perro primavera
Actualidad Animal

¡Primavera! Alergias estacionales en perros

Con la llegada de la primavera, la polinización y los cambios bruscos de ambientes, nuestras mascotas también sufren unos de los procesos alérgicos más comunes, como lo son las alergias ambientales, las cuales forman parte de los problemas más frecuentes en perros y en gatos.

La alergia es una enfermedad bastante común en perros y en gatos, en la que el sistema inmunitario de las mascotas (las defensas), reaccionan de una manera descontrolada a la presencia de agentes como alimentos, ácaros, pulgas, polen o fármacos, a los cuales se les llama alérgenos. Estas alergias se expresan cuando estos alérgenos entran en contacto con el animal por varios medios como por la piel (los ácaros, las pulgas), inhalándonos (polen), o ingiriéndose (alimentos o fármacos).

En esta estación primaveral, la más importante en los perros -y en menor proporción en gato- son por la inhalación del polen, la cual se manifiesta en nuestras mascotas, principalmente, con problemas cutáneos, lo que también se conoce como Dermatitis Atópica.

Síntomas que pueden hacer sospechar a los tutores:

  1. Prurito intenso en todo el cuerpo
  2. Enrojecimiento del abdomen, cara, orejas
  3. Piel engrosada o grisácea
  4. Alopecias secundarias por el prurito (sensación desagradable de rascarse)

Alérgenos más frecuentes

Polen

Como se explicó anteriormente, la época de polinización aumenta la circulación de polen y de las gramíneas (plantas herbáceas), principalmente de los árboles y el césped.

Hongos

Los hongos producen menos problemas de alergias en comparación con el polen o los ácaros. Los principales causantes son: Penicinillum, Aspergillus y Cladosporium.

Ácaros

Estos son parásitos microscópicos de la familia de las garrapatas y las arañas. Las condiciones para que estén son las temperaturas suaves, por debajo de 20°c , es por esto que son más comunes las alergias por ácaros en otoño

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la alergia?

Para ello, el veterinario debe realizar un examen completo que le permita descartar la presencia de otras enfermedades que puedan producir síntomas muy parecidos, como reacciones alergias a las pulgas, sarna, infecciones de piel o reacciones adversas al alimento.

“Cuando todos estos problemas hayan sido descartados por el profesional y, si la sintomatología persiste, se debe realizar un diagnóstico definitivo con la ayuda de pruebas complementarias como lo son los test intradérmicos o test serológicos, para llegar así a realizar el tratamiento específico (inmunoterapia)”, comenta Diego Rugeles, Veterinario del alimento para perros POEMA®, y experto en alimento para mascotas.

Es importante no realizar ningún tipo de tratamiento en casa con nuestras mascotas, ya que el origen de la reacción alérgica debe ser diagnosticada y tratada por nuestros veterinarios y así, poner fin a la causa que puede ser cualquiera de las descritas anteriormente.

Foto de Liesbeth Koopmans en Pexels