Mestizos Magazine

Volver
Alt de la imagen

La biblia del comportamiento felino

agosto 8, 2018 by Isabel Pinto en Mestizos Magazine

Cada día suman más fanáticos que se preocupan de entregarles una mejor calidad de vida. Si eres uno de ellos las recomendaciones de María José Ubilla, médico veterinario, especialista en etología clínica y bienestar animal, son para ti. ¿Cómo enriquecer su ambiente? ¿qué signos nos permiten detectar que presentan un trastorno conductual? Todo sobre el comportamiento felino.

Por Isabel Pinto G.

Los gatos ya no son los de antes. Hay algunos que son más caseros a otros les gusta salir a la calle, existen aquellos altamente juguetones, mientras otros disfrutan descansando y durmiendo. Algunos son sumamente sociables, otros no y pueden manifestar miedo a las personas nuevas. ‘’El gato es un animal muy juguetón, la mayoría muestra un comportamiento bastante exacerbado en el juego; se trata de un animal social. Comenzó teniendo un comportamiento solitario, porque sus ancestros lo eran, pero producto de la domesticación se fue modificando esta conducta y ahora es un animal completamente social y, por ende, puede convivir con los seres humanos, con otros gatos, e incluso, con otras especies’’, explica María José Ubilla, médico veterinario, Magíster en Etología clínica veterinaria y Bienestar animal.

Los felinos son territoriales, ellos distribuyen su espacio en base a distintos espacios, tienen un área para descansar, otra que utilizan como baño y también tienen zonas para jugar.

Cuando es un felino sano

‘’En la personalidad de los animales influyen una serie de factores: genéticos, ambientales, hormonales, el estado fisiológico, la edad y su educación. Entonces, podemos tener un animal súper sociable cuando tiene una edad de gatito o juvenil y que luego en la vejez podría manifestar un comportamiento menos sociable y eso deberse en un tema fisiológico o de edad’’, dice la especialista.

Un gato sano física y mentalmente es un animal que muestra comportamiento de descanso y de limpieza adecuado, así también de juego, al que le llaman la atención distintos estímulos a los que puede estar expuestos, sobre todo las cosas que se mueven. ‘’Si no tienen un juguete buscarán jugar con cualquier basurita o papel que encuentran, ellos mismos lo van empujando y se entretienen. Ese tipo de cosas les llaman mucho la atención, son animales muy limpios, tienen un comportamiento de acicalamiento muy rico; invierten tiempo del día en su limpieza, también descansan, van alternando, actividad que es principalmente de juego o de socialización con los pares o con humanos, con horas de descanso, de acicalamiento. Son animales que comen en pequeñas porciones, por eso se da alimento al menos tres veces al día, a diferencia de un perro, por ejemplo, que come una porción mayor dos veces al día. Esas son características conductuales normales de un gato’’, menciona la etóloga.

Los felinos son animales muy inteligentes y tienen necesidades cognitivas importantes. ‘’Hay muchos gatos que viven en departamento o en casa con un estilo de vida indoor, sin posibilidad de salir. En ese caso es vital enriquecer el ambiente para estimular su capacidad cognitiva, porque si no tienen actividades que realizar, ya sea jugar, consumir alimentos, limpiarse socializar o desafíos cognitivos, ellos se frustran y pueden comenzar a manifestar trastornos conductuales, ya que los animales que tienen este estilo’’, explica la directora y fundadora de Edupet.

Cuando algo anda mal

Si tu gato comienza a aumentar la frecuencia de marcaje con orina o con las garritas, tiene alteración en la conducta de sueño, aumentan sus vocalizaciones, disminuye el contacto social con otros gatos o con los seres humanos, estamos frente a un problema. También puede presentar un excesivo comportamiento de limpieza o disminución abrupta de éste; aumentar o disminuir el consumo de alimentos, todos estos son signos que si se presentan repetidamente son indicativos de que el animal está presentando algún tipo de tema. Si percibes algunas de estas conductas en tu felino es recomendable que contactes a un etólogo clínico.

Trastornos

Los trastornos conductuales más frecuentes en el gato son: todos los que tienen que ver con eliminación inadecuada -donde los gatos orinan o defecan en lugares inapropiados-, y los de tipo agresivo. Ambos con sintomatologías típicas del trastorno conductual propiamente tal. ‘’Ellos son súper limpios, desde muy pequeñitos aprenden de forma inmediata prácticamente a usar un lugar como baño para eliminar orina y heces. Entonces cuando padecen un trastorno conductual, generalmente ese comportamiento se altera, así también las horas de sueño, muestran un estado hipervigilante; también es característico que manifiesten expresiones faciales y posturales asociados al trastorno conductual que están manifestando. Por otro lado, es bastante común que comiencen con manifestaciones de agresividad, ya sean dirigidas a otros gatos o a seres humanos. Y, por último, las conductas asociadas al miedo se evidencian, donde los gatos están constantemente escondidos y buscan una zona de aislamiento’’.

Hay varios factores que influyen en el cambio de comportamiento de los felinos: los cambios de casa, la llegada de un nuevo integrante a la familia, ya sea humano o animal, modificación en las rutinas, eso también afecta mucho a los gatos.

‘’La falta de enriquecimiento ambiental es un tema relevante a la hora de manifestación de problemas de comportamiento; uno visita casas muy poco estimuladas. Entonces, es probable que el animal padezca un trastorno conductual cuando no tiene recursos con los cuales satisfacer necesidades. En temas de enriquecimiento, uno de los más importantes para los gatos es el enriquecimiento físico, si faltan estructuras donde ellos puedan trepar, arañar, estructuras donde ellos se puedan aislar socialmente incluso, eso lo puede perjudicar conductualmente’’, agrega.

¿Terapia?

La modificación de conducta se hace igual para cualquier especie, lo que hay que hacer cuando se llega a un claro diagnóstico es establecer un programa terapéutico de rehabilitación que sea coherente, claro y constante. ‘’El plan terapéutico es distinto para cada individuo, porque cada paciente vive en un contexto distinto, con una familia distinta, en un ambiente distinto, entonces tiene que ser específico para cada animal. Existen etólogos que entregan un protocolo ‘tipo’ lo que no es recomendable bajo ningún punto de vista, porque cada plan terapéutico debe ser individual incluyendo la modificación del animal, del ambiente y de la relación del animal con propietario o con el responsable pero en el contexto de ese paciente en particular’’, dice la etóloga.

María José Ubilla, también Fundadora y directora de Edupet, explica que para la modificación del animal se pueden utilizar distintas técnicas:

• Entrenamiento: modificación conductual en base a técnicas de aprendizaje animal con refuerzos positivos;
• Enriquecimiento del ambiente o modificación del ambiente: se utiliza enriquecimiento físico, ocupacional, sensorial, nutricional, social y cognitivo. Donde el ocupacional busca entregar al animal diversas ocupaciones durante el día. El sensorial, estimular sensorialmente al paciente, donde el uso de feromonas sintéticas son una gran herramienta para la rehabilitación conductual. El nutricional, tiene que ver con variar la forma de entrega del alimento al animal. El social con posibilitar las relaciones sociales positivas de los gatos y el cognitivo con la estimulación de las habilidades cognitivas del gato, esconderle cosas, entregarle juguetes que tengan que resolver algún desafío.
• Mejoramiento del vínculo humano–animal: Se le enseña a los responsables cómo comunicarse correctamente con su animal, por ejemplo, reconocer estados emocionales y de acuerdo a ese estado saber si se puede o no socializar en ese momento o si el animal está dispuesto a jugar o no en ese momento, etc.
‘’Se va trabajando todo lo que tiene que ver con caricias, con contacto verbal o físico, con todo el reconociento postural y de expresión facial del animal. Se va manejando cuando hay niños en la casa, las interacciones controladas positivamente. A veces a los niños les llama tanto la atención un ser que se mueve, que es calientito, que es distinto a nosotros, que abusan del contacto. Se establecen protocolos de socialización con el animal, si pasamos 10 o 12 horas fuera de la casa al menos tienes que darle un tiempo de atención directa a tu gato cuando llegues o antes de irte al trabajo; se trata de un programa bien integral, por eso es tan necesario que lo realice un etólogo clínico’’, explica.
En casos serios o muy crónicos, se puede recurrir a una terapia farmacológica de tipo ansiolítica o antidepresiva, dependiendo del caso.

Y ahora, ¿qué tal evaluas tú la relación con tu gato?

CONSEJOS PARA TENER UN GATO SANO Y FELIZ

La especialista explica que el bienestar animal abarca tres dimensiones, que deben ir de la mano: la dimensión física, mental y natural.

Bienestar físico: controles veterinarios periódicos, desparasitaciones, vacunas al día. Un animal sano debe ir al menos una vez al año al veterinario, para que le hagan un examen clínico general y evaluar su estado de salud. También le debemos entregar una correcta alimentación, que sea adecuada para su estado de desarrollo y sus necesidades específicas físicas.

Bienestar mental y natural: Enriquecer el ambiente, ojalá con los seis tipos de enriquecimiento: nutricional, físico, ocupacional, cognitivo, sensorial y social. En un plan adecuado para el animal, no se trata de sobreestimular y llenarlo de objetos y estímulos, porque el animal también se puede estresar por sobreestimulación, sino que tiene que ser una plan bien equilibrado, de acuerdo a las necesidades de ese gato y a las características de su casa y ambiente.

“En la parte conductual, todos los gatos, dependiendo del estilo de vida, necesitan socialización diaria e individual con sus responsables, tiempo, dedicación exclusiva, aunque sean algunos minutos en el día. Necesitan jugar; en el juego ellos realizan una secuencia de caza, necesitan tener objetos ‘cazables’, inanimados, también contacto físico, caricias y tener un lugar cómodo donde descansar. Entender que ocupan el espacio de forma  tridimensional es fundamental, con objetos tipo repisas salientes’’, finaliza.

Blog La consulta del gato

María José Ubilla cuenta con un blog junto con la Dra. María Paz Iturriaga, ambas docentes universitarias. ‘’Siempre he sido académica de etología y bienestar, y María Paz de Medicina felina, entonces nos interesa realizar investigaciones en nuestras respectivas áreas y transmitir los resultados, de manera de aportar con base académica y científica al bienestar integral de los gatos. Así, el Blog es un espacio donde podemos llevar en un lenguaje más sencillo los conocimientos que vamos generando junto a otros colegas, estamos siempre actualizándonos en lo que está ocurriendo en el comportamiento y en la medicina felina. La idea es aportar en un conocimiento correcto y respetuoso de los animales, mejorar las condiciones de tenencia responsable de los animales’’.

EDUPET

“Edupet se inicia con el tema de la prevención, diagnóstico y tratamiento de trastornos conductuales en perros y gatos. Luego fuimos complementando con entrenamiento de perros y gatos, con clases para cachorros, todavía no hemos hecho clases de gatitos, pero las tenemos en mente, que son espacios donde se socializan distintos gatitos y se va guiando a los responsables en entender el lenguaje y la conducta de sus animales. Nuestro objetivo es entregar servicios que tienen que ver con el bienestar con animales y también en la convivencia armoniosa entre humanos y animales, damos charlas, hacemos talleres, no solamente para veterinarios. Ofrecemos charlas y cursos para familias, municipalidades, colegios, en todo lo que es educación en tenencia responsable, bienestar animal. Y nos motiva muchísimo trabajar en actividades y terapias asistidas con animales’’, dice la directora y fundadora de Edupet.

PRIMEROS MESES Y EL DESARROLLO DEL COMPORTAMIENTO DE LOS FELINOS

 

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *