bosque
Actualidad Animal

¡Reforestemos nuestros bosques!

Sabías que el 75% del agua dulce que se consume en el mundo proviene de estos, y que son capaces de absorber hasta el 40% de las emisiones de CO2 mundial en un año. Conversamos con un especialista sobre su importancia, el cambio climático y cómo podemos aportar.

Por Isabel Pinto G.

Este 21 de marzo se conmemora el Día Internacional de los Bosques. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) instauró esta fecha con el fin de destacar su relevancia en el planeta, en el desarrollo de la vida, como hábitat de millones de animales y fuente de recursos de ciudadanos de todo el mundo. Cristóbal Rebolledo, director comercial, Fundación Reforestemos, destaca que los bosques nativos tienen una serie de servicios ecosistémicos, que los hacen vitales para la vida humana. “Probablemente lo más conocido es la captura de Carbono, filtran el aire, el control de la erosión y además tienen un rol fundamental en el agua disponible para el consumo humano. Más del 60% del agua que se consume proviene de los bosques nativos, es cosechada desde estos, por lo que son verdaderos contenedores de napas subterráneas y filtradores del agua. En este contexto de crisis climática global, los bosques nativos cumplen un rol fundamental, además, son el hábitat de fauna endémica en distintos lugares del mundo. Hay millones de personas que viven y dependen directamente de los servicios del bosque y de productos cotidianos que muchas veces nos olvidamos. Por ejemplo, los boques tienen un rol muy importante en la polinización, son corredores biológicos, hay pueblos originarios que se dedican a la recolección de hierbas medicinales, todo proviene de los bosques nativos”.

Cambio climático

Los bosques son muy importantes frente al cambio climático, “son grandes sumideros de carbono, lo fijan en el suelo, también por su capacidad de captar agua y controlar la erosión. Sin embargo, se ven amenazados, un tema muy importante es el cambio de uso de suelo a fines productivos, sobre todo agrícolas. Este es uno los grandes factores que afectan al cambio climático en el mundo y a la deforestación, como los bosques controlan la erosión, la perdida de suelo nos hace tener cada vez suelos más infértiles, mayor contaminación de suelos y eso hace que la recuperación y restauración de los ecosistemas naturales sea cada vez más difícil, sobre todo considerando los factores climáticos. Así también los incendios forestales son una de las principales causas de la deforestación y, enfocándonos en el contexto local, a nivel nacional, hemos visto como cada año los incendios se hacen cada vez más incontrolables, con mayores superficies, mayor cantidad de focos y eso tiene que ver también con el aumento de la temperatura global, las condiciones de humedad y la sequía. Los megaincendios forestales están completamente relacionados con el cambio climático, hoy las estaciones son más marcadas, más extremas, los veranos son cada vez más calurosos y eso hace que la propagación de incendios sea mucho más fácil y su control a su vez sea más difícil”.

Relevancia de los bosques

Según información de Fundación Reforestemos:

-El 75% de agua dulce que se consume en el mundo proviene de los bosques. Estos regulan el ciclo hídrico, interceptan y retienen el agua de lluvia, evitando su pérdida. El agua evaporada de los bosques constituye nuevos eventos de precipitaciones en la atmósfera, generando un reciclaje del recurso. Actúan como verdaderos filtros dentro de las cuencas hidrográficas, purificando el agua que nace de las vertientes y alimenta los cursos y cuerpos de agua, tales como ríos y lagos.
-Los bosques constituyen una barrera protectora de los suelos ante la erosión. Además, sus raíces forman verdaderas redes de sujeción del suelo y con las hojas que pierden conforman una manta orgánica que nutre el suelo y lo hace más fértil.
-Los bosques sustentan el 80% de la biodiversidad terrestre, el 22% de la fauna conocida se encuentra en peligro de extinción. Ofrecen una alta variedad de hábitat (alimento y refugio) para la biodiversidad terrestre. A medida que el bosque presenta mayor extensión y formas de vida (árboles, arbustos, hierbas, enredaderas, etc.), aumenta su capacidad para albergar un mayor número y tipos de especies de flora y fauna. Cuando el bosque es destruido o intervenido, se generan procesos de fragmentación y/o desaparición de hábitat, desencadenando una pérdida importante de la biodiversidad de nuestro planeta.
-El 22% de la población mundial depende del bosque para su sustento diario. Los bosques proporcionan bienes y servicios que benefician ampliamente a la población mundial. Son una fuente de alimento y de energía. Abastecen a la población de agua limpia. Capturan las partículas contaminantes, purificando el aire que respiramos. Son el sustento diario de muchas personas y parte fundamental de las diferentes culturas e identidades que conviven en nuestro planeta.
Sin embargo, en el mundo, los bosques han sufrido extensos procesos de deforestación. Factores como la habilitación de terrenos para la agricultura y/o ganadería, la expansión urbana, los incendios forestales, los proyectos de explotación de recursos naturales, entre otros, son causas de la disminución y deterioro de las superficies boscosas en nuestro planeta.

Sabías que:

-El 75% de agua dulce que se consume en el mundo proviene de los bosques.
-Los bosques pueden absorber hasta el 40% de las emisiones de CO2 mundial en un año.
-13 millones de hectáreas de bosque son deforestadas anualmente.
-Los bosques sustentan el 80% de la biodiversidad terrestre.
-Sirven de refugio para la fauna silvestre y albergan una abundante flora nativa.
-El 22% de la población mundial depende del bosque para su sustento diario.

Cristóbal Rebolledo explica que la deforestación, es la principal causa del cambio climático y la principal causa de la deforestación es el cambio en el uso de suelo para fines productivos. “Para combatirla es muy importante la educación ambiental, afortunadamente, hoy en día los temas ambientales han sido una moda verde, que es una moda buena. Tenemos una sociedad cada vez más informada para presentar demandas ambientales y sociales, pero hay que partir por educarse, interiorizarse, por querer aportar. Siempre decimos que más vale una pequeña acción, por más pequeña que sea, que un millón de buenas intenciones. Por lo tanto, partir por casa siempre es un buen ejercicio, a nivel de políticas públicas aún estamos bastante atrasados respecto a la conservación y a la gobernanza territorial, que es algo bastante importante y una invitación que hacemos también es a ser proactivos. Nosotros disponemos de una plataforma digital que es www.reforestemos.org, donde cualquier persona desde cualquier parte del mundo puede comprar, donar o regalar un árbol en distintas ocasiones, un regalo con sentido para un cumpleaños, un aniversario, una condolencia. Es una invitación a acercarnos cada vez más hacia la naturaleza”.

Reforestación
A la fecha, Fundación Reforestemos ha plantado más de un millón de árboles nativos, distribuidos en proyectos entre Valparaíso y Magallanes. El director comercial de la fundación destaca que este año se juntaron dos hitos “el aniversario de 10 años del lanzamiento de la campaña para reforestar el Parque Nacional Torres del Paine y la llegada de esta primera meta. Para nosotros es súper simbólico el millón de árboles”. En cuanto a la reforestación explica que plantan árboles nativos. “La especie depende de la zona geográfica y el tipo de bosque que se está restaurando. En la zona centro-sur trabajamos principalmente con bosque esclerófilo, especies como el roble hualo, quillay, peumo, litre, boldo. Más al sur con especies como la lenga, coihue o coigüe, luma, tepa, mirre, nos preocupamos mucho de trabajar con material genético que sea acorde a los ecosistemas naturales. Por lo tanto, el fin último, es tratar de restaurar los ecosistemas que han sido dañados, degradados y volverlos a sus condiciones naturales. Hoy en día uno de los grandes desafíos y en lo que estamos involucrados es en trabajar en la reconversión de grandes extensiones de monocultivos, que son especies exóticas, y convertirlas a bosque nativo, para ayudar a recuperar los ecosistemas naturales que se perdieron”.

Finalmente, Cristóbal Rebolledo, director comercial de Fundación Reforestemos, destaca que uno de los ejes más importantes que han ido abordando en los últimos años es la educación en la prevención de incendios. “Los bosques se están destruyendo a una velocidad mucho más rápida de la que como humanos tenemos la capacidad de poder recuperar, por lo tanto, es clave poder trabajar en educación, generar cultura en torno al cuidado del patrimonio natural, esto tiene relación con el comportamiento, no dejar suciedad en los parques, no tirar colillas de cigarros, ayudar a que todo tu entorno esté en la misma sintonía. Uno en cada lugar y círculo de personas puede transformarse en un embajador y marcar la diferencia para promover este tipo de iniciativas y promover el cuidado de los bosques”.

Fundación Reforestemos

La Fundación nace el año 2012 como una campaña ciudadana en respuesta al mega incendio que hubo en el Parque Nacional Torres del Paine. El fin era reunir fondos para apoyar la restauración del Parque a través de la reforestación nativa. Cristóbal Rebolledo comenta que se desarrolló “una plataforma web innovadora que tiene todos los árboles georreferenciados e invita a personas de cualquier parte del mundo a poder aportar un árbol, personalizarlo con su nombre y recibir automáticamente un certificado de reforestación en tu correo con la ubicación exacta de dónde se va a plantar ese árbol y puedes verlo a través de Google Maps”.

La iniciativa tuvo tal éxito que se sumaron muchísimas empresas, embajadores, rostros de televisión, periodistas. “Se levantó mucho financiamiento y se decidió aprovechar toda esta capitalización de apoyo y consolidar una fundación sin fines de lucro que es Fundación Reforestemos, que se comprometió con la restauración del Parque Torres del Paine y de parques y reservas naturales en la Patagonia en Chile. Se hizo un convenio con la CONAF para trabajar en conjunto en los proyectos de reforestación en los parques y así fue creciendo con distintas líneas de acción como educación ambiental, temas de prevención de incendios, mucho trabajo con voluntarios, que ha sido el sello de la fundación, al igual que un fuerte vínculo con la comunidad y alta participación ciudadana”, agrega.

Hasta el 2017 esta fundación era 100% enfocada en la Patagonia, se llamaba Reforestemos Patagonia y luego del megaincendio en la zona centro-sur, que ocurrió ese año y que es registrado como el más grande de la historia del país, fueron motivados a replicar la exitosa campaña de Patagonia, pero esta vez sin fronteras regionales. Así cambia el nombre a Fundación Reforestemos, abordando proyectos desde Valparaíso hasta la Región de Magallanes.

Planta un árbol y ayuda a combatir la deforestación

Puedes acceder a la plataforma de la Fundación a través de www.reforestemos.org. “Lo entretenido es que hay bosques virtuales, uno puede crear el bosque de tu familia, amigos, una empresa, una agrupación, lo que sea. Este bosque tiene un nombre y yo invito a gente a aportar a ese bosque virtual. La gracia que sea virtual es que puedo seleccionar distintos proyectos en la zona centro-sur, en la Patagonia, incluso en Argentina y Perú, ya que tenemos proyectos activos en otros países, invitar a que la gente plante un árbol a su propio nombre o de alguien más. Luego, te llega por correo una certificación con tu nombre, con la ubicación exacta y un enlace para que puedas ver la ubicación de tu árbol a través de Google Maps. Los valores van desde los 5 a 8 mil pesos, depende principalmente de la zona, las zonas más extremas siempre a nivel operacional son más costosas. En este caso la más cara es la zona Patagonia.