perrita rescatada y caballo
Perros

Perrita rescatada encontró un nuevo amigo

Dally es una perrita rescatada que logró conseguir una familia, pero también estableció un lazo muy especial con Spanky, un caballo miniatura.

Dally y Spanky fueron rescatados por Francesca Francesca Carsen una entrenadora equina, quien junto a su pareja, Steve Rother, decidieron hacerse cargo del caballo miniatura cuando éste sólo tenía dos años de vida.

El animal tenía un comportamiento agresivo con las personas y otros animales, sin embargo, decidieron darle la oportunidad de vivir en su rancho. Con el paso del tiempo Spanky logró superar su agresividad, pero era travieso y le costaba relacionarse con los demás caballos hasta que conoció a Dally.

Dally es una perrita que nació en el hogar de un amigo de Francesca y nadie la quiso adoptar, por lo que ella lo hizo. Desde que la cachorra llegó a la casa se acercó a Spanky.

Francesca dijo que “Con solo 4 meses, Dally se sentaba en el taburete y me veía trabajar con Spanky. Tenía mucho sobrepeso, así que tuve que ejercitarlo regularmente. Donde él estuviera, ella quería estar”.

Spanky era algo indiferente con Dally, pero cambió cuando ella decidió intentar montarlo. Francesca menciona que “después de aproximadamente dos meses, saltó a la espalda de Spanky desde el taburete… y ese día se volvieron inseparables. Notamos que al día siguiente estaba más emocionada que nunca. Le encanta montar su poni y se siente muy importante. Ya no necesita el taburete, salta sobre la espalda de Spanky”.

https://rumble.com/v5zuu1-dally-and-spanky-on-action-funny-footage-of-dog-riding-horse.html

Los animales se hicieron muy unidos. ‘’Es extraordinario que un caballo permita que un perro se suba sobre él cuando lo desee”, agrega Francesca.

Spanky suele realizar movimientos rápidos, pero cuando Dally está sobre su lomo él se mueve con mucho cuidado. “Es evidente que él sabe que ella está allí y por eso es muy, muy cuidadoso”, finaliza Francesca.

MIRA LAS IMÁGENES