Mestizos Magazine

Volver
Alt de la imagen

Moggie Cat’s: Atención Cat Friendly en Chile

agosto 14, 2019 by Isabel Pinto en Mestizos Magazine

Moggie Cat’s es el único centro veterinario chileno que cuenta con el sello que lo acredita como amigable con los gatos. ¿Qué lo hace diferente? Te lo contamos acá.

Por Carola Reyes.

Un acogedor canasto reposa sobre la pesa en una de las salas de atención de pacientes en el Centro de Referencia Médico Felino Moggie Cat’s. Una simple, pero efectiva medida que aplican para pesar sin problemas a los gatos que llegan a esta clínica y hacerlos sentir cómodos y protegidos.

La atención amigable y sin estrés para estos peludos pacientes es el pilar de la filosofía de este centro que, desde su creación en 2005, sólo atiende gatos y que acaba de ser certificado internacionalmente como una clínica Cat Friendly por la Asociación Americana de Facultativos Felinos (AAFP, por sus siglas en inglés), que vela por el cumplimiento de altos estándares de atención para con los gatos y sus dueños. “A nivel internacional hay muchas clínicas certificadas, pero en Chile Moggie Cat’s es la primera en obtener este reconocimiento”, cuenta orgullosa la directora médica, Marcela Valenzuela.

Agrega que “todo se basa en que los gatos se asustan y se estresan más fácilmente que otras especies. Por eso, la tendencia es atenderlo por separado de otros animales y otorgarle un entorno lo más cómodo posible, que disminuya la angustia de estar en un lugar que no es el suyo y con personas que no conoce”. De ahí que entre los puntos evaluados por la AAFP se consideran aspectos que van desde la infraestructura; por ejemplo, que la recepción sea sólo para gatos si la clínica atiende a otros animales, que cuente con laboratorio médico, una zona de hospitalización adecuada y cálida, entre otros. También se mide que la atención médica se desarrolle con la menor cantidad de procedimientos, de forma menos invasiva, y que la información que se entregue a sus dueños sea la adecuada.

Asimismo, se evalúa que los médicos veterinarios tengan capacitación especifica en atención de gatos, especialidades, cursos y que, ojalá, sólo atiendan a felinos. Además, esta formación debe ser constante y exige un mínimo de horas mensuales a cada uno de los centros que ya están certificados.

Parte importante de la clínica cat friendly son los propietarios de los gatos. “Tratamos de hacer una atención lo más tranquila, apacible y cercana hacia el dueño del paciente. Siempre intentamos contener y empatizar. Los gatos ya no son sólo mascotas, sino parte de la familia. Aunque tengamos equipamiento de punta, si no somos acogedores con las familias, no habrá resultados positivos”, explica la doctora Valenzuela, quien agrega que esto considera acompañarlos cuando el animal sufre alguna enfermedad crónica y también cuando mueren. “Debemos ayudar a las personas a hacer un buen luto, y eso no todos lo entienden”, comenta.

Por otro lado, se considera la entrega de información y documentación de seguimiento, con manejos y cuidados adecuados para el gato según su edad, ya que con la ayuda de los propios responsables de las mascotas, “hemos llegado a excelentes porcentajes de éxito asociado a buenos diagnósticos Entre el 96% y 98% de nuestros pacientes tienen un diagnóstico preciso con las herramientas que contamos”, asegura la directora médica.

CÓMO AFECTA EL ESTRÉS A LOS GATOS

La importancia del manejo amigable radica en que cuando tu gato sufre estrés, hay consecuencias. Estas pueden ser momentáneas –como un cambio de conducta por una visita al veterinario–, pero también pueden convertirse en crónicas. Estas últimas se desencadenan cuando el gato está sometido a situaciones que lo angustian de manera más prolongada, como dejarlos solos en vacaciones, un cambio de casa, hospitalizaciones o alguna enfermedad.
Marcela Valenzuela detalla que ante un estrés prolongado, el gato puede dejar de comer, bajar de peso, y desarrollar lipidosis hepática. Otro problema posible de observar en el largo plazo es la activación de coronavirus (presente en más del 90% de los gatos), condición que provoca peritonitis infecciosa y el virus herpes, causante de resfríos agresivos y fulminantes que pueden llevar a la muerte.

NO SÓLO SE TRATA DE VACUNAS

“La práctica cat friendly – y la clínica actual en general– no es sólo curativa, sino que apunta a la prevención temprana y a otorgar información a los dueños para que sepan qué deben hacer en cada etapa de vida del gato”, enfatiza la directora de Moggie Cat’s. Es decir, no sólo debes llevar a tu minino al doctor cuando está enfermo o debe vacunarse, sino que de manera frecuente, ya que el manejo varía según la edad. Por eso, la doctora resume cuáles son los principales hitos en la clínica del gato:

Cuando son pequeños, el foco está en su alimentación, desparasitaciones y vacunaciones. Si son gatitos recogidos de la calle o provenientes de un refugio, se debe hacer un chequeo para ver si es portador de infecciones de retrovirus (por ej., leucemia). “De esta forma podemos saber qué se viene. De ninguna manera es una sentencia de muerte. Al contrario, la idea es darle los mejores cuidados según sus requerimientos, prevenir otras enfermedades y agendar un calendario de vacunación apropiado”, explica.


Durante los primeros meses, se entregan tips de conducta, estímulos y pautas de socialización.
A los 4 o 5 meses se recomienda la esterilización/castración, no sólo por el control de natalidad, sino también para favorecer una vida indoor y no exponerlo a peligros y enfermedades.
La revisión de pautas de alimentación es una constante y se debe adaptar a los requerimientos nutritivos y energéticos.
Hasta los 5 o 6 años los controles son anuales. Luego, dos veces al año y se incluyen exámenes preventivos que permiten hacer diagnósticos de manera prematura.
Desde los 12 años se incorporan más chequeos y se controlan enfermedades crónicas, como alteraciones a articulaciones, cardiopatías, hipertiroidismo y diabetes.

“En Moggie Cat’s tenemos 10 mil fichas de pacientes. Hace poco murió la gatita de la ficha 12”, comenta la doctora. “Vivió 18 años y con buena calidad de vida hasta el final. Sólo tuvo las complicaciones propias de la edad. Pero todo eso fue gracias a que sus dueños eran persistentes y siempre volvían”, concluye.

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *