Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Lorenza Izzo y Jack “Llegó a mi vida de la mano de mi novia”

octubre 2, 2020 by Isabel Pinto en Actualidad Animal

“Nos conocimos y no nos separamos más los tres”, dice sobre de su perro de 7 años, quien la acompañaba a trabajar hasta antes de la pandemia, esperándola entremedio de los sets de grabación. Sobre el cambio de vida que significó el COVID-19, su novia y sus rutinas, nos habla Lorenza.

“Hace dos años que llegó a mi vida de la mano de mi novia, nos conocimos y no nos separamos más los tres”, cuenta Lorenza Izzo, la actriz chilena radicada en Estados Unidos que hace poco más de un año compartió set con Leonardo DiCaprio y Brad Pitt en la película “Once Upon a Time in Hollywood”.
Su pareja, Sophie Tabet, escritora, fue quien llevó a su vida a Jack, un perro de 7 años que se ha convertido en un integrante más de la familia. “Es bastante peculiar y terco, ¡tiene una tremenda perso! Le decimos ‘el Capitán’, le gusta protegernos, y a cualquier lado que vamos él delimita el territorio -en un living, en la playa, en el parque, en donde sea- lo protege y ladra a quien se le ocurra intentar entrar en él. A la vez es lo más dulce y regalón que hay, cuando estoy en la cama viene y encuentra un rincón de mi cuerpo, y se mete ahí. Cuando tiene sueño se sube a tu falda y se mete debajo del chaleco y no se sale, como un canguro bebé. Te avisa cuando tiene sed de una manera muy astuta, con su patita le pega a la botella de agua que encuentre”, detalla Lorenza.

Antes de la pandemia tu trabajo te obligaba a estar fuera de casa mucho tiempo, ¿cómo lo hacías con él? ¿Cuál era su rutina?

Lo llevo a todas partes, tiene un tamaño y se porta tan bien que ya es un perrito de set. Sabe su rutina; se sube al auto, se sienta en el asiento del copiloto, cuando llegamos le pongo su camita en el trailer y se queda ahí feliz. Lo vienen a visitar todos los del equipo, le encanta ser el centro de atención, igual que a su mami. Cuando tengo que trabajar en otra ciudad viajo con él, y de verdad que es mi momento de mayor orgullo, ya que se porta tan bien en los aviones que es como si no estuviera.

Durante el tiempo de cuarentena, ¿cambió su comportamiento?

Al principio creo que estaba feliz de tenernos a las dos todo el tiempo, ¡todo el día! Pero a estas alturas me pregunto si nos está empezando a odiar…

Su rutina post encierro, ¿volvió a ser la de pre-cuarentena/pandemia?

Creo que, tal como es una nueva realidad para nosotros los humanos, también debe ser para él. Vernos con máscaras, con menos libertades, nos movemos menos, viajamos menos. Quizás su rutina en particular no ha cambiado mucho, pero el ánimo en general creo que sí.

Tu mamá, Rosita Parsons, es una amante de los perros. ¿Hay algo de herencia allí?

¡100%! Toda mi vida tuve muchos perros; mi mamá, mi abuela, mis tías, mi prima y mi hermana, todas tenemos perros, no existimos sin ellos. No tengo recuerdos sin perritos. Mi mami ahora está con la Enka, de 7 años, y la Kimba, de casi 11. Cabe destacar que tengo otra perrita acá en EE.UU, mi Monkey, que vive con mi exmarido pero que adoro con todo mi corazón.

En Estados Unidos las normas de tenencia responsable son bastante más rígidas que en Chile. ¿Qué nos puedes contar acerca de Los Ángeles?

De hecho, es muy fuerte volver a Chile y ver la cantidad de perritos en la calle, y la errónea visión de reproducción y venta de cachorros. Mi opinión quizás no sea bien recibida, pero si hay una sobre población de perros en situación de calle sufriendo, ¿cuál es la lógica de no limitar la procreación? No tiene ningún sentido. Acá es ley, tú debes operar a tu perrito, sea adoptado, de la calle o comprado (acá es MUY mal visto comprar un perro). Hay una cultura de responsabilidad con los animales mucho más establecida que en nuestro país.

¿Qué piensas sobre la compra de animales de compañía y la adopción?

Hoy, con la información y conocimiento que tengo, no podría comprar. Lo he hecho, pero mi próximo será adoptado, definitivamente. Para la sociedad que tenemos hoy no es necesario seguir procreando estas “razas”. Encuentro triste e irresponsable comprar un perro de «marca» cuando hay tantos abandonados y necesitados.

Si fueras una jueza, ¿qué sanción/es aplicarías al maltrato animal y a quienes lo ejercen?

En mi opinión, alguien que le causa daño a un ser vivo no merece ser miembro de la sociedad. Pero siento que la cárcel directa no ayuda de forma tan efectiva. No soy legisladora, pero deberían existir niveles de daño y remuneración. Lo más mínimo sería una multa muy alta que se entregara en directa ayuda de organizaciones de adopción/cuidado/rescate/rehabilitación de perros.

¿Hay alguna causa animal o relacionada con la que te identifiques?
Acá colaboro con la fundación La Belle, pero me apasiona mucho el trabajo que hacen la fundación Chalota y Fundación Chile Mestizo.

Pandemia en Los Ángeles

¿Dónde y con quién pasaste la cuarentena?

Me siento tremendamente privilegiada de tener una casa y poder quedarme en ella durante las cuarentenas. La pasé con Jack y mi novia.

¿Qué fue lo más difícil de ese período?

Creo que el 2020 ha sido un año muy difícil, sería raro elegir un sólo momento, ya que siento que todo está muy intenso. Estar lejos de mi familia siempre ha sido muy difícil, y este año no he podido verlos; Chile y mi familia son mis raíces y mi ancla. Definitivamente este aspecto ha sido el peor, echo mucho de menos mi país, abrazar a mi mamá…

¿Cómo está la situación por COVID-19 en Los Ángeles?

El uso de máscaras es requerido por ley, se puede comer en restaurantes pero sólo afuera, la mayoría de los negocios siguen cerrados, es como una semi cuarentena. Además de la pandemia ahora estamos con unos incendios que están arrasando con todo en California, hay cenizas sobre las casas, autos, calles, y hay un color anaranjado con humo que da un sentimiento muy apocalíptico.

¿Hay algo en lo que esta pandemia te haya hecho reflexionar, especialmente?

Las cosas que antes eran más “simples” u cotidianas, como ir a un museo, ver una película en el cine, juntarse con amigos, salir a un restaurante para una cita, ir al parque o a una discotheque, ¡o viajar!, son cosas que hoy valoro mucho más. También agradezco tener buena salud y una familia con buena salud, son cuestiones que antes de esta pandemia no tenía tan presente.

En Chile, antes de la pandemia estábamos enfocados en el estallido del 18 octubre y las demandas sociales. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Siento que como país llevábamos mucho tiempo postergando una urgencia social, desconectados unos de otros y hundidos en una desigualdad brutal. Era una olla a presión, y no nos podemos sorprender frente al descontento existente. Pese a que llevo 8 años fuera de Chile siempre será mi casa, mi corazón y mi primer hogar. Por eso me da pena que no seamos capaces de apuntar a lo que de verdad importa y dejar las rencillas basadas en colores políticos, si finalmente la dignidad humana no debiera estar sujeta a ideologías. Confieso que hasta a mí me cuesta. Por eso espero de corazón que lleguemos a un punto de diálogo constructivo para el futuro del país. El cambio nunca es cómodo, lo desconocido siempre da miedo, pero hoy es necesario y urgente para que construyamos un país más justo.

¿Estás a favor de una nueva Constitución o no? ¿Por qué?

Creo que estamos frente a una oportunidad histórica de crear una Constitución democrática y a partir de la voz de los y las ciudadanos/as. La verdad es que no le temo a la participación popular, si al final se trata de que entre todos convengamos un contrato social, y creo que ante a la división que enfrenta nuestro país esto se necesita más que nunca. Sin embargo, siento que hay mucha política «del terror», y entiendo a aquellos que sienten miedo. Pero por lo mismo, esto nos da una oportunidad para volver a dialogar, y nos debemos esta oportunidad. No olvidemos que en caso de que se apruebe la nueva Constitución se necesitarán 2/3 para la aprobación de las leyes, que existen tratados internacionales que ya están, y que luego hay un plebiscito ratificatorio; es un largo camino el que nos queda por delante. Confío en que el proceso se pueda hacer bien, y me entusiasma enormemente la paridad de género y los escaños reservados para representantes de las comunidades indígenas.

¿Porqué decidiste presentar a tu nueva pareja a través de RR.SS, si podrías haberlo mantenido en el ámbito privado?

Especifica y únicamente por la poca visibilidad LQTBQ+ y lésbica, en particular en Chile. Siento que tengo una responsabilidad en normalizar una pareja como la nuestra. Crecí en un Chile en el cual si veía a dos mujeres besándose en la calle, mi reacción era de shock. Tuve que hacer mi propio trabajo emocional para entender de dónde venían tales prejuicios, y dejarlos ir. Tuve que desmantelar toda una manera de ver el mundo, muy sesgada y estrecha. En este desmantelamiento y dejar ir me propuse ser pública en mi relación para ayudar a entregarle la cotidianidad que nuestra sociedad le quitó a las parejas de mujeres.

Sophie Tabet

¿Alguna posibilidad de vivir en otro lugar, volver a Chile?

Mi Chilito siempre será mi primera casa, así es que la posibilidad de volver a vivir está siempre. Me gustaría mucho vivir en Europa, no conozco tanto y es un sueño grande poder vivir allá unos años.

Érase una vez en Hollywood

El filme en el que trabajó junto a Quentin Tarantino, Brad Pitt y Leonardo DiCaprio fue un gran hito para Lorenza. “Trabajar con Quentin definitivamente fue un sueño hecho realidad, de los que menos me esperaba. Cuando estaba grabando tuve un sentimiento como de haber llegado a alguna cima imposible. El ánimo en ese set era único y contagioso, Tarantino es un tremendo genio que tiene una personalidad muy energética que fluye por todos los presentes. Me siento tan feliz de haber tenido ese logro como actriz.
Lorenza Izzo

¿Siempre quisiste trabajar en Hollywood?

Creo que desde que ví “Lo que el viento se llevó” cuando chica, se me plantó en mi subconsciente que iba a terminar en Hollywood, que ahí estaban mis sueños más imposibles. Luego fui creciendo y la variedad de intereses eran interminables; cuando tenía 17 estaba entre periodismo, animadora de televisión o actriz. Entré a Periodismo en la Universidad de Los Andes, pero mientras estaba en segundo año hice mi primera película, y mis ganas de conseguir lo imposible volvieron. Le agradezco enormemente a la Lorenza impulsiva de 22 años el haber tenido la fuerza e ingenuidad de partir a Los Ángeles sin ningún miedo. Gracias a ella estoy donde estoy. Creo que no podría cambiar ninguna decisión; tengo la certeza de que al final todas nuestras experiencias nos llevan a donde tenemos que estar, nos hacen aprender lo que necesitamos para seguir creciendo.

En una entrevista dijiste que ya no pensabas en ganarte un Oscar, que estabas disfrutando el día a día. ¿Esa aspiración era literal? ¿Hacia dónde estás mirando o con quiénes te gustaría trabajar?

No es tan literal, sería una mentira si dijera que hoy no pienso o no quiero algún día soñar con ganarme un Oscar; me refería a que mi foco cambió mucho. Antes medía mi éxito con galardones y premios, hoy es bastante más simple, equitativo a mi crecimiento emocional y las oportunidades aprovechadas para seguir mis sueños. Creo que esto pasa con la edad, las inseguridades cambian y las cosas que importan se vuelven más claras. Para mí hoy es más importante participar en variados proyectos y papeles distintos. Me gustaría un día mirar atrás y tener un abanico de personajes.

¿Tienes planes laborales en lo inmediato y mediano plazo?

¡Ojalá hubiesen planes concretos! Estoy intentando sobrevivir estos largos meses sin trabajo. Tengo un par de proyectos que están en pañales aún, pero que me tienen muy ocupada y emocionada.