Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Dr. Juan Luis González »La Flaca me salvó la vida»

agosto 9, 2019 by Isabel Pinto en Actualidad Animal

El martes 30 de julio, el Dr. Juan Luis González paseaba junto a Flaca, su perrita, cuando de pronto un auto viró en ‘’U’’, los atropelló y se dio a la fuga. Si bien, el médico veterinario aún se está recuperando de las lesiones que le dejó el accidente, Flaca falleció.  Conoce la historia tras la icónica perrita de Iquique.

El doctor Juan Luis vivía en Santiago y se trasladó a Iquique hace unos diez años, comenzó un negocio muy distinto al mundo veterinario, trabajó en minería, como le iba muy bien en este rubro dejó de atender pacientes. Sin embargo el año 2013, el negocio comenzó a decaer y el 2014 quebró. »Estaba medio desesperado y comencé a ir a correr a una playa que estaba cerca del lugar dónde vivía en ese tiempo. Ahí hay un sector donde abandonan hartos perros, ahí conocí a la Flaca, iba todos los días y le llevaba cosas para comer», recuerda.

La Flaca era temerosa, arisca y le gustaba mucho la playa, »era muy rústica, escarbaba en la basura, por lo que me costó llevármela a la casa, debe haber vivido más de un año de esa manera. La conocí en noviembre y en marzo la adopté».

¿Por qué fue ella y no otro de los perritos que había en ese lugar?

No tengo idea, ella era muy especial, se me acercaba mucho, tenía una mirada especial.

El doctor recuerda que en esa época vivía en un departamento muy pequeño por lo que no la dejaba sola durante el día. »Le dije vas a tener que aperrar y salir a trabajar; desde ese momento me acompañó. Todos los días estuvimos juntos».

La perrita tenía algunos problemas en su piel, por lo que el doctor le brindó todo tipo de cuidados. »A la Flaca le habían pegado, tenía unos problemas en la carita, un ojo medio salido, quizás le había pegado un perro más grande; esas cosas tuve que ir resolviéndolas y ahí volví a la medicina veterinaria. Pusimos un negocio chiquitito y empezó a andar bien, pasaron varios años, fuimos creciendo de a poquitito hasta llegar a lo que es hoy. La Clínica se llama ‘Dogtora Flaca’ porque ella estaba siempre ahí, le movía la cola a la gente, y se acercaba a los perros, conejos, a los gatos, a todos los animales».

¿Cómo era la Flaca?

Era súper tranquila, hacía caso, era muy obediente, era un perro con el que tú podías ir al mall, a un restaurante, a cualquier lado, se quedaba muy tranquila. Es que cuando recoges un perro grande, él entiende que le cambiaste la vida y te hacen caso (ríe). En la clínica veía mucha gente, eso la ayudó a ser sociable y cariñosa, a todos les movía la cola. Salíamos a pasear harto… Fueron cinco años que estuvimos juntos.

El accidente

El martes 30 de julio, alrededor de las 21:30 horas, iban caminando de regreso a su casa preparándose para la Festividad de San Lorenzo. »Nosotros somos devotos de este Santo, y cada 10 de agosto se hace una caminata desde Huara hasta San Lorenzo, son más de 30 kilómetros, vamos todos los años. Un par de meses antes empezamos a caminar de vuelta de la clínica, en la mañana y en la tarde, caminábamos como 6 o 7 kilómetros diarios. Por el lugar del accidente pasamos como 180 mil veces, lamentablemente pasó esta cuestión y nos cambió la vida a los dos».

Juan Luis González iba cruzando una calle, junto a Flaca, de pronto una camioneta dio una vuelta en »U», los atropelló y se dio a la fuga…

Mencionaste que Flaca te salvó la vida ¿Por qué?

Siempre que cruzábamos una avenida ella tenía que estar a mi lado, pero siempre se quedaba un poco más atrás y yo le tenía que tirar la correa, lo hacía sólo por molestarme. Esta vez, no se quedó atrás y cruzó corriendo, se adelantó. En ese momento dije por qué viene tan rápido y cuando me doy vuelta el auto nos pegó. Ella lo debe haber visto antes, lo escuchó y se puso frente a mí. El auto le pegó a ella primero, ella se fue bajo el auto y yo salí volando.

Nunca perdiste la conciencia

No, me traté de parar y me caí, ahí me di cuenta que tenía mal el pié, no lo podía apoyar. La Flaca estaba cerca de la vereda y me arrastré hacia ella. Nos quedamos juntos, un médico que pasaba por el lugar nos asistió y llamó al SAMU, a la Flaca la fue a buscar el doctor Cristian Salvatierra, y no nos vimos más…

Qué sentiste cuando te contaron que ella había fallecido

Ella falleció pasado las 7 AM del miércoles, los médicos estuvieron toda la noche trabajando con ella. Fue terrible, estaba destrozado, más que una hija era mi partner. Andaba con ella para todos lados, le hablaba, tenemos reuniones y ella estaba ahí. Era la dueña, por algo la Clínica se llama Dogtora Flaca. Ha pasado una semana, nos han venido a ver y mi hijo, de un año siete meses, la anda buscando.

Se extraña…

Sí, ha sido terrible, la hecho mucho de menos, hacíamos mucha vida juntos. Nos levantábamos en la mañana y nos íbamos a la playa, después al trabajo y cuando no habían pacientes nos escapábamos a la playa a dar una vuelta, eso lo hacíamos unas tres o cuatro veces al día, a ella le encantaba. Salíamos a correr, la echo mucho de menos, es un cambio súper grande.

Investigación

Hay una investigación en Fiscalía, se han revisado las cámaras y falta que la SIAT de Carabineros me tome una declaración, que aún no se ha podido hacer porque yo no me puedo mover y tienen que venir a mi casa.

¿Qué arriesga esta persona?

Nosotros estamos demandando por cuasi delito de homicidio, fue un atropello grande. Arriesga mínimo cinco años de cárcel y una multa.

La Flaca es irremplazable, pero piensas tener un nuevo compañero

Sí, quiero, ahora no puedo ni caminar, va a tener que ser más adelante. Voy a rescatar otro perro, un mestizo. La gente no tiene que comprar, hay que adoptar, hay muchos perritos en las calles, viejitos, adultos, la Flaca se adaptó, pasó el proceso de embarazo de mi hijo, siempre lo cuidó mucho.

Con qué recuerdo te quedas de Flaca

Ella me salvó la vida, eso me permite estar con mi familia, seguir salvando animales. Ella se sacrificó por mí, así que tengo que estar contento, sé que es súper triste, pero gracias a ella tengo otra oportunidad. Me gustaría dejar en claro que la tenencia responsable es súper importante, ella estaba con todos sus controles al día, y ella hizo todo por mí al final, ella me devolvió la mano.

 

Comentarios

Cindy Canessa

agosto 10, 2019

No sé cómo pero siento que tienes una paz y tranquilidad admirable, espero tener la misma templanza cuando mis compañeros de 4 patas no estén. Un abrazo y gracias por rescatar.

Yeliza

agosto 10, 2019

#JusticiaParaFlaca
#TenenciaResponsable
#Entrégate

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *