Joaquin Phoenix 8
Actualidad Animal

Potente discurso de Joaquin Phoenix en premios Oscar

El activista vegano, Joaquin Phoenix, obtuvo el Oscar a Mejor actor por su interpretación en la película Joker.

La noche del domingo se realizó la entrega de los premios Oscar, el actor Joaquin Phoenix había ganado los BAFTA y los Globos de Oro, y como es habitual los derechos de los animales estuvieron presentes en su discurso.

El actor comenzó agradeciendo y destacó que junto a los otros nominados compartían el amor por el cine, pero uno de los momentos que llamó más la atención y generó aplausos, junto cuando recordó a su hermano, fue cuando se refirió a los derechos de los animales y el cuidado del medio ambiente. «Estamos hablando de la lucha contra la creencia de que una nación, un pueblo o una raza tiene derecho a explotar, dominar, controlar y usar a los otros con impunidad. Nos hemos desconectado mucho del mundo natural y estamos en un mundo egocéntrico y explotamos nuestro entorno para nuestro bien. Entramos en el mundo natural y saqueamos sus recursos. Nos sentimos con derecho a inseminar artificialmente a una vaca y, cuando ella da a luz, robarle a su bebé. Aunque sus gritos de angustia son inconfundibles. Y luego tomamos su leche, que era destinado a su ternero, y lo ponemos en nuestro café y nuestro cereal».

El activista agregó que «creo que tememos la idea del cambio personal, porque pensamos que tenemos que sacrificar algo para renunciar a algo, pero los seres humanos, en nuestro mejor momento, somos tan inventivos, creativos e ingeniosos… y creo que cuando usamos el amor y la compasión como nuestros principios rectores podemos crear, desarrollar e implementar sistemas de cambio que sean beneficiosos para todos los seres y para el medio ambiente», continúa, ganándose el aplauso de sus compañeros en más de una ocasión.

REVISA SU DISCURSO COMPLETO

«Me siento lleno de gratitud en este momento y no me siento por encima de ninguno de mis compañeros, compartimos la misma riqueza que es el amor por el cine. No sé donde estaría sin ello. Uno de los principales dones es la posibilidad de utilizar nuestra voz. He estado pensando mucho en algunos de los problemas angustiosos a los que nos enfrentamos colectivamente, y creo que a veces sentimos, o nos hacen sentir, que defendemos diferentes causas. Pero yo veo algo en común. Estamos hablando de desigualdad de género, de racismo, de LGTB, de los animales… estamos hablando de la lucha contra las injusticias», ha comenzado diciendo, destacando como siempre son su vergüenza inicial a hablar en público.

«Estamos hablando de la lucha contra la creencia de que una nación, un pueblo o una raza tiene derecho a explotar, dominar, controlar y usar a los otros con impunidad. Nos hemos desconectado mucho del mundo natural y estamos en un mundo egocéntrico y explotamos nuestro entorno para nuestro bien. Entramos en el mundo natural y saqueamos sus recursos. Nos sentimos con derecho a inseminar artificialmente a una vaca y, cuando ella da a luz, robarle a su bebé. Aunque sus gritos de angustia son inconfundibles. Y luego tomamos su leche, que era destinado a su ternero, y lo ponemos en nuestro café y nuestro cereal».

«Y creo que tememos la idea del cambio personal, porque pensamos que tenemos que sacrificar algo para renunciar a algo, pero los seres humanos, en nuestro mejor momento, somos tan inventivos, creativos e ingeniosos… y creo que cuando usamos el amor y la compasión como nuestros principios rectores podemos crear, desarrollar e implementar sistemas de cambio que sean beneficiosos para todos los seres y para el medio ambiente», continúa, ganándose el aplauso de sus compañeros en más de una ocasión.

«Ahora, he sido un sinvergüenza. He sido egoísta. He sido cruel a veces, difícil de trabajar y desagradecido, pero muchos de vosotros en esta sala me habéis dado una segunda oportunidad y creo que es cuando estamos en nuestro mejor momento, cuando nos apoyamos mutuamente, no cuando nos cancelamos unos a otros por errores pasados… cuando nos ayudamos mutuamente a crecer, cuando nos educamos, cuando nos guiamos hacia la redención. Eso es lo mejor de la humanidad. Mi hermano, cuando tenía 17 años, escribió esta letra: ‘corre al rescate y la paz vendrá después. Gracias», finaliza, mencionando con emoción a su hermano River Phoenix, quien murió de una sobredosis a los 23 años. Emocionado y dando la espalda al público, el actor ha salido del escenario bajo una oleada de aplausos en pie por parte de sus compañeros de oficio.