ciudadanos monitoreo
Actualidad Animal

Visitantes de playas ayudarán a científicos en el monitoreo de la línea de costa en Chile

Con el uso de sus celulares generarán datos científicos que serán analizados en un sistema que servirá para medir el crecimiento y la erosión de las playas. Las primeras dos de un total de 10 estaciones en distintos puntos de la Región de Valparaíso ya están instaladas en Algarrobo y Punta de Tralca.

A partir de ahora los visitantes de las playas del litoral central se unirán a una red internacional de monitoreo local de la costa, que permitirá conocer los cambios en el crecimiento y la erosión de las playas en Chile. A través del uso de sus celulares, personas de todas las edades podrán transformarse en improvisados científicos y ayudar a monitorear con precisión los cambios en la línea de la costa.

“Las zonas costeras son un importante recurso ambiental, social y económico, vulnerables a la intervención humana, los desastres naturales y los efectos del cambio climático”, dice Waldo Pérez, director del Centro de Observación de la Tierra Hémera de la Universidad Mayor y del sistema de monitoreo integral de la dinámica del litoral, Moncosta (Coastal Monitoring).

“Las características de las playas cambian constantemente debido a fenómenos como las marejadas, el oleaje y las intervenciones antrópicas. Conocer los cambios en las playas es de vital importancia para una mejor conservación del litoral y definición de políticas de adaptación al cambio climático”, explica el académico.

El equipo de la U. Mayor ha generado una inédita base de datos de posiciones de línea de costa, extraídas a partir de imágenes satelitales que han mostrado los cambios producidos en la línea de costa de algunos sectores de las playas de la Región de Valparaíso.

A partir del análisis de los datos, los científicos encontraron que “las fluctuaciones del ancho de la playa de hasta 50 metros (en algunas de ellas) y tasas de erosión que se comparan con las determinadas con otras técnicas a nivel nacional (-0,2 a -4 m), dejan claro que la mayoría de las playas de la Región presentan erosión generalizada”, indica Idania Briceño, investigadora del Centro Hémera y co-directora de Moncosta.

CoastSnap

Para complementar los análisis, el sistema de monitoreo incorporará los datos científicos sobre la dinámica y evolución de la costa chilena que aportará la ciudadanía a través de la plataforma colaborativa CoastSnap, una iniciativa internacional de vigilancia de las playas que combina ciencia y tecnología de la información, comunicación, conservación del entorno natural y ciencia ciudadana.

La red de monitoreo global CoastSnap fue financiada por el Gobierno Australiano y desarrollado por el Laboratorio del Agua de la University of New South Wales (Sydney).  Comprende más de 200 estaciones, presentes en 21 países y 6 continentes, con 72 estaciones en Europa, 69 en Oceanía, 33 en Norteamérica, 19 Sudamérica (incluidas Algarrobo y Punta de Tralca), 5 en Asía y 4 en África.

Idania Briceño, explica que los visitantes de las playas “contribuirán a la base de datos comunitaria de los cambios en la playa, tomando fotografías con sus celulares desde la misma posición y ángulo de visión”.

Las imágenes, “complementarán los datos locales de las playas para el análisis de eventos extremos como tsunamis y tormentas o derivados de la intervención humana como es el caso de construcciones sobre la playa y humedales costeros”.

Luego de tomar las fotografías, las personas deberán compartirlas usando la aplicación gratuita Coastsnap y en redes sociales usando el #coastsnapalgarrobo y #coastsnappuntadetralca, quedando automáticamente en la base de datos de las municipalidades y Gobierno Regional de Valparaíso.

Posteriormente, “con algoritmos de procesamiento de imágenes, las fotografías son rectificadas y se aplican técnicas de detección de bordes para cartografiar la posición de la costa”, explica Briceño, quien dirige además el Magíster en Teledetección de la U. Mayor.

La geógrafa destaca que la plataforma CoasSnap a nivel mundial ha demostrado cómo el manejo y gestión costera “se ha visto impulsado por el rápido crecimiento de la ciencia ciudadana, que empodera a las comunidades locales situándolas en el centro de la recogida, el tratamiento y, en algunos casos, el análisis de los datos”.

“Las iniciativas de ciencia ciudadana se encuentran en auge y se ha observado que implicar a la población en tareas que favorecen el estudio y conservación de los recursos locales, sean naturales o antrópicos aumenta la probabilidad de éxito de este tipo de iniciativas como CoastSnap”, indica Waldo Pérez.

Las primeras estaciones costeras de monitoreo fueron inauguradas en Algarrobo el jueves 4 y en Punta de Tralca el lunes 8 de agosto, a las que se sumarán otras en Santo Domingo, Valparaíso, Papudo, Cartagena, Viña del Mar y Puchuncaví.

El proyecto Moncosta es único en Chile y cuenta con el financiamiento del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF IDeA I+D) de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.