Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Mi historia: Daisy y Pepper «Los perros de raza también lo pasan mal»

octubre 5, 2020 by Isabel Pinto en Actualidad Animal

Pareciera que sólo los perros mestizos sufren o viven el abandono, pero al indagar -sólo un poco- descubrimos que el dolor de un perro de raza no es menor, sólo menos visible. Así nos cuenta la rescatista Daisy Béjar.

Por Isabel Pinto G.

“Rescato perros Bóxer hace ocho años; soy una de las fundadoras del grupo Boxer Chile Rescate y Adopciones, y un día llegó una publicación y me hice cargo del caso de una perrita que aparentemente tenía problemas neurológicos. Me comuniqué con Graciela, quien era la segunda persona que se hacía cargo, antes había estado en otro lugar.

La perrita estaba en la calle; la encontró una niña de 13 años en malas condiciones, chocaba con todo. Se la llevó a su casa, averiguó y era de un vecino que había cruzado a su perra, tenía varios cachorros más y la había dejado en la calle para que se la llevara alguien más porque era ciega; la niña intentó hablar con el dueño, pero éste le dijo que no le servía la perra, y que se la llevara.

Daisy Béjar y Pepper

La intentó cuidar, pero se dio cuenta de que no podía manejarla porque la Pepper tiene varios síntomas neurológicos; buscó ayuda por Internet, la cuidó otra niña y tampoco pudo; ahí se contactaron conmigo.
La vio un médico veterinario, la derivaron a un neurólogo y dijeron que lo más probable es que debía ser eutanasiada debido a los daños que presentaba, e iba a hacer difícil hacerle un tratamiento.

La Pepper tiene alrededor de seis meses; fue diagnosticada con agresividad espontánea, apoyaba su cabeza en cosas, gira muchas veces hacia un lado, tiene ceguera parcial, su cerebro no manda bien la información a sus ojitos. El tema de la visión le afecta todo lo demás, porque se pone nerviosa, al no ver reacciona cuando la van a tocar.

Le hicimos una resonancia magnética en Sedivet y todos los exámenes posibles; se descartó la ceguera y se descubrió que tiene hidrocefalia. Normalmente se presenta en perros de tamaño pequeño, como Chihuahuas, Pomeranias, es poco común en un Boxer, pero en el caso de la Pepper es congénita, nació así.

Pepper

A la Pepper a los tres meses la tiraron a la calle porque pensaron que era ciega y no les iba a servir. Néstor Suárez, neurólogo de Neurovet, tras revisar los exámenes la dejó con un tratamiento en base a medicamentos. En el peor de los casos ella se quedará como está, no va a empeorar, está tomando Acetozolamida y Omeprazol para que recubra su guatita, lleva más de un mes de tratamiento, vive conmigo en departamento, es un dulce, una cachorra totalmente adorable, te busca para hacer tuto, le gusta que la arropen, pero se angustia al momento de comer. Ahí se le presenta el tema de la agresividad, así es que le doy su alimento y la dejo sola; es una cachorra normal, todavía gira, pero han bajado sus síntomas, ya no es como al principio, y puede seguir mejorando con los medicamentos.

La hidrocefalia no tiene cura; en unos meses más, cuando Pepper esté más grande se evaluará realizar una cirugía mayor que permita enviar el líquido cefalorraquídeo a otra parte del cuerpo.

Las malas cruzas en los perros de raza pueden traer enfermedades, tumores, displasia de caderas; hay personas que venden perros de forma casera, los cruzan sin saber.

La Pepper es hipersensible a los sonidos y no puede salir a pasear como una perrita normal, sería horrible para ella por el tema de los ruidos. Está acostumbrada a vivir en departamento, pero pronto se le va a hacer pequeño para poder correr, por lo que necesita una casa con patio. No hay que estar pendiente de ella todo el tiempo, duerme toda la noche, pero es una perrita que va a necesitar dedicación”.

Rescatista Boxer

“Yo tengo a la Chitara, una perrita Pitbull de 9 años; me uní al grupo de esa raza porque era horrible pasear con ella, no tenía idea de lo que había adoptado (ríe). Conocía a su papá y era muy tierno, pero no sabía todo el ejercicio que necesitaba hacer, así me uní al grupo de los Pitbull y ellos me ayudaron. Conocí a la Andrea Cazés y comencé a rescatar Pitbull, varias camadas, perros adultos, mestizos también. Un día vi en Facebook el caso de la Aurora, una cachorra de tres meses que estaba en muy mal estado, tenía sarna, estaba desnutrida, famélica, y cuando se recuperó, después de unos meses, descubrimos que era una Boxer y le encontramos un hogar; lamentablemente vivió sólo como un año más, su cuerpo había sido tan dañado que no sobrevivió a una torsión gástrica.

Creo que la gente los adopta y los compra porque son lindos, se llevan bien con los niños, pero hay muchos que no saben de las enfermedades o de lo que conlleva tener un perro de raza; son propensos a tener tumores, sarna, quistes, ese tipo de enfermedades, sus dueños no se hacen cargo y los abandonan, también porque no tienen cómo tratarlos o porque crecieron mucho, distintos motivos.

Me enamoré de ellos por la Aurora, que estuvo conmigo como cuatro meses antes de irse en adopción, junto a otras personas creamos el grupo Boxer Chile Rescate y Adopciones, empezamos a rescatar. La Chitara es súper especial, es tierna, muy amorosa, tranquila, pero se lleva mal con otros perros. Entonces los tengo en hogar temporal, los cuido, me preocupo de tenerlos separados hasta que se recuperen, y después los doy en adopción.

Hubo un tiempo en que paré porque rescaté perros con cáncer, que fueron falleciendo, otro no resistió la cirugía, pero volví (ríe). Hay gente que también me busca para dar en adopción a sus perros”.

El estigma del perro de raza

“Los perros de raza también lo pasan mal, muy mal, es horrible; recuerdo cómo estaba la Aurora, vieras cómo la rescaté y por qué me enamoré de ella, creo que la tenían en una casa con otros cachorros que comenzaron a morir de a poco y a ella la fueron a botar, de dos meses, con sarna demodécica que se la debe haber contagiado la mamá; seguramente todos los cachorros tenían sarna y ella además estaba desnutrida, o el caso de Eric, que era un perro famélico con un tumor en los testículos, los tenía reventados, horrible.

Es súper difícil hacerse la idea de cómo una persona puede abandonar animales, en todos estos años debo llevar más de 40 perros de raza rescatados. Hace poco en la carretera abandonaron tres Boxer, al parecer fueron utilizados para cruza porque tenían TVT, estaban desnutridos, y ahora me llegó la noticia de un cachorro de un mes, desnutrido, que estaba en la calle haciendo heces con sangre; lo más
probable es que tenga parvovirus.

Lamentablemente la gente los compra sin saber sus necesidades, a veces puedo entender cuando la gente les busca casa a sus perros, porque uno no está libre y puede tener un problema, pero yo no lo haría.
Hay mucha gente que busca cachorros, o dice busco cachorros, quién me vende un cachorro, creen que es como ir a comprar a la feria, y no es así. Creo que debe haber un criterio y estar informado, tanto al adoptar como para comprar; puedes arriesgarte a que no tengan las vacunas, que los cachorros estén enfermos. Incluso en este tiempo ha habido mucho robo de perros para cruzarlos y vender las crías, es un tema complicado”.

Si quieren contactar a Daysi lo puedes hacer a través de boxerchilerescue@gmail.com

Bóxer Chile rescate y adopciones

boxer

«Este grupo se creó con la finalidad de difundir la triste historia de muchos perros de esta raza y por supuesto, historias felices de adopciones. La gente participa activamente en Facebook compartiendo información de perros perdidos y / o encontrados, algunos tienen la suerte de volver a casa, otros se reubican.

Hay personas como Andrea Roa y Karen Carrasco que rescatan hace años y son amantes de esta raza. Todas tenemos historias distintas con Bóxer, eso nos une, el amor por los perros y sobre todo el amor por los ñatitos. Así también, no sería posible rescatar ni reubicarlos si no fuera por la colaboración de los integrantes del grupo», finaliza Daisy Béjar.