Puma Nicolás Lagos
Actualidad Animal

Pumas en Torres del Paine “Estar frente a frente es una experiencia única”

“En el Límite: Puma en Torres del Paine” es el libro en que Nicolás Lagos comparte su experiencia retratando y compartiendo cinco años con estos animales, en uno de los parques más espectaculares de nuestro país. En más de 130 fotografías podrás conocer sobre la biología, comportamiento y ecología del puma. Además, con tu compra aportarás directamente a su conservación.

Por Isabel Pinto G. Fotografías: Gentileza Nicolás Lagos.

Nicolás Lagos, 38 años, ingeniero en recursos naturales, siempre le ha gustado la fotografía, por lo que su cámara lo ha acompañado en sus viajes en los lugares más remotos, donde trabaja en proyectos de conservación de felinos. El año 2016 comenzó a participar como asesor científico y guía local en filmaciones de documentales de pumas en el Parque Nacional Torres del Paine, donde en estos cinco años ha captado la esencia estos maravillosos animales y ha decidido plasmarla en el libro “En el Límite: Puma en Torres del Paine”.

Nicolás Lagos.

“He tenido la suerte de tener encuentros tan increíbles con los pumas y sacar fotos, por lo que uno de los propósitos de este libro es mostrar esta experiencia al resto de la gente, a quienes no han tenido la oportunidad de poder verlos de cerca. Dar a conocer aspectos de su biología, ecología, comportamiento, es un libro de divulgación, entonces tiene harta información. La idea es responder las preguntas que me hace la gente, mi familia, amigos. Por ejemplo: cómo se comunican los pumas, por qué rasguñan algunas plantas, para qué les sirve eso, cuánto es el periodo de gestación, cuántos cachorros tienen, cuánto se quedan los cachorros con la mamá, etcéreta. Entonces traté de juntar toda esa información y la puse en el libro para que la gente sepa más del puma. El segundo propósito, es devolverles la mano a estos animales, porque he trabajado todos estos años con ellos, he vivido momentos muy increíbles y maravillosos con los pumas y la idea es que el 100% de las utilidades de este libro se vayan a un proyecto de conservación para proteger al puma en la Patagonia, por supuesto, la gente que lo compre también va a poder ayudar y aportar a su conservación”, explica Nicolás.

El autor del libro nos cuenta que además de utilizar su cámara para captar a estos animales, también es su herramienta de trabajo, ya que le sirve para identificar a los individuos que están avistando mientras realizan las filmaciones. “Si es que vemos un puma lejos, le saco una foto, le hago zoom e identificamos quién es, ya que en las Torres del Paine cada puma es distinto, sus conductas con el humano son diferentes, entonces reconocerlos ayuda mucho para saber si es un ejemplar al cual te puedes aproximar y va a tolerar al equipo de filmación”.

¿Los identificas fácilmente?

Sí, cada puma tiene sus características, hay cosas que son más evidentes, quizás el color, el tamaño, pero también hay cicatrices, marcas en la nariz. Incluso después de verlos tanto, te das cuenta de que hay pumas que prefieren moverse más por un lugar que por otro y la forma de moverse es un poco distinta, uno empieza a hilar más fino.

Nicolás Lagos antes de comenzar a tener avistamientos de pumas, estuvo y sigue trabajando en conservación de estos espectaculares animales en distintos lugares de Chile, donde no tiene acceso a verlos, sino que los estudia a través de señales que dejan, como fecas, huellas. “Utilizamos cámaras remotas que sacan una foto cuando el animal pasa por el frente, pero la verdad es que no hay chances de verlos, son animales que uno no está mirando”.

Es muy diferente a lo que ocurre en Torres del Paine, ¿qué has descubierto en estos cinco años?

-Claro, el parque te ofrece la oportunidad de estar con los pumas y ser básicamente testigo de su vida durante todo el día y todos los días. Uno sale a buscar a los pumas, los encuentra, los ve y puede ver el comportamiento, los puedes estudiar, se te abre una dimensión totalmente distinta de los pumas. Dentro de eso lo más interesante que hemos podido observar es que no son tan solitarios como se piensa, sino que es una especie que interactúa con cierta regularidad, unos con otros. Al estudiar los pumas, los libros dicen que son animales que se juntan o interactúan entre individuos adultos cuando hay rituales de cortejo o disputas territoriales, pero la verdad es que nosotros hemos visto grupos de pumas que interactúan y que son capaces de reconocerse, incluso compartir su alimento con cierta regularidad y eso ha sido un tremendo hallazgo. Ver grupos de 7 u 8 pumas adultos interactuando entre ellos es muy interesante.

¿Los pumas son animales solitarios?

-No son como los leones que forman grupos familiares grandes, sino que son animales que en su día a día andan de manera solitaria, pero se forman estas agrupaciones, por lo general, ligados a aspectos de comida. Por ejemplo, cuando un puma caza un guanaco hay otros pumas alrededor, en la misma área, que se podrían acercar y alimentarse. Entonces, el puma que cazó el guanaco, eventualmente, va a tolerar a estos otros pumas que lleguen y se alimenten del mismo guanaco. Dependiendo del tipo de interacción puede durar pocas horas o varios días, porque un guanaco puede durar 3 o 4 días como alimento y durante esos días los pumas van a estar a cierta distancia, que puede ser desde pocos metros hasta decenas de metros del alimento interactuando constantemente, pero una vez que se acaba cada uno se va por su lado y continúa su vida más bien solitaria.

¿Te ha tocado ver cachorros?

-He tenido la suerte de ver cachorros muy pequeños, de solamente dos a tres semanas de vida saliendo de sus madrigueras. Los he visto saliendo de su madriguera y llevados por su madre por primera vez a alimentarse de carne, y eso también es increíble porque es muy difícil de ver. Encontrar las madrigueras es complicado, siempre están muy escondidas, porque los pumas para evitar que los cachorros sufran algún daño por parte de otros animales, tienes las madrigueras en medio de matorrales, entonces son súper imperceptibles. Por lo que, este tipo de hallazgo es una tremenda experiencia. Hemos visto hembras amamantando, a la mamá trasladando a los cachorros en el hocico, desde un lugar a otro, en sus primeras incursiones por el territorio.

Rupestre y sus cachorros.

¿Los visitantes también pueden avistar pumas?

-Sí, es fácil de verlos en el parque, pero es importante destacar que existe una regulación interna, ya que hay senderos que son para avistamiento de fauna en general, donde también se pueden avistar los pumas y en esos senderos cualquier turista puede ir, pero acompañado de un guía certificado por el parque y eso es súper importante. No hay que olvidar que los pumas son animales que, si bien nosotros no somos parte de su dieta, eventualmente podrían ser peligrosos para el humano. Es recomendable salir con personas que estén capacitadas, que conozcan el lugar, sobre su comportamiento y que sean respetuosos con los animales que están avistando, ya que uno va a visitar espacios que son de los animales.

¿Son animales tranquilos?

-Sí, en el parque están súper habituados a la gente, porque son cientos los turistas que llegan día a día, pero el parque es un lugar seguro para los pumas también. No los persiguen, no los cazan y en el transcurso de los años los pumas se han acostumbrado a ver al humano como un elemento más dentro del lugar donde ellos viven, donde el hombre no es una amenaza, entonces al ver a los humanos, el puma por lo general no va a arrancar, no va a huir.

¿Alguna anécdota?

-Algo que pasa bien seguido, es que como los pumas están tan habituados a la gente, muchas veces uno no se da cuenta y pasas a pocos metros de ellos sin darte cuenta. Por lo general, uno sale a buscar a los pumas con binoculares y uno está mirando a lo lejos siempre, como a 500 metros, un kilómetro de distancia y de repente estás caminado por el sendero y aparece un puma a 20 o 30 metros y uno ni siquiera lo ve. Están camuflados o durmiendo y como no se escapa ante la presencia humana en el parque se queda ahí y uno prácticamente pasa al lado de ellos y no los ve.

¿Qué es lo que más te ha maravillado de estos animales?

-Es un animal que en otros lugares de Chile es tan difícil de ver, que tener la oportunidad de estar frente a frente es una experiencia única. En Torres del Paine es fácil tener estos encuentros cercanos, pero en todos los otros lados de Chile es una especie súper esquiva, el parque es una pequeña joyita mundial para poder ver este tipo de animales y estudiar su comportamiento, su día a día. Cada día uno se maravilla con cosas nuevas, cada día la experiencia es distinta, aprendes algo nuevo, conoces nuevos pumas, es un aprendizaje constante.

¿Tienes un puma “regalón”?

-Rupestre, tengo un tatuaje de ella, le hemos hecho seguimiento desde el año 2017 y le hemos conocido tres camadas. En la primera tuvo dos cachorros, después tuvo cuatro, luego otros cuatro, y justamente a esos cachorros he tenido la suerte de verlos saliendo de su madriguera. Ella nos ha permitido ser parte de su vida, nos ha tolerado y le hemos podido hacer seguimiento durante todo este tiempo, siempre a 30 o 40 metros distancia, a veces los pumas se acercan más, todo depende del individuo, hay algunos a los que te puedes acercar no más de 100 metros, pero ella fácilmente puedes estar a 40 metros.

Rupestre.

“En el Límite: Puma en Torres del Paine”

Portada libro.

Es un libro de divulgación acerca de la historia natural del puma, lleno de bellas fotografías tomadas durante los últimos cinco años en el Parque Nacional Torres del Paine.

Detalles técnicos del libro: 216 páginas, 20.5×26 cm, Tapa dura de 2.5 mm, Papel couché de 170 gr.

¿Cómo obtenerlo?

Haz tu reserva escribiendo a [email protected] Fecha de entrega estimada: Diciembre de 2021. Además, podrás elegir packs de preventa exclusivos, que incluyen fotografías del libro impresas en alta calidad por Karkai Ediciones.

Puedes seguir a Nicolás Lagos en su cuenta de Instagram @nicolagos_s: https://www.instagram.com/nicolagos_s/