protección animal - gorila
Actualidad Animal

Propuesta para un Tratado internacional de protección animal

Abogada destaca que la Convención sobre Protección Animal promete ser el instrumento para la adopción de buenas prácticas y la estandarización de la protección animal, y que estas sean obligatorias para todos los países. A continuación, te contamos de qué se trata esta iniciativa.

Desde 1988, David Favre, profesor de derecho animal y derecho ambiental de la Universidad de Michigan, ha promovido la creación de un tratado internacional para la protección animal. Luego, de más de 30 años de trabajo, en 2020 y como respuesta necesaria a la pandemia zoonótica del COVID-19 y el llamado de la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones internacionales sobre la urgencia de un tratado para prevenir pandemias. Un grupo de abogados en derecho internacional y derecho animal, incluyendo al profesor David Favre, decidieron redactar la Convención sobre Protección Animal para la Salud Pública, el Bienestar Animal, y Medio Ambiente (CAP por las siglas en inglés de Convention on Animal Protection for Public Health, Animal Welfare, and the Environment). Para este fin, se fundó la Coalición Internacional para la Protección Animal (ICAP, por sus siglas en inglés).

Marcia Condoy Truyenque, abogada peruana, especialista en derecho animal, y miembro del Comité de redacción nos cuenta que “nuestro trabajo ha recibido el apoyo de la American Bar Association, mediante la Resolución emitida por la cámara de delegados el 22 de febrero de 2021. Mediante esta resolución se insta a todas las naciones a negociar una convención internacional para la protección de los animales para proteger la salud pública, el medioambiente y el bienestar de los animales. Esta misma resolución alienta al Departamento de Estado de los EE. UU. a iniciar y asumir un papel de liderazgo en dichas negociaciones”.

Abogada Marcia Condoy Truyenque.

Agrega, que una primera versión de la Convención sobre Protección Animal fue publicada en octubre de 2021 para sugerencias del público. “Hemos recibido numerosos comentarios tanto del público en general como de los principales académicos en Derecho Animal y Derecho Internacional. Sobre la base de tales comentarios y con la finalidad de hacer la Convención viable, durante el 2022 se redactó una segunda versión de la Convención sobre Protección Animal se encuentra lista y será publicada durante el mes de septiembre. Esta segunda versión será definitiva y representa dos años de redacción por parte de los miembros del Comité de redacción de la CAP”.

Lineamientos

La Convención sobre Protección Animal sienta las bases del por qué la protección y el bienestar de los animales es importante, tanto para los humanos como para los animales y el medioambiente, es decir, desde el enfoque de Una sola salud o One Health. “El enfoque de Una sola salud establece que la salud humana, animal y del ambiente son interdependientes y necesitan ser protegidas desde un enfoque holístico. Pero también será importante una respuesta global, ya que este enfoque ha sido reconocido por diferentes organizaciones internacionales. Supone grandes beneficios para la protección de la salud pública, la protección animal y del medioambiente. Todo esto de la siguiente forma”, explica la abogada.

-Salud pública: La CAP establece que la salud pública se verá beneficiada, ya que mediante la protección animal y del hábitat se minimiza el riesgo de un futuro contagio viral de los animales a los humanos. Las enfermedades zoonóticas tienen sus raíces en la explotación de los seres humanos hacia los animales y sus hábitats. Por ejemplo, la invasión humana a los hábitats de animales salvajes y la deforestación de bosques -para la instalación de granjas- pone en riesgo la transmisión de enfermedades zoonóticas. Como consecuencia de estas interacciones indebidas con este tipo de animales, es que virus zoonóticos tales como COVID-19, SARS, MERS, H1N1 y Ébola, han sido transmitidos al ser humano.

Marcia Condoy destaca que “las enfermedades zoonóticas han estado en el centro de las últimas epidemias y pandemias, infectando a unos 2500 millones de personas y provocando 2,7 millones de muertes humanas cada año. Hasta que se creen vacunas eficaces, el tratamiento de los nuevos virus se limita a mejorar nuestras interacciones con los demás animales y sus hábitats”.

-Ambiente: La CAP también promueve la protección del hábitat natural y en general del medioambiente. Para proteger a los animales, será necesario limitar el tráfico de animales silvestres, la invasión de sus hábitats y garantizar zonas de amortiguamiento entre las granjas comerciales y los bosques. De esta forma, la protección ambiental es consecuencia directa de la protección del bienestar animal. En 2015, la OMS publicó un informe sobre Biodiversidad y Salud Humana en el que señaló que la mayoría de las enfermedades infecciosas recientes están asociadas con la interacción de vida silvestre. Este mismo informe estableció que el cambio de uso de la tierra contribuye a la pérdida de biodiversidad y representa una amenaza para la salud humana. Pero también la degradación del hábitat natural es una amenaza para el bienestar animal. Los acuerdos ambientales internacionales, sin embargo, no han reconocido expresamente el papel del bienestar animal como parte del concepto más amplio de protección o conservación ambiental.

-Animales: El tercer beneficio de la CAP es abordar el bienestar animal. Este es un tema existente y recurrente en la discusión internacional, regional y nacional. En el escenario internacional, la Oficina Internacional de Epizootias (OIE) ha llevado a cabo un extenso trabajo sobre la protección y el bienestar animal. También la Unión Europea ha defendido activamente la protección y el bienestar de los animales. Varios países han regulado el trato de los animales mediante leyes de protección y bienestar animal. Sin embargo, en tiempos de globalización, este enfoque fragmentario es insuficiente, ya que no existen estándares legales uniformes a nivel internacional. “La Convención sobre Protección Animal promete ser el instrumento para la adopción de buenas prácticas y establecer una estandarización de protección animal que sea obligatoria para todos los países, ya que el bienestar animal debe ser abordado de manera holística como parte de una estrategia de bienestar global común”, menciona la abogada.

Pasos por seguir

Con la segunda versión de la Convención sobre Protección Animal concluida y lista para su publicación en septiembre, el Comité de redacción se encuentra en proceso de identificar un grupo de países que estarían dispuestos a convocar a otros para discutir esta propuesta. “Es nuestra intención promover este proyecto de tratado internacional en todas las regiones del mundo. Los miembros del Comité de redacción de la Convención sobre Protección Animal se han reunido con Ministros de Asuntos Exteriores y de Comercio, también han asistido a conferencias de organizaciones internacionales, como por ejemplo la Asamblea Mundial de la Salud, realizada por la Organización Mundial de la Salud. También deseamos recibir el apoyo de los ciudadanos de todos los países, quienes tienen el poder de exigir a sus Estados hacerse parte de la Convención sobre Protección Animal e implementar sus disposiciones en sus políticas nacionales e internacionales”.

Protección animal

Marcia Condoy Truyenque explica que, en principio, todos los animales están incluidos en las provisiones de la CAP. Se establece que los estados deben adoptar políticas y leyes que aseguren que ningún animal sea sujeto de crueldad o sufrimiento innecesario. “Para los animales bajo control humano, sean animales domésticos o silvestres en cautiverio, la Convención sobre Protección Animal establece que los estados deben adoptar políticas y leyes para que estos animales tengan asegurado alimentos y agua adecuados y suficientes, refugio adecuado, oportunidades adecuadas y específicas de la especie para el ejercicio, atención veterinaria que asegure su salud, no sean abandonados, y que ningún trabajo exceda sus capacidades y fuerzas naturales. Para los animales silvestres, la Convención sobre Protección Animal establece que los estados deben adoptar políticas y leyes para establecer y mantener un sistema de áreas naturales protegidas, que en caza se promueva métodos no letales y que resulten en el menor sufrimiento de los animales”.

¿Qué pasa con los animales que son utilizados para divertimento humano, como jineteadas, carreras de perros, rodeo, tauromaquia, entre otros?

La Convención sobre Protección Animal abarca el uso de animales para entretenimiento. Así, el artículo 3 establece la obligación de los estados de tomar medidas para garantizar que los animales no sean sometidos a actos o condiciones crueles. Más específicamente, el artículo 4 establece que los estados tienen la obligación de tomar medidas para asegurar que los animales -bajo control humano- no sufran crueldad ni sufrimiento innecesario, ni que los animales se vean obligados a exceder sus capacidades y fortalezas naturales. Bajo este esquema, corresponderá a los estados y a sus ciudadanos discutir y determinar qué supone sufrimiento innecesario o crueldad. Para que las tradiciones crueles con los animales terminen, será importante la participación ciudadana en la determinación de qué actividades son crueles con los animales y deben ser prohibidas.

¿Cuál es la importancia del desarrollo de este tipo de iniciativas?

La Convención sobre Protección Animal es el primer paso hacia un tratado universal que aborde las preocupaciones sobre el bienestar animal. El derecho internacional actual tiene tratados sobre la protección de la salud humana y la protección del medioambiente, pero no existe un tratado universal sobre la protección animal. El hecho de que la comunidad internacional y muchos países no aborden el bienestar animal tiene graves consecuencias, no solo para los animales, sino que directamente para los humanos. La reciente pandemia mundial del COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de vincular el bienestar de los animales y los seres humanos a nivel internacional. El uso y el maltrato humano de los animales, incluido el comercio de vida silvestre y la destrucción humana de los hábitats naturales, contribuyen significativamente al riesgo que enfermedades zoonóticas se propaguen. El COVID-19 es una de esas enfermedades, se produjo una pandemia con impactos sociales y económicos devastadores para todo el mundo. Sin embargo, el COVID-19 es solo una de una larga lista de enfermedades que incluyen: el SIDA, SARS, el virus Nipah y el ébola, cuyos orígenes apuntan a un trato humano inapropiado hacia los animales. La comunidad científica ha demostrado con pruebas contundentes la interconexión de la vida humana y animal.

Si quieres saber más sobre esta iniciativa visita http://www.conventiononanimalprotection.org

Comité de redacción

Los abogados miembros del Comité de redacción de la Convención sobre Protección Animal y miembros del ICAP son Nigel Blackaby, Daina Bray, Marcia Condoy, Nicolas Cordoba, David Favre, Rosario Galardi, Vanessa Garbini, Laurie Morgan, Rajesh Reddy, Joan Schaffner, and Emile Warot.

Foto de Francesco Ungaro en Pexels.