Mestizos Magazine

Volver
Alt de la imagen

5 pilares del bienestar del gato

marzo 24, 2019 by Isabel Pinto en Mestizos Magazine

No es llegar y tener un gato feliz en casa. La doctora Lina Sanz, experta en medicina felina, muestra los 5 aspectos clave en el bienestar del gato, para que vivan más y mejor.

Por Isabel Pinto G.

Es lo que más queremos: que nos acompañen la mayor cantidad de años posible y, sin duda, cuidarlos adecuadamente puede extender el plazo de manera radical. La Asociación Mundial de Medicina Felina, ISMF, publicó en el año 2013, a nivel internacional, los cinco pilares de bienestar animal para el gato. Actualmente, se sabe que los felinos domésticos pueden vivir más de 35 a 40 años, siendo lo habitual que alcance edades de, al menos 14 a 15 años y con promedios publicados en países desarrollados de 22 años. Los gatos viven cuatro a cinco veces más que lo que vive un perro. ‘’La esperanza de vida ha aumentado mucho en los últimos años y el promedio de vida de un gato bordea los 22 años, si es que vive en una ciudad, en un país desarrollado. Antes vivían mucho menos, porque se desconocía que para que la especie tenga una mejor calidad y esperanza de vida se tiene que manejar el estrés’’, dice Lina Sanz, médico veterinario, especialista en medicina felina.

La Directora del Centro Médico Opción Felina, explica que el estrés en el gato tiene un mayor impacto médico, así también en la calidad y esperanza de vida que en las demás especies. ‘’El estrés genera hipertensión marcada en gatos, que a su vez va dañando sistemas orgánicos importantes (neurológico, cardiovascular, oftálmico y renal) y genera la llamada ‘toxicidad a la glucosa’, que afecta al páncreas cuando la hiperglicemia asociada al estrés se mantiene por varios días. En todas las especies el estrés no manejado es dañino, pero en el gato puede acortar su esperanza y calidad de vida en forma brutal. La idea es que el gato tenga el mejor vivir posible, que no se estrese, por eso surgen los cinco pilares de bienestar animal del gato’’.

Lina Sanz, gatos

Dra. Lina Sanz, Directora Centro Médico Opción Felina

La publicación, de la ISMF, se dio a conocer con el fin de que en todas las casas donde haya un gato, en toda clínica veterinaria donde se atiendan felinos, los hoteles, guarderías, albergues o tiendas mascotas donde vendan gatos se apliquen estos cinco pilares.

1. Un especio de control

El felino es un individuo depredador, un carnívoro estricto. Está en la parte alta de la cadena alimenticia, tiene hábitos noctámbulos y le gusta tener el control absoluto del espacio que lo rodea. Cuando está en un lugar nuevo necesita una visión espacial para sentirse más seguro, de esta forma el gato domina una situación que puede ser perjudicial o adversa para él; lo hace por si aparece un enemigo, un competidor, eso es lo que piensa su instinto. Si el gato está en un lugar desconocido, el que tenga la posibilidad de subir y mirar el piso desde la altura le genera tranquilidad. Hay muchos felinos que acechan en las alturas a sus presas como el jaguar y el leopardo; el gato doméstico se sube a los árboles porque es algo instintivo, desde arriba puede evaluar lo que está pasando en su entorno. Por esto, en las salas de espera de consultas veterinarias que aplican el sistema “Cat Friendly”, donde se tiene tarimas o banquetas para que el gato esté, al menos, a 30 centímetros del piso; las jaulas de hospitalización felina, según este concepto moderno, también presentan tarimas internas.

En una casa, el lugar seguro puede ser un closet, un sillón que le quede cómodo, ellos eligen los lugares donde se sienten seguros. Está muy recomendado disponer ese tipo castillos para gatos con niveles o bien tarimas en las casa, guarderías y hoteles felinos. En una clínica veterinaria, que tenga atención de gatos, tiene que haber una sala de espera separada de la de los perros.

2. Tener la cantidad de recursos apropiada por gato

Este es uno de los puntos en que más nos hemos equivocado en estos años. Los recursos son los elementos, objetos y espacios que el gato necesita para un bienestar mental saludable, de esta forma se libera una cantidad adecuada de neurotransmisores de bienestar que son la serotonina y la dopamina. Para que se produzca esta liberación, cada gato debe tener, siempre, al menos dos elecciones posibles. Lo que indica este pilar, en forma textual, es que los gatos que viven juntos en una casa deben tener “un recurso por gato más uno”, es decir, si tengo tres gatos en mi casa, tengo que tener cuatro platos de comida, cuatro cajas de arena, cuatro pocillos de agua, cuatro rascadores de uñas, cuatro juguetes y cuatro lugares posibles de escondite. Así también, cuatro lugares posibles de ocio, cuatro lugares en altura. Si tú tienes un gato, lo mismo, hay que tener dos cajas de arena, dos pocillos de agua y así. El gato para sentirse grato en su ambiente y no sentir estrés ni ansiedad siempre debe tener la posibilidad de elegir, por ejemplo, “voy al baño aquí o allá”.

La idea es que los platos de agua y comida estén lo más separados posibles. En este punto es importante destacar que la enfermedad renal crónica es una de las que más afecta la calidad y esperanza de vida de los gatos. Una de las cosas que nos ayuda a su manejo, es que los gatos tomen una cantidad adecuada de agua y de buena calidad; en los gatos el agua debe estar separada de la comida al menos un metro o un metro treinta centímetros. Hay personas que cometen el error de comprar pocillos dobles o ponen un plato con comida y al lado otro con el agua, lo que es apropiado para los perros; pero los gatos no se sienten gratos. Hay algunos que son tan resilientes y adaptables que terminan comiendo y tomando agua así, pero muchos dueños dicen ‘’le abro la llave de la cocina y va a tomar, abro la llave del baño y el gato va para allá’’, porque para el gato lo normal en la naturaleza es ir a tomar agua lejos de la comida; es parte de su instinto.

3. Contacto humano constante y predecible

El gato, a diferencia del perro, es un individuo de rutina. Quiere que el día de hoy sea exactamente igual al de ayer y al día de mañana. Para el gato, es importante recibir al dueño siempre de la misma manera en la casa y que el dueño haga un estereotipo, donde siempre lo haga igual. Aunque el propietario llegue triste o enojado, debe tener la misma actitud de siempre con su gato, ya que eso es lo que le agrada.

Los gatos se sociabilizan en forma prenatal, a diferencia de otras especies, por el manejo de la hembra gestante, que debe ser cariñoso y suave. En el postnatal, la sociabilización es desde la segunda a la séptima semana de vida, eso significa que el gato después de que cumplió siete semanas, que es un poquito menos de dos meses, si ya no se acostumbró a bañarse, a andar en auto o a una jaula de transporte, a usar arnés, a la música fuerte o al ruido, va a ser siempre un gato muy nervioso y tímido. La idea es que el gato desde chico se acostumbre a otras especies, a las personas, a los traslados y a los manejos, ya después de las siete semanas de vida es muy difícil.

El problema es que la mayoría de nosotros adoptamos o compramos un gato, que ya tiene más de dos meses, entonces ya pasó ese período, y puede ser arisco, tímido o agresivo porque faltó esa sociabilización.

4. Proporcionar el juego de predación

El gato es un carnívoro estricto. Debe tener juegos de caza que le permitan agarrar, morder y patear, de esta forma liberan en su cerebro dopamina y generan un gran bienestar. La idea es que el gato complete su etograma de conducta, donde mira el juguete, mueven la cola, lo acechan, se tiran encima, juegan con él, después lo muerden y lo patean. Este pilar es importante, porque a diferencia de otras especies, hay una parte del cerebro del gato que necesita liberación de dopamina mediante el juego de predación. En Estados Unidos, Canadá y Europa, tienen un nuevo tipo de comedero para gatos, que es un ratón, al que le metes la comida, lo sellas y el gato tiene que cazar este ratón, lo muerde, lo destroza, hasta que la comida sale de este juguete que es reutilizable y que simula un roedor. Así se estimula la actividad muscular, disminuye la resistencia periférica y la insulina, disminuye la obesidad, aumenta la sobrevida, disminuye las regurgitaciones por apetito voraz.

5. Respetar el sentido del olfato

El sentido del olfato es muy importante en el gato, con los años la vista y la audición se van perdiendo en todas las especies, es parte del envejecimiento de las células de los organismos. El olfato y el tacto se mantienen activos en los gatos y en ellos es muy importante la orientación olfativa, el uso de las feromonas, el marcaje facial y corporal, que es cuando el gato se frota, eso es muy importante para él. Entonces, para respetar el sentido del olfato se busca, por ejemplo, que una persona en su casa no cambie todo el mobiliario de una vez: la alfombra, el papel mural o que pinte en un sólo día; hay que ir haciéndolo de a poco.

Cuando el gato no reconoce adecudamente el ambiente como marcado por sus feromonas, puede realzar marcaje urinario, que es una conducta normal en la especie para estas situaciones, pero que no es agradable para la familia del gato y puede llevar a que las personas quieran regalar o abandonar al gato. El marcaje con orina es perfectamente evitable si uno tiene un buen ambiente y los recursos apropiados en cantidad y calidad, eso es sumamente importante.

Dra. Lina Sanz, Directora Centro Médico Opción Felina
Instagram: @opcionfelina
Dirección: Tomás Moro 1756, Las Condes.
Teléfono: 225027020

Comentarios

Austalacy

mayo 4, 2019

Amoxil Meds Fluoxetine Next Day Overseas No Prior Script Amoxicillin Photosensitivity buy viagra Effets Cialis Generic

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *