gatos
Actualidad Animal

Toxoplasmosis: Qué es y cómo evitarla

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por la ingesta del parásito “Toxoplasma gondii”. Generalmente, se encuentra en carne infectada o en heces de gatos, esto se debe a que estos últimos pueden ser portadores del parásito sin mostrar síntomas.

Por Veronica Cardona De Santiago

A pesar de que es una enfermedad que mayormente transmiten los gatos, no quiere decir que todos los felinos sean portadores del parásito. De hecho, los humanos también pueden contraerlo tomando agua o comiendo carne que esté contaminada.

Los gatos son los mayores portadores de toxoplasmosis, especialmente en las zonas rurales, debido a que son cazadores y se contagian. Por ende, los gatos in door, no están expuestos a estos riesgos ni enfermedades. 

Para evitar el contagio de esta enfermedad es necesario que al rescatar un gato de calle se le haga un escaneo completo de su salud y que cumpla con el cuadro de vacunación completo. En el caso de vivir en un hogar rural, lo más aconsejable es que el gato no salga, pero si lo hace, que sea bajo estricta supervisión.

Los síntomas para detectar la enfermedad se presentan cuando está medianamente avanzada:

  • Dolor de cabeza
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en cabeza y cuello
  • Fiebre
  • Enfermedad leve semejante a la mononucleosis
  • Dolor muscular
  • Dolor de garganta

En el caso de tener estos síntomas y asociarlos a un posible contagio de toxoplasmosis, acuda al médico veterinario lo más pronto posible, ya que es una enfermedad de baja complejidad en el caso de tratarla a tiempo.

Foto de Ninz Embalsado en Pexels.