello.

En cuanto a sus características, la etóloga menciona que son animales que descansan bastante, y tienen una gran inclinación al juego durante toda su vida. “Comienzan a manifestar esta conducta en etapas tempranas, desde que son gatitos, y la mantienen hasta la etapa senil. Además son animales que se acicalan, se asean en distintos períodos del día, son muy limpios, y otra característica importante es que necesitan trepar, arañar”.

“En general los gatos que conviven en espacios grandes, donde cada integrante de la familia, incluido el gato, puede en algún momento aislarse socialmente o tener un espacio para él, no han tenido problemas. Sin embargo, han aumentado las consultas etológicas por trastornos conductuales en gatos que conviven en espacios pequeños y donde la familia humana no respeta esos espacios. Por ejemplo, familias que tienen niños, y no es que los niños sean tenedores irresponsables, sino que son más curiosos, entonces toman el juguete del gato, tratan de tomarlo en brazos, lo quieren peinar, le hacen mucho cariño en ciertos momentos. En esos casos sí han aumentado las conductas de ansiedad, como eliminación inadecuada o pasan más tiempo escondidos’’. ¿Cómo evitar problemas?

1) Su territorio, ¡respétalo!

Los felinos son animales territoriales en el lugar donde viven, y también con sus recursos: cama, plato, caja de arena, bebedero, rascadores, repisas, entre otros. “Protegen su territorio y recursos, por eso que es súper importante que si conviven más gatos en una casa los recursos sean en cantidad suficiente para que no se provoquen conflictos producto de la falta de estos. Es decir, si tienes dos gatos viviendo en una casa debes tener N+1, donde N es el número de gatos y 1 es el extra, por lo que deberías tener tres camas, tres rascadores, tres cajas de arena”, explica.

2) Sutiles alertas de que NO están bien

Los gatos manifiestan el estrés a través de la eliminación inadecuada. “Empiezan a orinar en lugares que no corresponde o comienzan a marcar más con orina. La diferencia es que cuando eliminan en un lugar pueden dejar una pocita (arriba de la alfombra, por ejemplo), pero en el otro caso marcan con orina superficies verticales. También presentan cambios en la conducta de alimentación, comen menos o muestran una conducta bulímica, ingiriendo mucha comida. Hay gatos que si están muy estresados se dejan de acicalar, otros pueden pasar escondidos muchas horas del día. Sobre todo, cuando se acerca la persona o el estímulo que a ellos les causa un problema, se esconden mucho. Además, disminuye la conducta de juego, ese es un cambio importante”, destaca la médico veterinaria.

3) Esas intocables horas de sueño

La especialista menciona que en cualquier lugar, y más aún en espacios de convivencia pequeños, como departamentos o casas de pocas habitaciones, se deben respetar las horas de sueño del gato. “Si el animal está orinando o defecando en su bandeja, hay que dejarlo tranquilo; también cuando come y bebe agua. Debemos favorecer la interacción cuando el gato se acerca a nosotros y no obligarlo a socializar constantemente, y darle espacios para que realice actividades individuales porque también nos tenemos que anticipar a que cuando volvamos a la normalidad y dejemos nuestras casas, muchos animales, no solamente los gatos, van a manifestar trastornos conductuales de híperapego”.Explica que “si estamos todo el día socializando de forma cercana, descansando juntos, o teniéndolos muy cerquita, pegados a nosotros, eso también favorece conductas que se van a evidenciar después que son negativas, como el híperapego y la ansiedad por separación. Lo importante es realizar minutos de juego con el gato, estimularlo con juguetes que tengan varitas o algo que ellos persigan”.

4) Crea un ambiente entretenido

La doctora destaca que en esta época de convivencia obligada, es vital enriquecerles el ambiente. “En necesario que los gatos tengan tridimensionalidad, que cuenten con la posibilidad de trepar a una repisa o gimnasios de gatos, ya que esto les permite el aislamiento social cuando ellos lo decidan, Los gatos se sienten protegidos cuando están en altura. También debemos proporcionarles enriquecimientos ocupacionales, es decir, juguetes de diversos tipos, colores, formas, con y sin cuerditas, e irles alternando los tipos de juguetes que les vamos entregando. La ocupación también se puede dar en dificultarle ciertas conductas, el alimentarlos en un comedero más complejo es muy útil, porque los obligamos a que gasten más tiempo en esa conducta. Siempre respetando la proporción N+1 en cualquier recurso, porque si tenemos más de un gato, el tener en cuenta esto nos va a ayudar a disminuir la ansiedad y el estrés de los felinos”.

5) Prepararlos para lo que viene…

En cuanto a cómo los podemos preparar para cuando se termine el confinamiento y sus humanos retomen sus rutinas, menciona que es importante “respetar muy bien cuando el animal está realizando alguna actividad de forma individual. Si el gato está demasiado híperapegado a la familia y pasa gran parte del tiempo con ésta, podemos obligarlo de alguna manera a pasar más tiempo solo, y eso se hace dejándolos fuera de las habitaciones donde está el resto de la familia, a ratos, y siempre con alguna entretención. Se les puede poner la comida adentro de una caja de huevos, porque dejan un espacio pequeño y cóncavo, donde les cuesta más acceder a ella, no dan el bocado completo como en un plato normal, también los conitos de papel higiénico o de toalla de papel, los podemos utilizar para alimentarlos”, finaliza María José Ubilla.

¿Quieres saber más?

La especialista destaca que con motivo del Mes de los Gatos, la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Andrés Bello realizará dos webinars gratuitos, pensados en el bienestar de los felinos.El primero, “Actualización en Medicina Felina y aportes del diagnóstico del dolor, laboratorio diagnóstico y enfermedades infecciosas, cardíacas, renales y etológicas”, se realizará el 6 y 7 de agosto. Está dirigido a médicos veterinarios y estudiantes de últimos años de Medicina Veterinaria, con el fin de ofrecer una posibilidad de actualización a estos profesionales en áreas que tienen directa relación con el bienestar animal de felinos domésticos, tales como diagnóstico del dolor, enfermedades infecciosas, renales, cardíacas y etológicas, así como un laboratorio patológico.

“Cuidado de gatos domésticos en cuarentena” se realizará el 22 de agosto y es abierto a todo público. La idea de este webinar es colaborar en la educación y prevención de enfermedades infecciosas en el gato, y presentar temas que se asocian al estrés de los felinos y la cuarentena. Más información en agenda.unab.cl.

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *