chocolate Pacari - cacao
Actualidad Animal

Pacari: El chocolate ecuatoriano que conquistó el mundo con un modelo sustentable

Uno de los principios fundamentales de esta marca es poner al productor primero. La calidad de este chocolate refleja el trabajo en conjunto de cada persona involucrada en la innovación constante, la responsabilidad social, la sostenibilidad, el comercio directo con los agricultores de pequeña escala y el cuidado del medioambiente.

El 13 de septiembre de cada año celebramos el Día Internacional del Chocolate. El origen de la fecha se remonta al año 1995, específicamente en Francia, en referencia al aniversario del nacimiento de Roald Dahl, escritor británico autor de la reconocida obra “Charlie y la Fábrica de Chocolate”. A raíz de esta fecha les queremos contar la historia de Pacari, quienes tienen un sistema de producción único y sustentable, innovadores sabores y calidad reconocida a nivel mundial. Estos son sólo algunos de los atributos de la marca que ha posicionado el chocolate de Ecuador como uno de los mejores del planeta, rompiendo el paradigma del protagonismo europeo en esta industria.

Fundado por Santiago Peralta y Carla Barboto, Pacari produce un chocolate 100% orgánico, vegano, biodinámico, sin lácteos, gluten ni azúcar refinada, que es resultado del proceso de producción sostenible del cacao y otros productos como frutas, hierbas aromáticas, flores y especies cultivadas en campos certificados. Fue en uno de sus viajes a Europa donde nació la idea, al ver que un kilo de cacao se vendía a casi 120 euros (alrededor de 100 mil pesos), mientras que el agricultor que lo cultivaba en Ecuador recibía apenas 10 dólares (alrededor de 9 mil pesos) y con mucha suerte le alcanzaba para para vivir. Esa situación llevó a Santiago, licenciado en Derecho, a cambiar radicalmente el rumbo de su vida y crear la marca Pacari, apuntando a que Ecuador no sólo exportara la mejor materia prima, sino que además diera vida a un chocolate oscuro de clase mundial.

Santiago Peralta y Carla Barboto. Fundadores Pacari.

Santiago menciona que, junto a su esposa, Carla, crearon Pacari en 2002 con el objetivo de cambiar la historia del chocolate ecuatoriano, no solo destacando el cacao fino de aroma, su materia prima, sino que posicionándolo en el mapa de productores de chocolate de alta calidad. “Lo más importante es que todo este proceso ha sido con un auténtico propósito social y ambiental, marcado por la relación directa con los agricultores, que nos ha permitido brindar mejores condiciones y métodos de cultivo, para cuidar no solo la cadena productiva, sino nuestros ecosistemas, conservando siempre la calidad, lo cual es altamente valorado. Pacari significa ´naturaleza´ en Quechua y ese nombre obedece justamente a lo que representa nuestro chocolate: los mejores productos de la tierra, 100% naturales, garantizando el cuidado de la biodiversidad y la salud de quienes nos consumen, con productos libres de soya, lácteos, gluten, químicos y transgénicos”.

Trabajo con comunidades

El fundador de Pacari siempre pensó en trabajar con las comunidades. “Esa es y seguirá siendo el alma de Pacari. Producimos un chocolate 100% orgánico, vegano y biodinámico, con un modelo de negocio único denominado “del árbol a la barra”, que se sustenta en la relación directa con alrededor de cuatro mil agricultores de pequeña escala, quienes son responsables de cuidar la biodiversidad y la calidad de los productos, recibiendo por ese compromiso un precio superior y llegando, incluso, a triplicar sus ingresos. Eso no lo transamos, pues es nuestro sello y nuestro orgullo. Impulsamos iniciativas para mejorar la calidad de vida de las personas de la comunidad ecuatoriana, sin olvidar la preservación de la naturaleza. Somos una de las 5 Empresas B en Ecuador, lo cual es una muestra de nuestro compromiso con las comunidades con las que trabajamos y el medioambiente”.  

¿Cómo este producto es respetuoso con el medioambiente?

Para nosotros la sostenibilidad es una parte fundamental, un pilar desde que se inició la empresa. Y en ello, el respeto y cuidado por la naturaleza es un eje central. Hay un compromiso por parte de nuestros agricultores y, a la vez, cada barra, cada producto, se inspira en lo que nos brinda la naturaleza. Existimos gracias a ella y la cuidamos, ante todo. Para que el sabor de nuestro chocolate sea único y conserve sus cualidades orgánicas, hemos desarrollado un proceso de producción biodinámico y certificado que mantiene el equilibrio entre los productores y la naturaleza, del árbol a la barra.

Cuéntenos sobre el consumo ético ¿qué significa y cuál es su importancia?

Para nosotros la ética es un pilar fundamental para hacer negocios, por eso quisimos cambiar la industria del cacao y demostrar que es posible hacer las cosas bien, de manera responsable en términos sociales y medio ambientales, y a la vez ser rentables. Si ves el ranking de Ethical Consumer Magazine, Pacari apareció como líder en el segmento chocolates, y es clave que las personas se informen sobre eso para ver a qué compañías premian con su compra. Para nosotros no es aceptable que un habitante en Latinoamérica apoye la esclavitud en África, cada vez que come un chocolate que no respeta el entorno ni los derechos laborales, en lugar de apoyar a los 2 millones de latinoamericanos que viven del cacao. Estamos luchando por cambiar esa realidad y nos enorgullece saber que estamos contribuyendo a ello.

La Unicef ha denunciado que hay más de 200.000 niños esclavos en la industria del cacao en África occidental y, un reciente estudio de la Universidad de Tulane, Estados Unidos, señala que más de dos millones de menores trabajan en condiciones peligrosas en la producción de cacao en Ghana y Costa de Marfil. ¿Cómo las personas pueden ser consumidores informados y preferir los chocolates que provienen de una industria ética?

Lo que describes es una realidad terrible, pero es cierta y no podemos quedarnos pasivos frente a ello. La invitación que hacemos siempre es a preguntarnos qué hay detrás de esa marca que premiamos con nuestra compra. Afortunadamente hoy hay mucha información disponible, y es clave que cada consumidor esté bien informado para que pueda hacer compras conscientes.  El chocolate, que es sinónimo de bienestar para muchos, históricamente ha escondido una industria llena de injusticias sociales y ambientales principalmente en el continente africano, sin embargo, desde Latinoamérica nos hemos propuesto cambiar. Creamos un modelo de negocio que toma en cuenta a toda la cadena productiva y brinda oportunidades de ingresos superiores que desembocan en una mejor calidad de vida. Un modelo rentable y sostenible, que protege el 2,5% del banco genético del mejor cacao del mundo, sin usar químicos, pesticidas ni fertilizantes y, lo más importante, poniendo en valor el trabajo de los verdaderos protagonistas de cada barra: nuestros agricultores. Todo esto es nuestro deber, y es importante resaltarlo y hacer un llamado a todo el sector productivo y alimentario para que cada vez más empresas incluyan mejores prácticas bajo los pilares de la ética y la responsabilidad.

¿Qué significa para ustedes haber desarrollado estos productos que han sido premiados por su calidad, pero que a la vez son amigables con los agricultores y el medioambiente?

¡Es un orgullo y una satisfacción de cada día! En ese camino hemos conocido y compartido con tantas familias que hoy ven retribuido su trabajo y que se sienten parte de cada uno de nuestros éxitos. Eso no puede si no ser sinónimo de felicidad. Al comienzo nos cuestionaban, pero sabíamos que esa era la forma de romper los paradigmas. Cuando asisto a eventos como los International Chocolate Awards la responsabilidad es enorme, porque debo estar al frente, pero detrás mío están la ilusión, la confianza y la esperanza de miles de agricultores que hacen posible la elaboración de cada uno de nuestros productos. Cada premio, es gracias a ellos y para ellos. 

Finalmente, algo sobre Pacari que les gustaría contarnos.

Reforzar que no queremos ser el mejor chocolate del mundo, sino el mejor chocolate para el mundo. Trabajamos con compromiso y esfuerzo para democratizar el acceso a un producto de altísima calidad producido completamente en Latinoamérica con los sabores propios de nuestra región. Eso lo estamos consiguiendo al hacernos más populares en Ecuador, Bolivia, Paraguay, México, Panamá, Perú, y por supuesto Chile. Los chilenos están premiando a una marca que hace las cosas bien, entendiendo que esto es una mejora constante, y eso nos llena de orgullo y felicidad. En Pacari creemos firmemente que los negocios y la sostenibilidad son compatibles y por eso debemos apoyar un sistema que entregue alimentos nutritivos, trate de forma justa a los productores y se relacione de manera sostenible con los recursos naturales y el medioambiente. Si realmente lo queremos, es posible.

Reconocimientos

Actualmente Pacari está presente en más de 40 mercados y ha recibido alrededor de 400 reconocimientos por su alto estándar, entre los que destacan los premios oro, plata y bronce obtenidos en las últimas nueve ediciones de los International Chocolate Awards. Pero no sólo su sabor se ha traducido en galardones, además fueron relevados como la mejor opción de consumo ético de chocolates en Europa en la primera edición 2021 de Ethical Consumer, publicación británica que analiza el comportamiento social y medioambiental de las empresas.

Entre todos los mercados donde tiene presencia, Chile es el tercero más importante, después de Europa y Ecuador.