pseudogestacion
Actualidad Animal

Pseudogestación canina: existe y puede tener complicaciones

El embarazo psicológico en los perros es más normal de lo que se cree. Este produce síntomas reales, al punto de crear otras complicaciones como la mastitis y piometra. Entrevistamos al médico veterinario Pablo Aguilera, quien nos cuenta de qué se trata la pseudogestación y lo importante que es su detección temprana.

Emma es una cachorra de 10 meses que acaba de tener su primer celo hace un mes y medio. Las últimas semanas ha tenido cambios de comportamiento notorios, que hicieron que Carolina, su dueña, la llevara al veterinario. “Encontraba que andaba muy nerviosa y miedosa, cosa muy anormal en ella, que en general es bien alegre y osada. Además, había notado que seguía con un poco de secreción y su vulva un poco inflamada”, cuenta Carolina.

Pablo Aguilera, médico veterinario de la Clínica El Sol, explica que Emma es el caso típico de una cachorra que hizo pseudogestación o embarazo psicológico. “Este se produce porque hay un desbalance hormonal que hace que las perras tengan cambios físicos y psicológicos asociados a la preñez, pero sin haber una gestación de por medio”, cuenta el experto.

¿Es común que las cachorras hagan embarazos psicológicos?

Las pseudogestaciones pueden ocurrir en cualquier celo, y aunque hay tendencia que ocurra más en cachorras, también puede ocurrir en perras más grandes de 7 u 8 años que nunca han sido cruzadas. Cabe señalar, que si una perra ya hizo una pseudogestación es muy probable que vuelva a repetirlo en los siguientes celos.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento que se realiza es hormonal. Esto ayuda a regularizar los niveles de progesterona y estrógeno, lo que para el desarrollo mamario y hace que el cérvix se cierre y no se formen infecciones.

¿La perra corre riesgos con una pseudogestación?

Sí. Una perra que está en celo se lame más de lo normal, los otros perros la huelen y la lamen también, y se van acumulando un montón de bacterias que van entrando al útero. Una vez que se termina el celo, el cérvix se cierra y estas bacterias que son anaeróbicas más la leche uterina, hacen que se cree el ambiente propicio para el crecimiento. Al no haber embarazo real, lo que se genera son las piometras, que son infecciones al útero y que son muy riesgosas. También hay riesgo de mastitis.

¿Cómo se puede prevenir un piometra?

Lamentablemente, la sintomatología de las piometras es muy tardía. Empieza hasta dos meses después de que parte la infección. Y a esa altura la única solución es la esterilización, ya que los antibióticos no funcionan.

¿Cuáles son los principales síntomas de una pseudogestación?

El principal síntoma es el cambio de ánimo y comportamiento. Las perras en general quieren estar más tranquilas, buscan constantemente compañía, y empiezan con el comportamiento de nido, que es escarbar la cama o lugares que a ellas les gustan. También adoptan peluches u otros animales más pequeños como cachorros. Después, vienen los cambios físicos que son secreción vulvar, desarrollo mamario, secreción láctea y vulva edematosa.

¿Existe alguna forma de prevenir una pseudogestación?

La prevención para las enfermedades producidas por una pseudogestación, como es una piometra o una mastitis, es la esterilización. Los perros a diferencia de los humanos no tienen menopausia. Ellos están toda su vida produciendo hormonas, y cada 6 meses las perras tienen una verdadera bomba hormonal para poder entrar en celo, que le produce desajustes y otras complicaciones. Por eso se recomienda la esterilización, de forma de no exponer a la perra a enfermedades que pueden ser fácilmente previstas.