huemul del norte
Mestizos Magazine

Piensa Global, actúa local

La reflexión es ver cómo podemos educarnos para prevenir, que puede consistir en algo tan simple cómo preguntar o investigar en fuentes confiables y accesibles.

Por Mariela Ramos, Consultora en Cambio climático y sostenibilidad

Hace varias semanas atrás, le pedí al Niko Marcel que me contara sobre su visita de 2 meses a principios de este año a las Torres del Paine.  Yo recordé que cuando fui con mi familia -por ahí por el año 2005-, vi un huemul (ese mismo que está en nuestro emblema) y también una familia de pumas pero esto fue antes del incendio que ocurrió entre diciembre 2011 y marzo del 2012, culminando con cerca de 17.600 hectáreas quemadas. Al Niko, que estuvo trabajando y acampando ahí, no le tocó ver estas dos especies pero me aclaró que de acuerdo a los últimos recuentos en sus propias áreas de depredación existen más pumas en el parque en comparación a décadas anteriores dónde este espécimen se encontraba en peligro de extinción y también que una familia completa de huemules habita en la zona del Valle Francés, al centro del parque. Como sabe que ando muy sensible me dijo: “Mariela te recomiendo que ahora ni vayas, quédate con el recuerdo que tienes” pues se ve esa superficie enorme con árboles carbonizados. También me contó que al ser parque nacional, tiene que regenerarse de manera natural por lo que el ser humano no tiene que intervenir y por tanto tardará años. Lo mismo aplica cuando sigues los senderos y se te cruza un animal, es el humano quien tiene que esperar a que pase.

Me contaba también, por ejemplo, que con los guardaparques de CONAF que aún a pesar de los resguardos y capacitaciones obligatorias que hacen al ingreso del parque encontraban pedacitos de aluminio (de esos típicos envoltorios que llevamos los turistas) en las fecas de un zorro. Y así suma y sigue, personas botando colillas donde no corresponde, incluso si las apagan bien generan impactos. No me sorprendería que hayan nidos de aves con colillas de cigarro porque las aves los suelen confundir estos residuos utilizándolos para anidar. Estas cosas pasan siempre cuando uno no sigue las indicaciones antes de ingresar a cualquier lugar.

Un par de días después nos enteramos que ardía la Amazonía. Por decir algo breve, y más actual, el pasado 24 de agosto fue el día internacional de los Parque Nacionales. Yo ignoro el tipo de medidas en materia de conservación o protección de la vida silvestre allá en Brasil, pero supe que ese mismo fin de semana se activaron más de 1000 nuevos focos de incendios en la cuenca de río amazonas y que frente a esta catástrofe el gobierno respondió con 2 aviones Hércules C-130 para intentar apagarlos en un operativo militar con la ayuda de bomberos y brigadistas, sumando la ayuda de filántropos y activistas como Leonardo DiCaprio. Debo reconocer que me molesta de sobremanera cuando dicen “nadie hace nada”. Porque sé que hay gente que sí hace. Pero también sé que la base de todo está en la prevención lo que considera actividades de educación y concientización en estas materias.

La reflexión es ver cómo podemos educarnos para prevenir, que puede consistir en algo tan simple cómo preguntar o investigar en fuentes confiables y accesibles, ósea lo que tengas mas a mano, y que tenga credibilidad y sabiduría suficiente ya sea de una persona porque vivió en la zona del problema, o internet pero, insisto, siempre que sean fuentes confiables. Los invito a investigar también sobre el proyecto de Ley SBAP, y sobre el SNASPE de Chile. El mensaje final: cuidar, preservar y mantener áreas silvestres, en Chile ya suman 18,5 millones de hectáreas protegidas, que son un pulmón verde para nuestro país. Y bajo mi sesgo de cambio climático, puedo decir que Chile es uno de los únicos países de la región latinoamericana cuyo sector forestal se ha mantenido como capturador y no emisor de carbono (CO2), neutralizando incluso las emisiones del sector agropecuario. Y además somos pura costa, recordemos que los océanos también son un sumidero de carbono y para ver el vaso medio lleno: Actualmente Chile es el quinto país en el mundo con más áreas marítimas protegidas de acuerdo Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Son un millón de km2 de mar bajo resguardo, cifra que se alcanzó tras el decreto del parque marino en Cabo de Hornos e Islas Diego Ramirez.

Dejemos de preocuparnos y empecemos a ocuparnos con acciones concretas, tomando medidas desde casa que es dónde todo comienza.