perro collar de ahorque
Actualidad Animal

Profesionales del comportamiento y bienestar animal se refieren sobre el uso del collar de ahorque

A raíz de las informaciones difundidas en los medios de comunicación sobre la educación, adiestramiento y entrenamiento de perros en Chile. Los profesionales se han visto «en la obligación moral y ética de advertir una serie de consideraciones que estimamos vitales para la discusión y para el abordaje de los temas de comportamiento y bienestar de los caninos».

Como entidades y profesionales del comportamiento y bienestar de los caninos, nos vemos en el deber ético y moral de advertir a la comunidad y sociedad chilena, de los daños (a nivel físico y emocional) que las herramientas aversivas pueden ocasionar en los caninos. Al respecto, señalamos que:

  1. La literatura médico veterinaria disponible al día de hoy en el mundo es abundante y explícita al señalar que el uso de collares de ahorque puede producir daño capilar, muscular y articular; y puede provocar colapso traqueal, problemas a la tiroides, aumento de la presión intraocular y falta de irrigación sanguínea hacia el cerebro, pudiendo provocar daño neurológico irreparable en los caninos.
  2. Si se realiza una revisión bibliográfica y se analiza la evidencia científica disponible al día de hoy en el mundo, la ciencia desaconseja y advierte lo nocivo que resulta el uso de herramientas aversivas (collares de ahorque, collares de púas y collares eléctricos) en materia de educación canina y tratamientos conductuales.
  3. Lo anterior, porque su uso puede dar pie a provocar daño físico, daño emocional, inhibición de conductas naturales, inhibición del aprendizaje, detrimento en el vínculo humano – animal, y aumento de conductas agresivas y/o reactivas.
  4. Nos parece un imperativo ético advertir que no todo lo que parece en los medios de comunicación tiene base científica en materia de comportamiento y bienestar animal, y que muchas de las recomendaciones aparecidas en diversos noticieros sobre adiestramiento canino podrían ser perjudiciales para el bienestar de los perros y de las personas.
  5. Hacemos un llamado al Estado de Chile, específicamente a los poderes Ejecutivo y Legislativo, para actualizar la Ley 21.020 (Ley de Tenencia Responsable de Mascotas) con miras a prohibir el uso de herramientas aversivas y punitivas en el país, ya que ponen en riesgo la salud física, comportamental, mental y emocional de los perros.
  6. Hacemos, además un llamado a los medios de comunicación a tratar los temas de agresiones caninas o de comportamiento animal con altura de miras y a asesorarse con entidades, como, por ejemplo, la Asociación de Etología Clínica Veterinaria de Chile (ASECVECH) o el Colegio Médico veterinario de Chile (COLMEVET), para asegurar la emisión de noticias con sustento en la ciencia y en la evidencia, y no en la opinión.
  7. El castigo físico, el dolor, los golpes o el amedrantamiento no son, a nuestro juicio, el camino para construir una sana y equilibrada relación entre humanos y caninos. Si lo es la educación respetuosa, positiva y sustentada en la ciencia y en la evidencia disponible desde las más diversas disciplinas que son parte de la educación de los caninos, como son la medicina veterinaria, la etología, la psicología del aprendizaje, la medicina del comportamiento, la biología, las comunicaciones, la antropología y otras igualmente importantes.

Foto de RODNAE Productions en Pexels

VER NOTA RELACIONADA

Ataque de perros con resultado de muerte: Colmevet insiste en la tenencia responsable