Gatos

Volver
Alt de la imagen

Enriquecimiento ambiental: ¡Grábate este concepto!

mayo 15, 2018 by Constanza Jiménez en Gatos

Puede marcar la diferencia entre un gato bien comportado y uno estresado… La doctora Pamela Saffie nos da las pautas básicas para convertir el espacio de nuestro gato, sobre todo si es indoor.

Existen distintos tipos de Enriquecimiento Ambiental (EA): social, ocupacional, físico, sensorial, nutricional y cognitivo. Cuando tenemos a nuestro gato con algún problema conductual el principal manejo a realizar es el EA, ya que muchas veces el gatillante del problema es la falta de EA en el hogar.

1) EA ocupacional: Se refiere a incorporar objetos para potenciar habilidades tanto físicas como psicológicas, principalmente juguetes. Los gatos poseen una conducta de caza, y ésta debe ser realizada. Un gato indoor que no puede desempeñar la conducta predatoria debe realizarla de alguna manera, y esto lo hacen con juguetes que simulan a la caza. Así les ayudamos a mantener el equilibrio tanto físico como mental. Un buen ejemplo son los juguetes de varilla, donde además interactuamos con nuestro gato mientras jugamos con él y reforzamos nuestra relación. Cuando jugamos con un puntero láser nuestro gato trata de cazar la luz, sin embargo, no es algo que en realidad pueda tocar y cazar y podemos llevarlo a una frustración. Para evitar esto, una vez que llevamos un cierto tiempo jugando con el puntero, debemos entregarle un juguete alternativo que sí pueda atrapar, como una pelota. Esto es válido para cualquier juguete que no pueda atrapar y cazar.

2) EA físico. Son cambios permanentes o temporales del lugar donde habita. Debemos entregarle los campos de territorio (actividad, aislamiento y agresión). Para esto debemos pensar en nuestros espacios de manera tridimensional y utilizar las paredes, techos, etcétera. Un gato cuando tiene estrés o miedo se esconde o arranca, entonces debemos entregarle un espacio donde pueda hacerlo. Necesitan de lugares elevados, ya que les gusta descansar en alto, alejados, pero donde a la vez sean capaces de controlar y ver lo que está sucediendo a su alrededor. Por tanto, es bueno utilizar estantes y así tener espacios verticales en las que el gato puede trepar. Además un elemento donde pueda marcar territorio (como un árbol) es importantísimo, ya que le damos la oportunidad de desarrollar un espacio activo y áreas de descanso y retiro. Les gustan los ambientes “calientitos”  (como la tele, computador, etcétera), por lo que entregarle calefacción resulta gratificante para ellos. Debemos proporcionarles el área de eliminación alejada de su área de alimentación, donde tenemos que tener al menos una caja sanitaria más que el número de gatos (si tenemos 2 gatos son 3 cajas). La ubicación de la caja es muy importante; debe ser un lugar tranquilo y de fácil acceso, donde no se sienta amenazado ni vulnerable, de lo contrario podríamos desarrollar problemas de eliminación. También debe ser de un tamaño y con un sustrato adecuado.

3) EA sensorial. Se refiere a elementos que desarrollen las capacidades visuales, auditivas, olfativas, táctiles y gustativas. Aquí tenemos a las feromonas (feliway®), hierba gatera, utilización de música, juguetes tipo spa (de relajación y masajeo), entre otros. La presencia de ventanas para que el gato pueda mirar hacia afuera y no aburrirse es importante; sin embargo, si ve pájaros, por ejemplo, podría desencadenar la conducta predatoria mencionada anteriormente y, por lo tanto, para evitar la frustración debiésemos entregarle un juguete para que pueda “cazarlo”.

4) EA nutricional. Hace mención a la utilización de la comida, tanto en cómo se la presentamos como al tipo de alimentación. Por ejemplo, Calm, de Royal Canin®, ayuda a disminuir el estrés, y hay otras narcas y líneas específicas de alimentación para ciertos gatos, algunos más exigentes que otros. Los juguetes donde se pone alimento para que el gato tenga que jugar o pensar en cómo obtener el alimento también es un ejemplo.

5) EA cognitivo. Incrementa el reto intelectual y la actividad física; esto lo logramos con diferentes juguetes cognitivos, donde el gato debe pensar la forma de desarrollo del juego, como son los puzzles, circuitos con pelotas, algunos dispensadores de alimentos, juguetes que al presionar algo interactúa de alguna manera con él, etcétera.

Si aplicamos el EA en nuestros hogares mejoraremos el bienestar animal de los gatos y los mantendremos bien tanto física como mentalmente, y esto es lo que todos debiésemos buscar: ¡el bienestar animal!

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *