Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Profesor a domicilio

Uno de los motivos más comunes para reubicar a un perro es que su comportamiento hizo insostenible la relación con su dueño. Vicente Celedón, Fundador de Dog Teacher, se refiere sobre los principales trastornos de comportamiento, cómo solucionarlos, la importancia de la socialización y de la estimulación temprana en los cachorros.

Vicente Celedón es médico veterinario, etólogo y adiestrador profesional; recuerda que en su casa siempre hubo todo tipo de animales, y desde muy chico tuvo feeling con ellos. La responsable fue su mamá, quien tenía la firme creencia de que sus hijos tenían que ser criados con animales; primero porque tenerlos los hacía muy felices, y segundo, porque el aprender a cuidar otro ser vivo, el ser responsable y el vínculo que se genera te ayuda y te entrega herramientas a futuro.

Para el fundador de Dog Teacher era una necesidad tener animales. Esta pasión lo llevó a especializarse en comportamiento y bienestar animal, lo que le ha permitido trabajar en el entrenamiento de elefantes, chimpancés, hipopótamos, osos polares, jaguares, lobos marinos, manatíes, pumas, jaguares y nutrias, siempre con el fin de mejorar su calidad de vida, enriquecer su entorno y que puedan ser manipulados para que tengan acceso a controles con médicos veterinarios.

¿Qué temas trabaja la etología?

La etología tiene que ver con el estudio del comportamiento de los animales, más de los silvestres o en su ambiente natural, en cambio la etología clínica tiene que ver con los animales domésticos, perros, gatos, caballos, chanchos. La etología clínica trata de identificar los problemas, enfermedades o trastornos de comportamiento que tienen los animales domésticos, cómo se diagnostican y cómo se tratan para mejor la vida de ellos y sus dueños.

¿Por qué decidiste formar Dog Teacher?

Partió como una alternativa laboral que fuera acorde a mis intereses, relacionada con los perros, que siempre me han gustado, del vivir al aire libre y ser independiente. Mientras hacía el diplomado comencé a trabajar entrenando perros, y muy rápido empecé a tener más de los que podía entrenar.

¿Cuál es tu filosofía de adiestramiento?

El refuerzo positivo lo hacen muchos entrenadores, lo que creo que hace la diferencia es la comprensión de las necesidades del animal, qué es lo que realmente necesita sobre las cosas que nosotros queremos. El poder comunicarte con los animales, entenderlos, ver lo que les está pasando y saber cuáles son sus necesidades, esa es la diferencia.

¿Cuáles son los principales trastornos de comportamiento que tienen los perros?

Nos toca ver trastornos del vínculo, perros con un hiperapego ansioso o ansiedades por separación, que es un nivel más avanzado en el cual el perro es tan dependiente del dueño, como a veces el dueño del perro. También hay problemas de ansiedad, perros que son hiperexcitados porque todo es entretenido y son hiperventilados con el dueño; así también muchos problemas de socialización, perros agresivos o con una mala gestión del estrés. Lamentablemente, el periodo de socialización y de estimulación temprana en los cachorros coincide con el de menor inmunidad, entonces el veterinario que es de clínica te dice que no lo puedes sacar hasta los cuatro meses, y eso juega muy en contra de tener animales equilibrados.

¿Qué otros factores son importantes para la socialización?

Un perro tiene que aprender a socializar con otros perros, con otras personas y niños. Un niño para un perro es completamente diferente al adulto, es una especie distinta, habla diferente, se mueve y huele distinto, es otro animal. Lo mismo pasa con los ancianos, la gente mayor que tiene un bastón o una silla de ruedas, para el perro es un animal muy extraño. Tu perro debiera conocer al menos entre 50-100 personas y 50-100 perros en los primeros cuatro meses.

¿Sacarlos a la calle es una opción?

Es una obligación; solo debes tener cuidado de empezar a partir de la segunda vacuna. Antes lo puedes llevar a casas de amigos con perros o traer perros a tu casa. Una vez que tenga la segunda vacuna, patitas a la calle y a caminar, con algunas precauciones, como que no esté en contacto directo con perros sin dueño y que no se acerque a las fecas, ya que el virus del distemper o parvovirus vive ahí. Es súper importante sacarlos a la calle cuando son cachorros para la estimulación temprana, hacer que el cachorro sienta distintos olores, texturas, ruidos, cosas en movimiento; todos esos estímulos le generan pequeños grados de estrés, pero aprenden a gestionarlo tempranamente y de mejor manera que un perro que sale recién a los seis meses a la calle.

¿Cualquier perro se puede entrenar?

Sí, todo perro, independiente de la raza o edad se puede entrenar; hay algunos más testarudos, otros son más cabeza dura, pero no hay perros tontos, por así decirlo. Nosotros nunca nos hemos encontrado con un perro que no quiera aprender; lo que hace la diferencia entre un perro rápido e inteligente es el motivador.

Facebook: Dog Teacher
Instagram: @DogTeacherChile
Web: www.dogteacher.cl